La Sala Penal Nacional de Perú ordenó este martes el arresto domiciliario de los cabecillas de Sendero Luminoso Margot Liendo Gil y Osmán Morote, ex número dos de la guerrilla.

El tribunal advirtió que ambos deberán pagar una caución de 10.000 soles (USD 3.100) para poder salir de la prisión donde cumplían una condena por un atentado perpetrado en julio de 1992 que dejó 25 muertos.

Si realiza el pago de este monto, Morote cumplirá su arresto domiciliario en un vivienda en el distrito de Chaclacayo resguardada por agentes de la Policía Nacional.

La sentencia se dio en la sede de la Base Naval del Callao, donde ambos guerrilleros están presos desde hace 25 años. Pocos minutos antes, Morote y Liendo se habían declarado en huelga de hambre porque sostienen que les corresponde libertad absoluta luego de cumplir la pena de 25 años.

En 2013, Morote cumplió 25 años preso pero la Justicia amplió por 36 meses la pena y le abrió tres nuevas causas.

Ahora, bajo el régimen de arresto domiciliario, seguirá afrontando el juicio por el atentado de julio de 1992 en la calle Tarata, en el centro de Lima, por el cual es procesado junto al resto de la cúpula de Sendero Luminoso.

MÁS SOBRE ESTE TEMA: