Estudió una maestría en sistemas pero su lugar estaba en la lucha libre, la historia de Eléctrico

Eléctrico comenzó a entrenar para ser luchador a los 15 años, cinco años después pisó por primera vez la Arena Coliseo

Guardar

Nuevo

Esta es la historia del luchador egresado del IPN. (IG: @electricocmll)
Esta es la historia del luchador egresado del IPN. (IG: @electricocmll)

Eléctrico se sintió atraído a las luchas desde que era un niño, cuando su madre, en vez de llevarlo al cine, lo llevaba a la arena. Años más tarde comenzó a entrenar para cumplir su sueño.

“A los 14 o 15 años compré una revista de box y lucha, veía a Sholer y a Virus, de repente volteo a un recuadro que dice ´Entrenamientos de lucha libre con Panchito Villalobos´ y que me animo” declara el luchador para la Gaceta Politécnica.

Eléctrico menciona que su madre, quien fue su mejor apoyo, le recalcó desde el inicio las condiciones para que pudiera seguir entrenando: no podía reprobar ni una sola materia. Esta advertencia le permitió mantener un nivel de excelencia académica, que a la par le ayudó a ser disciplinado en los entrenamientos y elevar su nivel de competencia deportiva.

El luchador comprendió las condiciones de su madre y ahora forman parte de su filosofía, pues cree que muchos deportistas comulgan con el discurso en el que la escuela no es compatible con la pasión deportiva.

“´Yo soy tal estrella de tal deporte, pero yo estudié nunca, la escuela no se me dio´, pienso que hay que quitarnos ese tabú; se pueden hacer las dos cosas, estamos aquí para demostrar que es posible siempre y cuando tengas esa disciplina y esa decisión de estar ahí, comenta el deportista a la Gaceta Politécnica.

Su trayectoria académica

El luchador dio una conferencia en el Segundo Encuentro Entre Pares organizado por el Instituto Politécnico Nacional (FB|CMLL)
El luchador dio una conferencia en el Segundo Encuentro Entre Pares organizado por el Instituto Politécnico Nacional (FB|CMLL)

Cuando llegó el momento de elegir una carrera ingresó a la Escuela Superior de Ingeniería Mecánica y Eléctrica (ESIME Zacatenco). Mientras cursaba el quinto semestre recibió la oportunidad de probar sus habilidades en uno de los escenarios más importantes para la lucha libre: la Arena Coliseo.

Su profesión fue la que le dió su nombre de luchador y su alma mater, el Instituto Politécnico Nacional (IPN), los colores de su atuendo.Llevo con orgullo el nombre de mi alma mater en cada lucha. El politécnico es mi fuerza, ahí encontré la disciplina y el apoyo que me impulsaron hacia el éxito dentro y fuera del ring”, declaró el deportista para la página oficial de Youtube de la institución educativa.

Ser Eléctrico va más allá del cuadrilátero, es una lucha en conjunto con mi comunidad que es hecha día a día para engrandecer los colores guinda y blanco. Soy eléctrico y soy orgullosamente politécnico” añade.

Triunfos, lesiones y filosofía de vida

Eléctrico agradece en todo momento al Poli por todo lo que aprendió en sus aulas. (MOISÉS PABLO/CUARTOSCURO.COM)
Eléctrico agradece en todo momento al Poli por todo lo que aprendió en sus aulas. (MOISÉS PABLO/CUARTOSCURO.COM)

Su disciplina fue la que lo llevó a triunfar tanto a nivel académico como deportivo. Logró ser Campeón Nacional Ligero, ganar la máscara pequeña Black Warrior y varios concursos de fisicoculturismo. Además, concluyó sus estudios en ingeniería y cursó una maestría en Sistemas.

La lucha libre para mí lo es todo, me ha dado muchas satisfacciones…esto es lo que amo y me apasiona. Me ha enseñado a que no debo rendirme nunca, tanto en lo profesional como en lo personal” comentó en una entrevista realizada por el canal de Youtube, The Club Lucha Libre.

El deportista ha sufrido varias lesiones a lo largo de su carrera. La más fuerte ha sido la fractura de tibia, que le dejó una varilla y cuatro tornillos en la pierna izquierda.

En 2023 se lesionó el tendón rotuliano y pudo regresar al ring antes de lo pronosticado gracias al apoyo de los médicos. “No creía que por un movimiento tan sencillo pudiera tener esta consecuencia, me dio mucha tristeza porque fue en un momento donde yo me sentía pleno, me sentía físicamente bien y en la lucha está al cien por ciento”, declaró en 2023 durante una conferencia de prensa.

Vio su recuperación como una prueba que le permitiría regresar todavía más fuerte, pues ya conocía el proceso y lo complicado que sería. Además, recalcó que varias ocasiones las personas cercanas querían hacerlo desistir de su decisión.

Retírate´, ´¿Para que te expones?´, ´Tienes hijas´; pero uno piensa y ve el camino que ha recorrido todos esos años. No soy hijo de luchador, no tengo familiares aquí y me he desenvuelto gracias al sacrificio. Lo que he aprendido es gracias a los compañeros que he tenido y los profesores. Es lo que me regresa. No puedo echarme para atrás, un luchador nunca se rinde” comenta.

Guardar

Nuevo