Alberto Fernández viajó a la asunción de Pedro Castillo y buscará apoyos para que Argentina presida la CELAC en 2022

El Presidente tiene previstas reuniones en Lima con sus pares de Colombia, Iván Duque, y de Ecuador, Guillermo Lasso. También quiere que lo respalden para orientar el foro que concentra a 32 países de América Latina y el Caribe

El viaje a Perú que emprendió este martes Alberto Fernández tendrá como principal actividad participar de la asunción del nuevo presidente de ese país, Pedro Castillo, pero a la vez lo utilizará para intentar consolidar la candidatura de Argentina para presidir la CELAC (Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños), el organismo creado en 2011 por el fallecido ex presidente venezolano Hugo Chávez.

La asunción de Castillo será este miércoles 28, día en que se celebra el Bicentenario de la Independencia de Perú. El jefe de Estado argentino viajó en un vuelo privado acompañado por el Secretario General de la Presidencia, Julio Vitobello, y por su vocero Juan Pablo Biondi, a las 17. En Lima se sumará el canciller Felipe Solá, quien durante los últimos días estuvo en México donde intervino en la 21ª Reunión de ministros de Relaciones Exteriores de la CELAC.

En Perú, además de entrevistarse a solas con Castillo, el mandatario argentino tiene previstas audiencias con el presidente de Colombia, Iván Duque, el flamante presidente de Ecuador, Guillermo Lasso, y el canciller de México, Marcelo Ebrard. Ante todos ellos Fernández ratificará su intención de presidir a partir de enero de 2022 este foro del que forman parte 32 países. Brasil decidió retirarse en enero de 2020 porque “la CELAC no venía teniendo resultados en la defensa de la democracia en la región; al contrario, daba su escenario para regímenes no democráticos como Venezuela, Cuba, Nicaragua”, según afirmó en ese momento el ministro de Relaciones Exteriores de Jair Bolsonaro, Ernesto Araújo, quien luego fuera desplazado de ese cargo.

Solá, entre el viernes y el sábado pasado, sostuvo varios encuentros con muchos de sus colegas. En esa sesión se acordó que habrá una cumbre presencial de presidentes para septiembre, donde se podría decidir sobre la propuesta argentina. Allí el ministro argentino ya esbozó la intención de asumir la presidencia pro-témpore que ejerce México. Se aseguró el respaldo de algunos de los representantes más fuertes dentro del bloque y ahora intentarán fortalecer esas intenciones.

“Una de las aristas más valiosas de la CELAC, que debemos reconocer y potenciar, es su capacidad de dar impulso al diálogo con nuestros socios extrarregionales. Así se ha hecho en este período, en particular promoviendo la cooperación internacional en materia de acceso y distribución regional de vacunas contra el COVID-19, articulando un frente sanitario común contra la pandemia, con resultados auspiciosos, pese a los condicionantes sistémicos que a todos nos afectan”, dijo Solá en el Castillo de Chapultepec, sede de la reunión en la capital mexicana.

“Del mismo modo, la Argentina tiene un especial interés en que el diálogo político con la Unión Europea se desarrolle a través de la CELAC, con un enfoque inclusivo, reactivando la instancia de Cancilleres y Cumbres Presidenciales. Consideramos que la CELAC constituye el ámbito propicio para su reactivación, posicionando los intereses de América Latina y el Caribe de manera concertada”, agregó el canciller argentino.

Durante la reunión, encabezada por el canciller mexicano, Marcelo Ebrard, el jefe de la diplomacia argentina destacó, además, “los auspiciosos avances alcanzados por la CELAC en el campo sanitario y aeroespacial podrían replicarse en un área de idéntico valor estratégico, como es el poder transformador de la Ciencia, Tecnología e Innovación (CTI)”. Y agregó: “Es fundamental delinear una estrategia conjunta, aprovechando las capacidades de nuestra región; esto permitirá colocarnos estratégicamente en la arena internacional y desarrollar una auténtica diplomacia científica”. También hizo mención a la necesidad de profundizar el trabajo de la CELAC sobre una gestión integral de riesgo de desastres, en una región tan vulnerable a los fenómenos producidos por el cambio climático.

“Se ha pedido por parte de Argentina que se les informe sobre su postulación para la presidencia pro tempore de esta comunidad para el año 2022, para que en septiembre se tome la decisión y se anuncie lo correspondiente”, anunció Ebrard, al dar inicio al debate en la cumbre.

López Obrador, por su parte, en una de sus intervenciones expresó su idea de que la CELAC sirva como reemplazo de la Organización de Estados Americanos (OEA) y que se consolide una opción entre los países de Latinoamérica y el Caribe que vaya más allá de los intereses de Estados Unidos en la región.

El presidente mexicano denunció que “Washington nunca ha dejado de realizar operaciones abiertas o encubiertas contra los países independientes situados al sur del río Bravo” y que “la influencia de la política exterior de Estados Unidos es predominante en América”. Pese a sus críticas a la política exterior estadounidense, el presidente de México pidió a los países latinoamericanos “hacer a un lado la disyuntiva de integrarse a Estados Unidos o de oponerse en forma defensiva”.

”Iniciemos en nuestro continente una relación bajo la premisa de George Washington, según la cual, las naciones no deben aprovecharse del infortunio de otros pueblos”, manifestó.

Los cancilleres del bloque firmaron el Tratado constitutivo de la Agencia Latinoamericana y Caribeña del Espacio (ALCE), de la cual Argentina y México fueron impulsores.

Los países que integran la CELAC son: Antigua y Barbuda, Argentina, Bahamas, Barbados, Belice, Bolivia, Chile, Colombia, Costa Rica, Cuba, Dominica, Ecuador, El Salvador, Granada, Guatemala, Guyana, Haití, Honduras, Jamaica, México, Nicaragua, Panamá, Paraguay, Perú, República Dominicana, San Cristóbal y Nieves, Santa Lucía, San Vicente y las Granadinas, Surinam, Trinidad y Tobago, Uruguay y Venezuela.

La agenda oficial en Perú:

El miércoles, a las 8:30, el Presidente mantendrá un desayuno de trabajo con el ministro de Relaciones Exteriores de Uruguay, Francisco Bustillo, para luego sostener un encuentro, desde las 10:00 con el presidente de Ecuador, Guillermo Lasso.

A continuación, el mandatario se reunirá con el secretario de Relaciones Exteriores de México, Marcelo Ebrard.

A las 12 horas participará de la ceremonia de transmisión de mando al presidente electo de Perú, José Pedro Castillo Terrones.

A las 13:30, el mandatario argentino se trasladará junto a los otros jefes de Estado invitados y sus correspondientes comitivas hacia el Centro de Convenciones Lima, donde participarán, desde las 14:00, de un almuerzo oficial ofrecido por el presidente Castillo.

A las 15:50, el presidente Fernández mantendrá un encuentro bilateral con el jefe de Estado peruano, en lo que será una de las primeras audiencias del flamante Presidente.

A las 16:30 el presidente Alberto Fernández tendrá una reunión bilateral solicitada por el mandatario de Colombia, Iván Duque Márquez.

El día jueves, en tanto, la actividad oficial se iniciará con el traslado del presidente Fernández, la primera dama, Fabiola Yañez, y su comitiva a la Base Aérea del Callao, desde donde viajarán a Pampa de la Quinua para participar del acto conmemorativo de asunción de mando del presidente electo peruano, José Pedro Castillo Terrones.

A continuación, Fernández se trasladará al Aeropuerto de Ayacucho, donde partirá en un vuelo especial de regreso hacia la ciudad de Buenos Aires.

Como parte de la delegación oficial argentina viajarán también los ministros de Relaciones Exteriores, Comercio Internacional y Culto, Felipe Solá, y Mujeres, Género y Diversidad, Elizabeth Gómez Alcorta; y los secretarios General de la Presidencia, Julio Vitobello, de Asuntos Estratégicos, Gustavo Béliz, de Comunicación y Prensa, Juan Pablo Biondi, y de Relaciones Parlamentarias, Institucionales y con la Sociedad Civil, Fernando Navarro y el diputado nacional, Eduardo Valdés, titular de la Comisión de Relaciones Exteriores de la cámara baja.

SEGUIR LEYENDO

TE PUEDE INTERESAR