Con el dólar libre planchado, el mercado mira las cotizaciones alternativas porque impactan en la inflación y el comercio exterior

La suba del MEP o el contado con liquidación es un dato relevante porque en esos segmentos acuden importadores para pagar deudas del exterior y sirven de referencia para los precios internos

El Banco Central tuvo que intervenir por segunda rueda consecutiva, después de 8 ruedas de estar afuera de la plaza, para calmar la suba de los dólares alternativos. Mientras los neófitos siguen con atención al “blue” o dólar libre que no para de caer, no se dan cuenta que la kriptonita de la economía son los dólares alternativos porque tienen incidencia directa en la inflación.

Con esta suba, comenzaron las dudas entre los inversores que hacen carry trade (invertir en pesos para tomar ganancias en dólares) y saben que solo ganarán si van al mercado marginal donde no podrán declarar sus ingresos a la AFIP. Allí, el “blue” o dólar libre perdió $ 2 y cerró en $ 143. Pero para retirar plazos fijos en efectivos de los bancos y luego ir al “blue” hay que dejar una huella digital enorme como para ser fiscalizado. Además, quien toma las ganancias en pesos y las pasa a dólares, para colocarlas en el exterior necesita hacer operaciones de cable o contado con liquidación que cerró por encima del valor del “blue”. Las ganancias en dólares de febrero, de esta forma, se están reduciendo considerablemente.

Por eso habrá que ver, si el carry trade -operar en pesos para después volver triunfante a dólares- avanza o se torna más conservador.

El dólar MEP, en la plaza oficial, negoció con un alza inicial de 1,4%. El Banco Central salió a cruzarlo con los bonos AL30C desde temprano porque no quiere alentar los rebotes. Los negocios en esta plaza sumaron USD 35,1 millones, un volumen similar al del día anterior que fue intenso y cerró 98 centavos (+0,7%) arriba a $ 141,92. En la plaza libre donde se opera contra el GD30, el MEP aumentó casi $ 2 a $ 142,85.

El contado con liquidación operó USD 87,4 millones, el mismo volumen que el día anterior lo que ratifica la cantidad de compradores que hay en el mercado y provocó la intervención del Banco Central. La divisa en la plaza oficial aumentó 97 centavos (+0,7%) y cerró a $ 145,43. En la plaza libre, utilizando al GD30, finalizó con un aumento de $ 1,90 a $ 146,50. Los dólares alternativos recuperaron casi 3% en dos días.

En la plaza mayorista, el Banco Central elevó el precio del dólar en 8 centavos a $ 89,76. Los escasos negocios, le permitieron comprar USD 27 millones y elevar sus reservas en 12 millones a USD 39.519 millones.

Los bonos de la deuda que cotizan en dólares y con legislación de Nueva York, tuvieron un leve retroceso, pero la caída de los bonos de Estados Unidos, que son la referencias para el indicador del riesgo país, hizo que se mantuviera sin cambios. Preocupa el rendimiento de los bonos del Tesoro norteamericano que tienen una tasa de retorno de 1,52% a 10 años por la fuerte caída de los precios. