El presidente de Nicaragua, Daniel Ortega, y su esposa, la vicepresidente Rosario Murillo (REUTERS/Oswaldo Rivas)
El presidente de Nicaragua, Daniel Ortega, y su esposa, la vicepresidente Rosario Murillo (REUTERS/Oswaldo Rivas)

"El régimen Ortega Murillo, transformado en una dictadura que ha instaurado un Estado de sitio en todos los rincones de Nicaragua, arremete con furia porque sabe que está cercado y tratará de morir con las botas puestas, a costa de mas derramamiento de sangre, más opresión y más persecución, con el objetivo de mantenerse en el poder".

El cuadro de situación que acaba de presentar un grupo de ex militares en Nicaragua es verdaderamente dramático. La Asociación Integral de Retirados de las Fuerzas Armadas Nacionales e Internacionales (Aifarnin) sostuvo en un comunicado difundido en las últimas horas que es tiempo de darle un "ultimátum" al régimen liderado por Daniel Ortega y Rosario Murillo, su esposa y vicepresidenta.

Esta organización está conformada por miembros de lo que fueron los Contras en la década de 1980, que lucharon contra la revolución sandinista en Nicaragua. Pero incluye también a ex guerrilleros que integraron el FSLN de Ortega, y se alejaron disgustados con los manejos del líder. "Somos mas de 40.000 hombres y mujeres que resisten pacíficamente las embestidas del régimen", afirman.

Protesta en Nicaragua
Protesta en Nicaragua

La Aifarnin llamó a "desconocer la autoridad del gobierno dictatorial de Daniel Ortega, Rosario Murillo y de todas las autoridades de los diferentes niveles, ante la violación de la Constitución". Desde su punto de vista, la resistencia al régimen está llegando a un punto de no retorno.

"Instamos a la Unidad Cívica Azul y Blanco a que retome su papel de liderazgo, poniendo un ultimátum a la dictadura Ortega Murillo, encaminado a la confirmación de una Junta de Gobierno que permita dar paso a su reconocimiento nacional e internacional, ante la ilegitimidad del régimen".

Represión policial, una imagen cotidiana
Represión policial, una imagen cotidiana

De todos modos, los militares retirados dejaron en claro que la resistencia civil está llegando a su límite, lo cual le abriría la puerta a un enfrentamiento armado. "Se agota nuestra posición de apoyo a la lucha cívica, no estando dispuestos a seguir poniendo la otra mejilla, lo cual nos ha costado cárcel y muerte de nuestro gremio, así como a otros sectores de la sociedad nicaragüense", sostuvieron.

"Si la oposición cívica no encuentra un punto de equilibrio para llevar a cabo un diálogo nacional o el desconocimiento del régimen ante la conformación de un gobierno provisional, nos veremos obligados a ejecutar los planes de una ofensiva militar contra la dictadura", advirtieron.  "Responderemos con fuego al mismo fuego de la dictadura".

Un manifestante levanta un mortero casero mientras sostiene el féretro de una víctima de la represión (INTI OCON / AFP)
Un manifestante levanta un mortero casero mientras sostiene el féretro de una víctima de la represión (INTI OCON / AFP)

A continuación se reproduce el comunicado completo:

LA ASOCIACION INTEGRAL DE LOS RETIRADOS DE LAS FUERZAS ARMADAS NACIONAL E INTERNACIONAL NICARAGÜENSE (AIFARNIN).

Hace saber al Pueblo de Nicaragua, a la Comunidad Internacional y a nuestros hermanos en Retiro de las Fuerzas Armadas, lo siguiente:

Enero 1ro. 2019

Hermanos Retirados de las Fuerzas Armadas Nicaragüenses, hemos llegado al 2019 con el espíritu combativo que nos ha caracterizo en las décadas pasadas y particularmente en el 2018.

El régimen Ortega Murillo, transformado en una dictadura que ha instaurado un Estado de Sitio en todos los rincones de Nicaragua, arremete con furia porque saben que están cercados y tratarán de morir con las botas puestas, a costa de mas derramamiento de sangre, más opresión, más persecución, con el objetivo de mantenerse en el PODER.

