Opositores bolivianos criticaron este sábado la decisión del Tribunal Constitucional (TC) de admitir el recurso presentado por el oficialismo en busca de validar una nueva candidatura del presidente Evo Morales en las elecciones de 2019.

En declaraciones a EFE, el ex presidente Jorge Quiroga (2001-2002) señaló que se trata de "un paso más en el golpe que está perpetrando Evo Morales" con la complicidad de los tres magistrados del TC que admitieron el recurso oficialista.

Recordó que la Constitución fue aprobada mediante voto popular en 2009 y que el 21 de febrero de 2016 ya hubo un referendo en el que se rechazó mayoritariamente una reforma constitucional propuesta por el oficialismo para que Morales pudiera volver a postularse en 2019.

"Intentar anular la Constitución, intentar desconocer la voluntad popular expresada dos veces es un golpe y en este caso, este golpe tiene cómplices, los prevaricadores delincuenciales del Tribunal Constitucional que han admitido este recurso", sostuvo.

Jorge Quiroga, ex presidente de Bolivia
Jorge Quiroga, ex presidente de Bolivia

El también ex mandatario Carlos Mesa (2003-2005) escribió en Twitter que la admisión del recurso del oficialista Movimiento al Socialismo (MAS) "es el primer paso en la ruta de mutilar la Constitución, algo inaceptable en una democracia".

En la misma red social, el líder de la centrista Unidad Nacional, el empresario opositor Samuel Doria Medina, sostuvo que "el NO a la reelección es cosa juzgada por decisión del pueblo" el 21 de febrero de 2016 y consideró que lo que hizo el TC "es parte del golpe del régimen a la Democracia".

La Comisión de Admisión del TC, conformada por los magistrados Zenón Bacarreza, Efren Choque y Ruddy Flores, admitió el viernes la "acción de inconstitucionalidad abstracta" presentada por el MAS.

Con ese recurso, el partido de Morales pidió al tribunal que declare que son inaplicables varios artículos de la Constitución y anule otros de la ley de Régimen Electoral que impiden la nueva candidatura del gobernante en 2019.

La Carta Magna boliviana promulgada por Morales en 2009 establece un límite de dos mandatos consecutivos, pero el actual mandatario consiguió ganar un tercer periodo (2015-2020) debido a un aval dado en su momento por el mismo TC con el argumento de que Bolivia fue refundada en 2009 con la nueva Constitución.

La consulta al Constitucional es una de las cuatro opciones que el MAS considera para validar la nueva candidatura de Morales, pese a que en el referendo de 2016 ya se rechazó esa posibilidad.

Morales ha defendido varias veces que puede volver a ser candidato alegando que en el referendo de febrero de 2016 perdió debido a una supuesta guerra sucia por las denuncias de corrupción contra su ex novia Gabriela Zapata, que está en prisión.

Si el actual mandatario, que inició su primer periodo en 2006, finalmente logra postularse y gana los comicios de 2019, gobernará el país hasta 2025.

Con información de EFE

LEA MÁS: