Desesperado reclamo de siete personas que llevan más de un mes varadas en la frontera de Formosa: viven en una carpa al costado de la ruta

Las autoridades no permiten el ingreso a la provincia, tampoco pueden volver hacia Chaco. Dependen de la solidaridad de los camioneros que les llevan alimentos. Llegaron a ser 22, pero algunos de ellos fueron habilitados para continuar viaje

Llevan más de un mes al costado de la ruta sin respuesta oficial
Llevan más de un mes al costado de la ruta sin respuesta oficial

Cuando Diego Andrés salió de su casa en Pirané, Formosa, hace 35 días para hacer un trámite, jamás imaginó lo que le iba a pasar. Junto a otras personas quedó varado en plena ruta por el cierre de fronteras y no puede volver con su familia.

En total son siete los varados que hace más de un mes duermen en tres autos y una carpa improvisada que les prestó la municipalidad de Puerto Eva Perón.

Hace una semana los varados eran 22, pero luego de que trascendiera el caso mediáticamente, 15 de ellos fueron habilitados a pasar. Los 7 restantes siguen soportando el frío y el hambre al costado de la ruta.

Diego asegura que ya bajó 10 kilos y agradece a los camioneros, que son sus principales benefactores. La comida la cocinan en un fogón que alimentan con ramas que tienen que recolectar del monte. Aunque las últimas lluvias complicaron aún más las cosas porque mojaron la poca leña que había cerca.

Solo siente impotencia ante la intransigencia de las autoridades formoseñas. El mecánico de 42 años había tenido que salir durante una hora hasta El Colorado para hacer un trámite. Sin embargo, como el domicilio que figura en su DNI es de Chaco, fue expulsado de Formosa hace 35 días. “Mostré el permiso de circulación y estaba todo bien, luego cuando me pidió mi DNI, vio que mi domicilio decía Chaco, entonces me dice ‘ah, pero vos no sos de acá, tenés que volver a tu provincia’ y me dijeron que me retirara. Prácticamente me echaron de la provincia. Salí a hacer un trámite de una hora y llevo ya 35 días a la deriva”, contó.

Su mujer y sus tres hijas (de 13, 11 y 10 años) viven en Formosa, también mostró boletas de servicios de comprueban su domicilio. Además, ya llevan el doble del tiempo de aislamiento recomendado para infectados de coronavirus (14 días), por lo que no hay posibilidades de que ninguno de ellos ingrese la enfermedad a la provincia. Pero nada funcionó, nunca obtuvieron una respuesta de las autoridades.

Los varados llegaron a ser 22, pero en la última semana 15 de ellos fueron habilitados a seguir viaje (@NaineckPrensa)
Los varados llegaron a ser 22, pero en la última semana 15 de ellos fueron habilitados a seguir viaje (@NaineckPrensa)

“La estamos pasando muy mal. No nos dicen nada”, lamenta Diego al borde de las lágrimas en una entrevista con Canal 9.

Mientras, se las arreglan para vivir entre el barro y temperaturas bajo cero, donde una pulmonía podría traerles más complicaciones que la pandemia. Tampoco tienen duchas ni baños, no les queda más remedio que utilizar una manguera del puesto caminero de la policía. Entre los varados incluso hay una niñas de 13 años.

Otro de los varados incluso presentó a través de una abogado un recurso de habeas corpus pero este fue rechazado por el juez federal Pablo Morán. El letrado apeló y el caso pasará ahora a la Cámara Federal de Apelaciones en Resistencia, Chaco. Según dijo el abogado al diario Opinión Ciudadana, el juez Morán “denegó derechos con fundamentos incongruentes, violatorios de garantías constitucionales, y posiciones extremadamente arbitrarias frente al ciudadano”.

Según el último reporte, Formosa apenas registró 75 casos positivos y ningún muerto por la pandemia. El gobierno de Gildo Insfrán mantiene el cierre estricto de fronteras, en especial con Chaco, que es el tercer distrito más afectado.

Seguí leyendo:

La justicia de Nueva York le ordenó al Gobierno pagar USD 224 millones por el default de la gestión kirchnerista

“Nunca le haría daño, soy mamá”: el descargo desde su celda de la empresaria acusada de intentar matar a la conductora de TV

La OMS advirtió que “se está acelerando la pandemia y claramente no se llegó al pico”

“Me mandé una cagada”: mató al amigo de su hijo y dijo que quiso hacer una broma

MAS NOTICIAS

Te Recomendamos