Hemos conocido de sus planes reorganizativos para presentar una Pelea que la tienen perdida; no obstante los signos de peligrosidad tanto subjetivos cómo objetivos tendrán dimensiones catastróficas si les permitimos su avance.

(@SOSnicaragua11)
(@SOSnicaragua11)

Ante la brutal represión de odio y crimen hacia todos los sectores de la Sociedad Nicaragüense que se les opone tanto desde el 2018 como hacia el presente, debemos de ponerle un alto.

Por tales razones declaramos:

1- Desconocer la Autoridad del Gobierno dictatorial de Daniel Ortega, Rosario Murillo y todas las autoridades de los diferentes niveles, ante la violación de nuestra sagrada Constitución.

2- Instamos a la UNIDAD Cívica Azul y Blanco a que retome su Papel de liderazgo poniendo un ultimátum a la Dictadura Ortega Murillo encaminada a la confirmación de una Junta de Gobierno que permita dar paso a su reconocimiento Nacional Internacional ante la ilegitimidad del Régimen.

3- Instamos a la Empresa Privada a tomar acciones que permitan apoyo directo y decidido a la Unidad Cívica AZUL y Blanco ante su determinación de la creación de un Gobierno paralelo y de transición.

4- Nuestra Organización denuncia los planes guerrerista de la Dictadura Ortega Murillo de llevarnos a una guerra civil cuando agote sus reservas estratégicas materiales y económicas para justificar sus crimenes y asirse del poder impunemente.

5- Nuestra Organización considera que ante la posición guerrerista del Régimen Ortega Murillo, se agota nuestra posición de Apoyo a la Lucha cívica, no estando dispuestos a seguir poniendo la otra mejilla, lo cual nos ha costado cárcel y muerte de nuestro Gremio así como a otros sectores de la Sociedad Nicaragüense.

El presidente de Nicaragua, Daniel Ortega, y la vicepresidente Rosario Murillo
El presidente de Nicaragua, Daniel Ortega, y la vicepresidente Rosario Murillo

6- Nuestra Organización considera que no se permitirá mas atropellos y Crímenes contra nuestro Pueblo y en particular con nuestro sector ya que responderemos con fuego al mismo fuego de la Dictadura.

7- Nuestra Organización ha sido tolerante con los Traidores de nuestro gremio quienes han organizado y reorganizan a los Paramilitares asesinos, así como el papel de la Policía Orteguista y parte de los mandos del Ejército que coludidos han sembrado el terror, y pretenden llevarnos al exterminio, por tal razón dejamos abierta las opción de defendernos con las armas en las manos en contra de estos Traidores.

8- La responsabilidad que en Nicaragua se escuchen los tambores de guerra es del Gobierno Traidor Ortega Murillo, y su desenlace fatal hacia esta conflagración, podria ser un hecho ante nuestra posición de declararle la guerra.

9- Hermanos RETIRADOS de las Fuerzas Armadas Nuestra DIGNIDAD y espíritu de Lucha no es del 2018, sino que es resultados de la acumulación de años de preparación militar y experiencia combativa y que los traidores han subestimado.

10- Hermanos Retiraros de las Fuerzas Armadas somos mas de 40,000 hombres y mujeres que resisten pacíficamente las embestidas del Régimen, tenemos una Juventud asediada y martirizada, así como un Pueblo que pide Justicia que nos apoya para decir basta de crímenes y represión de los Ortega Murillo.

11- Hermanos Retirados de las Fuerzas Armadas, si la oposición cívica no encuentra un punto de equilibrio para llevar a cabo un Diálogo Nacional o el desconocimiento del Régimen ante la Conformación de un Gobierno Provisional, nos veremos obligadas a ejecutar los planes de una Ofensiva Militar contra la Dictadura cuya opción también en sus planes maquiavélicos contempla la misma.

12- Reiteramos nuestra posición de Paz a sabiendas del significado de involucrarnos en un conflicto armado que generará más derramamiento de sangre y sufrimiento de un Pueblo al que le han confiscado sus derechos. Por ello insistimos y pedimos más beligerancia y sin manejo alguno, de los Líderes de la sociedad civil para poner fin al Gobierno de Daniel Ortega y Rosario Murillo.

MÁS SOBRE ESTE TEMA: