Es rubia, de voz suave y mirada soñadora. Su nombre es Marjan van Aubel y nació en Holanda hace 33 años. Una vida corta si consideramos la cantidad de reconocimientos y premios que ya ostenta. Van Aubel podría estar al final de su carrera y aún así sentirse orgullosa por tantos logros.

Pero ella tiene mucho por delante y grandes sueños que cumplir en un campo que aún no llega a su plenitud: el de la energía solar.

A través de su práctica, Marjan van Aubel se esfuerza por redefinir nuestra relación actual con la tecnología solar y acelerar su transición a la ubicuidad
A través de su práctica, Marjan van Aubel se esfuerza por redefinir nuestra relación actual con la tecnología solar y acelerar su transición a la ubicuidad

Marjan cree en el poder del sol; en su inmensidad como fuente de vida y de energía. Cree en eso tanto como cree en el diseño, en la belleza, en la creatividad, en las posibilidad de ver más allá de lo obvio. "Me gusta poder generar un cambio en la mentalidad en la gente por medio del uso de los objetos. Por eso, busco darles distintas funciones a las cosas, utilidades que se suman a aquellas para las que fueron creadas. Por ejemplo, una mesa puede usarse para apoyar cosas, pero que también puede absorber energía solar."

Lo suyo es la promoción de la eficiencia energética extrema por medio del diseño inteligente. Lo que ella hace es experimentar maneras de convertir los objetos cotidianos en pequeñas centrales de energía. "Si pudiéramos integrar la energía solar al vidrio, sería ideal." En The energy collection (La colección de energía) parte de integrar tecnología solar a un vaso de vidrio.

"Para mí es una manera de demostrar que todo objeto puede tener células fotovoltaicas, cada cosa de tu casa. Eso es una gran ventaja. Todo puede generar electricidad, incluso objetos pequeños, como un vaso, puede llegar a convertirse en una estación de energía (central solar fotovoltaica) capaz de convertir la luz en electricidad", explica a Infobae.

“Hay que pensar cómo queremos integrar la energía solar en nuestra vida cotidiana”, sostiene la inventora
“Hay que pensar cómo queremos integrar la energía solar en nuestra vida cotidiana”, sostiene la inventora

Y fueron precisamente estos trabajos innovadores en los campos de la sustentabilidad, el diseño y la tecnología, los que le merecieron su título de "diseñadora solar" y los que la llevaron a trabajar con científicos e ingenieros de ECN y de Dutch Energy Center, y con instituciones o compañías como Swarovski.

Sus inventos van desde la integración de células fotovoltaicas a la vida doméstica hasta el trabajo con materiales expandibles, u objetos que imitan el proceso de fotosíntesis en las plantas.

Todo y siempre, expresado con belleza en diseños muy orgánicos que hacen sentir que la tecnología es, en realidad, un plagio de esos procesos ya creados por la complejidad minimalista y perfecta de la naturaleza.

"Hoy, los paneles solares son objetos que ni siquiera vemos, porque en realidad intentamos esconderlos en los techos, y esto es porque – no voy a decir que son feos – pero sí es cierto que no se ven muy bien – . Yo busqué la manera de crear estas celdas solares, para que pasen a formar parte de nuestra vida, que busquen integrarse a nuestro mundo, ya que además son hermosas".

Foaming Wood (espuma de madera) es una investigación de virutas de madera combinadas con una bioresina
Foaming Wood (espuma de madera) es una investigación de virutas de madera combinadas con una bioresina

Parte de su compromiso es, en realidad, ser una gran integradora. Tomar los trabajos de la ciencia y de la tecnología y empujarlos más allá, para mezclarlos con el arte, el diseño y la estética. "Los técnicos y los científicos siempre te dicen que no es posible alejarse mucho del diseño original de las nuevas soluciones porque se pierde eficiencia, que es para ellos el objetivo final. Pero, con mi trabajo, intento mover un poquito esa línea y demostrar que sí es posible, que hay probar, una y otra vez hasta lograr, básicamente, que las cosas pasen."

"En solo una hora, el sol proporciona la energía suficiente para suministrar electricidad a todo el mundo durante un año entero. El mundo está despertando a la energía solar. Me interesa descubrir cómo la tecnología solar puede cosechar este potencial para convertir objetos cotidianos en las fuentes de alimentación independientes que viven y respiran energía", confiesa van Aubel.

Uno de sus desafíos fue poder crear productos con superficies que contengan celdas solares sensibilizadas por colorante, lo que les permite funcionan de manera eficiente bajo luz difusa, aún cuando no estén expuestas a la luz solar directa; como hacen las plantas en la naturaleza.

Marjan van Aubel fue elegida “La diseñadora del futuro” por Swarovski
Marjan van Aubel fue elegida “La diseñadora del futuro” por Swarovski

Así como la clorofila verde absorbe la energía de la luz, los colores en estas células recogen energía. Esto los hace mucho más eficientes para usar dentro del hogar en comparación con los paneles solares estándar, que solo funcionan a la luz solar directa y que no son aptos para uso en interiores. En los cristales de van Aulen, cada color corresponde a diferentes propiedades, ya que tiene una longitud de onda única que recoge diferentes corrientes. Por ejemplo, las uvas y las frutillas tienen sus propios voltajes y niveles de eficiencia según el espectro de color.

Trabajos y proyectos

"Mesas, sillas, ventanas, cosas que han permanecido casi sin cambios durante siglos, pronto se utilizarán para calentar nuestras casas, iluminar nuestros espacios de trabajo, y redefinir la forma en que interactuamos con el mundo que nos rodea."

La energía solar es una de sus grandes fuentes de inspiración
La energía solar es una de sus grandes fuentes de inspiración

Esta es la idea que llevó a esta inventora a desarrollar una línea de productos en el macro de la start up que fundó y que llamó "Canventou" en honor a Joseph Bienaimé Caventou, el químico y farmacéutico francés, quien – junto al naturalista Pierre-Joseph Pelletier – logró aislar los compuestos de las plantas responsables del proceso de fotosíntesis.

200 años más tarde, Marjan van Aubel, aplica los mismos principios a la creación de objetos funcionales que convierten la luz solar en energía eléctrica.

Sus diseños son prototipos que aún no han se comercializan. "No sé cuándo saldrán al mercado, eso está aún en mi lista de pendientes", le confiesa a Infobae.

Entre los productos insignia se encuentran la Current Table, una mesa con células fotovoltaicas y las ventanas Current Window, ventanales que pueden ser escalables a grandes superficies vidriadas, como edificios, y proporcionar energía limpia a gran escala.

Su trabajo forma parte de la colección permanente de importantes museos como el MoMA en Nueva York
Su trabajo forma parte de la colección permanente de importantes museos como el MoMA en Nueva York

Otro trabajo en el que estuvo involucrada es el de Foam China

(espuma de porcelana). Se trata de un experimento que comenzó durante su época de estudiante universitaria, de producción de espuma de porcelana. Después de sus exámenes, Marjan se asoció con un laboratorio para desarrollar aún más este material altamente prometedor y lo patentó.

El material tiene la capacidad de producir objetos con cualidades similares a la porcelana, pero en gran volumen y extremadamente ligero. Esta nueva porcelana tiene propiedades inusuales, por ejemplo, es semi-translúcida, flotante y resistente al agua. Al igual que el pan, la masa de cerámica literalmente se eleva en el horno y se expande a aproximadamente al 300% de su volumen original.

Su estructura de celda cerrada lo hace fuerte y altamente aislante; al tiempo que puede ser moldeada en moldes de alta precisión.

Foam China es aún un proyecto en curso que se está desarrollando para aplicaciones arquitectónicas en la renombrada firma holandesa de cerámica Royal Tichelaar y que tiene un amplio rango de potencial, desde materiales arquitectónicos como ladrillos y azulejos hasta aislamientos o vajillas.

La diseñadora holandesa recibió múltiples premios por sus innovaciones en sustentabilidad, diseño y tecnología
La diseñadora holandesa recibió múltiples premios por sus innovaciones en sustentabilidad, diseño y tecnología

Van Aubel también formó parte de la creación de Cyanometer, en colaboración con Swarovski y Design Miami. La creación la hizo ganadora del reconocimiento como "Diseñador del futuro" en 2017. Las células solares detrás de los cristales de Swarovski fueron desarrolladas por ECN, el Dutch Energy Center. Así, creó un conjunto de tres objetos que almacenan la luz ambiental a medida que se transportan durante el día y también incluyen LED que imita los cambios de colores del cielo. Solo cuando se hace de noche es que se enciende completamente.

Actualmente, Marjan no sólo enseña en Design Academy y en el Royal College of Art de La Haya, sino que también está abocada a un nuevo proyecto: un invernadero que se autoalimenta. El proyecto se denomina
Power Plant (Planta de energía) y es uno de los ganadores del Climate Action Challenge. La idea detrás de Power Plant es cosechar tanto electricidad como alimentos dentro de un sistema que se autoabastece con energía del sol.

Exposiciones y Premios

Luego de graduarse en el Royal College of Art en 2012 y del Rietveld Academy DesignLAB (BA) en 2009, la diseñadora expuso sus trabajos en importantes en instituciones de talla mundial como:

– V & A (Londres), Design Museum (Londres)
– Museo Boijmans van Beuningen (Rotterdam)
– Museo Stedelijk (Amsterdam)
– MoMA, colección permanente (Nueva York)
– Museo Vitra Design
– Museo Boijmans van Beuningen
– Museo de Arte (Montreal)
– Galería Nacional de Victoria (Australia)

A lo largo de su carrera, recibió además prestigiosos premios como:

– Primer Premio Dutch Material Award (2012)
– Medalla Emerging Talent del Festival de Diseño de Londres (2015)
– WIRED's Innovation Award (2016)
– Wallpaper Design Award (2016)
– Elegida Pionera Radical de los Países Bajos por Neelie Kroes (2016)
– Swarovski la nombró "Diseñador del futuro" (2017)

SEGUÍ LEYENDO: