Snoop Dogg: (Foto: Michael Hurcomb/Shutterstock -10239717af-)
Snoop Dogg: (Foto: Michael Hurcomb/Shutterstock -10239717af-)

Tantas horas pasaba el pequeño Calvin Cordozar Broadus Jr. al frente del televisor mirando la serie animada Charlie Brown que su madre empezó a llamarlo, cariñosamente, Snoopy. Jamás imaginó que años más tarde ese sería el origen del apodo con el que su hijo se haría conocido en el ambiente del hip hop, Snoop Doggy Dogg, que luego sería simplemente Snoop Dogg. Aunque con el tiempo se convirtió en uno de los famosos más rebautizados de los que se tenga registro: también se lo conoce como Snoop Lion, Snoopzilla y Tha Doggfather.

Su vida estuvo lejos de tener la tranquila rutina de la que disfrutaba el simpático Snoopy despertando en el techo de su cucha roja, y escuchando por las tardes el piano interpretado majestuosamente por su dueño, Charlie Brown. Desde chico tuvo problemas con la ley, se convirtió en un emblema del West Coast Hip Hop y fue uno de los primeros músicos del rap en involucrarse en producciones pornográficas. Además, condujo programas de televisión y tiene su estrella en el Paseo de la Fama de Hollywood. Este domingo cumple 48 años e intenta disfrutarlo en medio del dolor por la muerte de su pequeño nieto.

Perro callejero

El cantante brindando un show en el entretiempo de los playoffs de la Conferencia de Fútbol norteamericano (Foto: Robert Hanashiro-USA TODAY Sports)
El cantante brindando un show en el entretiempo de los playoffs de la Conferencia de Fútbol norteamericano (Foto: Robert Hanashiro-USA TODAY Sports)

La curiosidad de Snoop Dogg por la música surgió mientras cursaba los estudios secundarios, pero no era más que un simple hobby. Gran parte de su vida transcurría en las calles junto a los Rollin’ 20, una de las tantas pandillas integradas por jóvenes afrodescendientes que se concentraban en California. Durante su adolescencia estuvo seis meses en prisión por portación de cocaína.

Al salir, decidió alejarse de los problemas y se inclinó definitivamente por la música. “Las calles te enseñan sobre el racismo y el capitalismo y la supervivencia del mejor adaptado. No hay que preocuparse por ello. Lo único que debe preocuparte es si tendrás suficiente ambición y sangre fría para aplicar las lecciones que te enseñaron”, dijo en alguna ocasión. Creó un grupo llamado 213, en referencia al prefijo de su ciudad, Long Beach, junto a su primo, Nathaniel Dwayne Hale (conocido como Nate Dogg, primo de Snoop, que falleció en 2011 a causa de un derrame cerebral) y un amigo, Warren G.

Fue por aquella época en la que el rapero y productor Dr. Dre., hermanastro de Warren G, posó sus ojos -o, más bien, agudizó sus oídos- en aquel joven que se hacía llamar Snoop Doggy Dogg. Había escuchado algunos de los temas que cantaba con su grupo y lo convocó para realizar una colaboración en la banda sonora de la película La cara sucia de la ley. Luego, participó en The Chronic, el primer álbum como solista de Dr. Dre. Era el inicio de una próspera carrera juntos.

En cuatro patas a la gloria

Snoop Dogg y Dr. Dre en “Deep Cover”

En 1993 publicó su primer álbum, Doggystyle, y alcanzó la fama sin escalas. El disco llegó al primer puesto en la lista Billboard’s Hip Hop, principalmente gracias al éxito de los temas “Who am I (What’s my name)?” y “Gin and juice”. Pero no importa cuán alto escalaba, el magnetismo entre el cantante y los suburbios de Long Beach no desaparecía. Mientras gozaba de su reciente éxito un nuevo hecho policial marcaría su vida: fue arrestado por estar involucrado en el asesinato de un joven llamado Phillip Woldermarian, miembro de una banda rival, quien durante una pelea había recibido un disparo de McKinley Lee, guardaespaldas de Snoop.

El juicio duró dos años y finalmente el rapero fue absuelto, alegando que su guardaespaldas había actuado en legítima defensa, después de que Woldermarian sacara un arma.

Volviendo a la música, una vez terminado el juicio, Snoop protagonizó el cortometraje Murder was the case, en el que cuenta las crónicas de su muerte ficticia y el pacto que hizo con el Diablo para su resurrección. Dirigida por Dr. Dre y con la participación de 2Pac, la banda sonora recibió doble Disco de Platino y fue elogiada por la crítica. Luego, ya sin la participación de Dr. Dre por una disputa con la discográfica, Death Row, Snoop lanzó su segundo álbum de estudio, Tha Doggfather, con rotundo éxito.

“Yo seguía estando en mi barrio. Era parte de mi banda. A pesar de todo lo que sucedía a mi alrededor, seguía siendo la misma persona, así que el éxito no me afectó. Nunca podría haber sido más grande que yo”, dijo a Young Hollywood sobre sus primeros años de fama y su nueva -o no tanto- vida.

Los éxitos, aunque no en el mismo nivel que en los primeros álbumes, siguieron con Da game is to be sold, not to be told y No Limit Top Dogg, que reunió a Snoop con su mentor, Dr. Dre., bajo la firma de otra discográfica.

Snoop Dogg - Gin & Juice

Sus canciones en sus primeros años de carrera han redefinido la cultura del hip hop de la Costa Oeste de los Estados Unidos. Snoop nunca dejó de trabajar, a pesar de tener colgada la medalla del gran precursor del gangsta rap desde muy joven. En total, tiene 18 álbumes de estudio, más de 40 millones de ventas en todo el mundo y recibió ocho nominaciones a los premios Grammy, aunque no ganó ni uno solo.

La clave de su vigencia a lo largo de casi tres décadas de trabajo se debe también a su originalidad y capacidad de congeniar con otros estilos. En 2012, inspirado por su hermano, quien había sido cantante de reggae, lanzó su primer sencillo como cantante de este género titulado LA, LA, LA. En un intento, tal vez, por alejarse de su vida de gángster y mostrar una nueva faceta, cambió su nombre a Snoop Lion y grabó su disco Reincarnated.

Pero Snoop tiene muchas máscaras escondidas y al año siguiente, después de la poca repercusión que tuvo Reincarnated, probó con el funk. Bajo el nombre Snoopzilla, en una nueva búsqueda de identidad, trabajó en el álbum 7 days of funk.

Una vez más, en 2017, con el lanzamiento de Neva Left, se observa un cambio rotundo del músico, con un claro regreso a los sonidos del inmortal Doggystyle. Y su último disco, Bible of Love, ofrece su primera incursión en el Gospel.

Una huella y un ladrido en Hollywood

Snoop Dogg junto a Ben Stiller en
Snoop Dogg junto a Ben Stiller en "Starsky & Hutch"

Así de multifacético como es en la música, también lo ha sido en el cine. Hizo historia con Snoop Dogg’s Doggystyle, una cinta pornográfica de casi una hora y media estrenada en 2001. Si bien en ningún momento aparece desnudo, él presenta el la película, cuya banda sonora incluye los temas más destacados de Snoop hasta ese entonces.

Fue la primer película para adultos en integrar el listado de Billboard y, debido a su éxito, marcó el rumbo de la industria, que empezó a contratar raperos para vincular su música a las producciones pornográficas.

Previamente ya había hecho participaciones menores en algunas películas de comedia, pero en el nuevo siglo empezó a ser más requerido por Hollywood, con personajes que por lo general se caracterizaban por fumar marihuana en dosis importantes.

No existe una estadística que lo compruebe pero, tal vez, Snoop es el artista al que más veces se lo ha visto con un cigarrillo de marihuana en sus manos. Según él mismo ha contado, la probó “a los ocho o nueve años” con sus tíos y nunca ocultó su amor por ella.

El cannabis me hace sentir bien y me permite ser más creativo, algo que es muy importante para un artista. Debes mantenerte inspirado. La marihuana te relaja y abre tu mente. También te hace reír: una gran medicina”, aseguró en una entrevista con la revista The Cut.

Dijo que sus días comienzan fumando marihuana y comiendo fruta y que una vida saludable incluye dormir bien, escuchar buena música y fumar hierba “de buena calidad”. Prácticamente siempre está bajo los efectos del cannabis (aseguró haber fumado 81 cigarrillos en un solo día), excepto cuando entrena a los niños de su equipo de fútbol americano.

