El desconocido pueblo de Lleida que es uno de los más bonitos de Cataluña: arquitectura medieval y restos de un castillo del siglo XI

Esta villa permite disfrutar de un rico casco histórico a la vez que de unas maravillosas vistas de todo el entorno, pues se incrusta en la ladera de una montaña

Guardar

Nuevo

Guimerà, en Lleida (Fem Turisme).
Guimerà, en Lleida (Fem Turisme).

En el valle del río Corb, incrustada sobre una ladera, se alza una de las villas más singulares de Cataluña. Se trata de una localidad que, a pesar de que no es muy conocida, acoge un rico patrimonio histórico y cultural, por no hablar de su disposición, pues las casas se encuentran escalonadas sobre la ladera de la montaña. A esto hay que sumar si casco antiguo de origen medieval, el cual es uno de los mejor conservados de toda la región.

Estamos hablando de Guimerà, un pueblo que ofrece a sus visitantes una inmersión en el pasado, gracias a sus estrechas calles empedradas y las tradicionales casas de piedra que parecen haber detenido el tiempo. Además, enmarcada dentro de la comarca de l’Urgell, no solo se destaca por su riqueza patrimonial, sino también por su vibrante entorno natural y su tradición culinaria, elementos que conjuntamente proponen una experiencia única a quienes deciden adentrarse en sus dominios.

Te puede interesar: Una de las rutas más impresionantes del mundo está en Portugal: pasarelas de madera, un puente colgante de 500 metros y cascadas

Una villa medieval con muchos encantos

La historia de Guimerà se remonta a la época medieval, una etapa donde comenzó a cobrar importancia estratégica debido a su ubicación y a la construcción de diversas edificaciones defensivas, entre las cuales la Torre de Guimerà se erige como el baluarte más significativo. Este torreón, que data del siglo XI, no solo sirvió como punto de vigilancia y defensa, sino que también se ha convertido en un símbolo indiscutible del municipio, ofreciendo panorámicas incomparables de la región que seducen a los amantes de la fotografía y a aquellos que se deleitan con la belleza paisajística.

Monasterio de Santa María de Vallsanta, en Guimerà, Lleida (Getty).
Monasterio de Santa María de Vallsanta, en Guimerà, Lleida (Getty).

El trazado de Guimerà es típicamente medieval, con calles estrechas y serpenteantes que desembocan en pequeñas plazas, configurando un escenario que parece sacado de un cuento de épocas pasadas. Así, a día de hoy se puede apreciar parte de la muralla que antiguamente rodeaba la villa y restos del propio castillo. Este fue construido en el siglo XI y la mencionada torre es uno de sus vestigios más valiosos.

Las casas de piedra con sus características fachadas y las distintas edificaciones históricas, entre las que destaca la iglesia de Santa María, de estilo románico con adiciones góticas, se mezclan armoniosamente, preservando el encanto de antaño. Este edificio fue construido en el siglo XIV y es otro de los emblemas de la villa. Fuera del pueblo, otro punto de interés son las ruinas del monasterio de Santa María de Vallsanta, un convento cisterciense del siglo XII.

Por otro lado, la vida cultural de Guimerà se manifiesta con especial intensidad durante la celebración anual de la Feria Medieval, un acontecimiento que transforma al pueblo en un escenario vivo de la historia, atrayendo a visitantes de diversas partes para sumergirse en el ambiente de la Edad Media. Esta festividad incluye desde mercados tradicionales hasta espectáculos teatrales y musicales, pasando por recreaciones históricas, convirtiéndose en un punto de encuentro para aquellos fascinados por el pasado.

Te puede interesar: El impresionante paraje natural de San Sebastián que se encuentra en Navarra: un pequeño pueblo y rutas de senderismo

Cómo llegar

Desde Lleida, el viaje es de alrededor de 50 minutos por la carretera A-2. Por su parte, desde Barcelona el trayecto tiene una duración estimada de 1 hora y 30 minutos por la misma vía.

El pueblo más antiguo de Cataluña que tiene un yacimiento íbero declarado Patrimonio de la Humanidad.
Guardar

Nuevo