La molestia del movimiento LGBT+ en Venezuela tras los dichos del fiscal general de Maduro contra el matrimonio igualitario

Tarek William Saab dijo en una entrevista que el matrimonio era entre un hombre y una mujer. El régimen chavista ha evitado en más de 20 años impulsar cualquier legislación a favor de la comunidad

El fiscal general de Venezuela, Tarek William Saab (EFE/Cristian Hernández).
El fiscal general de Venezuela, Tarek William Saab (EFE/Cristian Hernández).

A diferencia de la mayoría de los gobiernos que llegaron al poder entre finales del siglo XX y el comienzo del siglo XXI enarbolando la bandera del progresismo, el régimen chavista le ha dado la espalda a cualquier avance en materia de legislación de derechos a la población LGBT+, evitando debatir en la Asamblea Legislativa cuestiones tales como el matrimonio igualitario, la identidad de género o los derechos para familias homoparentales.

Los dichos proferidos esta semana por el poderoso fiscal general Tarek William Saab en contra del matrimonio igualitario reafirman el caracter reaccionario del régimen venezolano en materia de derechos a las disidencias, y desataron nuevamente la furia del activismo que volvió a pedir que el actual Congreso trate algunos de los proyectos presentados en materia de protección de personas LGBT+.

Hablando este martes en el programa online “Par de calvos”, el fiscal general venezolano fue consultado sobre su opinión sobre el matrimonio entre personas del mismo sexo y si deberían ser legalizados.

“La Constitución que yo firmé y aprobamos establece el matrimonio entre un hombre y una mujer, es lo que yo defiendo”, respondió.

A la réplica de uno de los conductores de que los países cambian, Tarek William Saab no modificó su postura y alegó que “estaba de acuerdo con lo que dice la Constitución, que el matrimonio es entre un hombre y una mujer”.

Nicolás Maduro ha evitado ampliar los derechos a la población LGBT+ de Venezuela.
Nicolás Maduro ha evitado ampliar los derechos a la población LGBT+ de Venezuela.

Rápidamente, un clip con sus dichos se viralizó entre el activismo y la población LGBT+ de Venezuela, generando indignación y furia. La ONG “AC Venezuela Igualitaria” dijo a través de su cuenta de Twitter que el fiscal general, “ni cuando fue Defensor del Pueblo ni ahora, garantiza ciudadanía a la población LGBT+”, y añadieron que una revolución que se proclamaba socialista ahora era “cristiana evangélica”.

Otro conocido activista venezolano por los derechos LGBT+, Yendro Velásquez, acusó al funcionario madurista de no defender la Constitución sino “justificar su posición antiderechos. Es otra demostración de la homofobia de estado en Venezuela”.

Los dichos fueron expresados además en la semana en la que se conmemora el Día de Visibilidad Trans en todo el mundo, y en la que los grupos activistas LGBT de Venezuela habían redobolado sus pedidos para aprobar algún tipo de legislación para protegerlos.

Vale recordar que en 2014 fue elaborado por distintas organizaciones LGBT+ del país caribeño un proyecto de ley de matrimonio civil igualitario, en medio de la ola de ampliación de derechos en países como Argentina, Brasil y Uruguay.

Sin embargo, la iniciativa nunca fue llevada a comisión a la Asamblea Legislativa, la misma suerte que corrieron proyectos posteriores. Esperadas resoluciones del Tribunal Supremo de Justicia sobre la legalidad del código civil venezolano estableciendo que el matrimonio es solo entre un hombre y mujer han caído en el limbo judicial, negando cualquier posibibilidad de una salida legal al bloqueo de otorgamiento de derechos.

El propio Nicolás Maduro ha utilizado en el pasado epítetos homofóbicos para descalificar a sus adversarios, más famosamente a Henrique Capriles, cuando dijo que a él sí le gustaban las mujeres durante un mítin político durante la campaña para las elecciones del 2013.

El líder del regimen venezolano prometió además el año pasado que la nueva Asamblea Legislativa, controlada por el chavismo, trataría el matrimonio igualitario, pero la promesa jamás fue cumplida.

SEGUIR LEYENDO:






TE PUEDE INTERESAR