Snoop Dogg y uno de sus grandes amores, la marihuana (Foto: Michael Hurcomb/Shutterstock -10239717o-)
Snoop Dogg y uno de sus grandes amores, la marihuana (Foto: Michael Hurcomb/Shutterstock -10239717o-)

Además, en el programa The Howard Stern Show reveló que tiene contratada a una persona exclusivamente para armar sus cigarrillos. “Él es muy oportuno. Sabe adelantarse a tus necesidades. Pero es que esa es su ocupación. En su currículum, en la parte en la que explica a qué se dedica, pone: ‘Armador de porros. Armo porros a nivel profesional’. Sabe leer el rostro de una persona para adivinar cuándo necesita fumar”, explicó Snoop sobre el hombre, quien no solo recibe la suculenta suma de 44 mil dólares al año por su labor, sino que también tiene acceso al domicilio del artista y a toda su marihuana.

Por su parte, fue el primer famoso en lanzar su propia línea de productos vinculados a la marihuana y en 2015 fundó Merry Jane, un medio que combina la cultura pop, negocios, política, salud y la cultura cannábica. Una experiencia compartida con sus amigos el actor Seth Rogen y el rapero Wiz Khalifa, amantes de la marihuana como él.

Se trata de una plataforma con contenido editorial y artículos y videos casi pedagógicos para los interesados en los más diversos temas vinculados a la marihuana. Algo así como una enciclopedia cannábica. Además, tiene su propio show: cada capítulo se enfoca en diferentes aspectos de la droga. Por ejemplo, en uno enseñan recetas para cocinar con marihuana, en otro hablan sobre los famosos que la fuman, y en otro sobre los beneficios que tiene para la salud. Solo por citar algunos ejemplos.

Pero este apartado estaba dedicado al cine. Volviendo al tema, su fanatismo por la marihuana lo ha llevado a interpretar, principalmente, personajes que se meten en problemas mientras están bajo los efectos de las drogas. Algunas con más y otras con menos éxito, algunas de las comedias en las que participó son Starsky & Hutch, Racing Stripes, Pitch Perfect 2, Half Baked, The Beach Bum y la ganadora del Oscar Training Day. Además de las series de televisión Empire, Trailer Park Boys y Mary + Jane. Tiene una productora, Snoopadelic Films, con la que ha realizado Mac & Devin Go to High School, Boss’n Up, Hood of Horror y Reincarnated.

El año pasado fue reconocido con una estrella con su nombre en el Paseo de la Fama de Hollywood, en conmemoración a un cuarto de siglo del estreno de Doggystyle. “Snoop Dogg es una de esas personas que pueden hacer lo que sea. Rapea, actúa, conduce un programa de televisión, cocina y ayuda a niños con su trabajo filantrópico”, dijo Ana Martínez, productora del Paseo de la Fama, en aquella oportunidad.

Compañero fiel

Snoop Dogg está casado desde 1997 y tiene cuatro hijos (Foto: Bei/Shutterstock -4371795b-)
Snoop Dogg está casado desde 1997 y tiene cuatro hijos (Foto: Bei/Shutterstock -4371795b-)

Está casado desde 1997 con Shante Broadus, su pareja desde el colegio: conforman una de las relaciones más longevas entre famosos de los Estados Unidos. Aunque en el 2004 Snoop firmó el pedido de divorcio tras una pelea… Pero luego ambos se arrepintieron y volvieron a estar juntos.

“Quería el divorcio, pero volví a casa y me volví a sentir enamorado de mi esposa y mis hijos. Muchas veces te quedás ciego: la industria de la música es una hija de p…, hombre, y te nubla la visión. Pero Dios es bueno, así que entiendo que necesito a mi esposa y a mis hijos para mi vida. Así que tiré los papeles (del divorcio), no lo quería. Así que si escuchan algo sobre un divorcio, va a ser mi esposa pidiéndolo, yo no lo voy a hacer. Cometí un error y estoy tratando de solucionarlo”, dijo Snoop, padre de cuatro hijos, en referencia a unas fotos que se filtraron mientras estaba con unas chicas en una fiesta.

Desde los comienzos de su carrera ha manifestado su compromiso con diferentes cuestiones sociales, que se ve materializado en la Snoop Youth Football League, una organización no gubernamental fundada por el cantante en la que participan niños de cinco a trece años provenientes de barrios carenciados, con el objetivo de transmitirles valores sobre el trabajo en equipo, el compañerismo, la disciplina y el respeto por los demás. El propio Snoop trabaja como entrenador de algunos equipos, y sus hijos han pasado por sus filas. A él le sirve, además, para mantenerse activo: según ha contado en varias entrevistas, cuando está con los niños es el único momento en el que no fuma marihuana.

Si bien durante muchos años se mantuvo alejado de cuestiones políticas (dijo que no era ni republicano ni demócrata), en una ocasión grabó un video en el que insultó y calificó de “racista” a Arnold Schwarzenegger, ex gobernador de California. Esto ocurrió porque cuando él era funcionario se negó a detener la ejecución del amigo de Snoop Stanley “Rookie” Williams, famoso líder de la pandilla llamada Crips, quien murió por inyección letal en la prisión de San Quentin, en 2005.

La furia del rapero contra la estrella de Hollywood se desató al enterarse de que Esteban Núñez, hijo de uno de los aliados políticos del protagonista de Terminator durante su cargo público, había sido liberado de prisión después de que Schwarzenegger redujera drásticamente su condena por homicidio antes de dejar su mandato.

Snoop Dogg le dispara a un imitador de Donald Trump en el videoclip “BADBADNOTGOOD”

Además, en varias ocasiones se ha manifestado con fuertes mensajes contra Donald Trump. Por ejemplo, con un video que publicó en su cuenta en Instagram, en el que aseguró: “Quiero decir algo, aunque no sé ni mier… de política: toda la gente que trabaja para el gobierno y no está recibiendo su sueldo, de ninguna manera debería votar por Donald Trump cuando vuelva a postularse. Si votan por él son unos estúpidos hijos de p…, y se los digo con tiempo. Toda la gente que trabaja para el gobierno federal, que no recibe su sueldo y que está siendo tratada de una manera injusta… Es terrible y a este hijo de p.. no le importa”.

Pero eso no es todo. En el videoclip de su tema “BADBADNOTGOOD” le dispara a un imitador de Trump. De hecho, el presidente de los Estados Unidos le respondió a través de su cuenta en Twitter: “¿Pueden imaginar la polémica que hubiese causado si Snoop Dogg, con su carrera fracasada y todo, hubiese apuntado y disparado contra el presidente Obama? ¡A la cárcel!

Más allá de estos casos aislados, la carrera de Snoop no fue construida en base a polémicas, sino a trabajo. Con su música revolucionó el mundo del hip hop y, solo por su propio talento y dedicación llegó a la cima del West Coast Rap. Su figura y su obra son reconocidas en el ambiente musical y se codea con las personalidades más destacadas de todo el mundo. Su influencia en la cultura popular norteamericana es tan grande que algunas de sus frases son utilizadas por los jóvenes y se le adjudica haber popularizado el sufijo -izzle para darle mayor “legitimidad” a ciertas palabras, por decirlo de alguna manera. (Ejemplo: “fo’ shizzle, ma’ nizzle”, significa “for sure, my nigga”, algo así como “seguro, mi negro/hermano").

Este domingo Snoop intenta disfrutar de su festejo de cumpleaños número 48, en medio del dolor por la muerte de su nieto. El pequeño falleció con tan solo diez días por motivos que no fueron aclarados por la familia del rapero. Si bien él no se manifestó directamente sobre el hecho, publicó un video que dice: “Si te estás enfrentando a algo que no entiendes, elige confiar en Dios. Recuerda todo lo que Él ha hecho por vos. Sus modos son superiores que los nuestros. Él siempre es bueno”.

No es la primera vez que Snoop se enfrenta a la adversidad. Pero su forma de ver la vida, de acompañar a su familia, de ayudar a los demás y de disfrutar de la música, siempre lo han sacado adelante. Así alguna vez lo manifestó: “Mi manera de ver la libertad es viviendo. Todo es sobre dar amor. A pesar de que siempre fui una persona pacífica, mi música a veces no lo reflejó. Pero ahora es diferente. Mi música muestra realmente cómo me siento”.

SEGUÍ LEYENDO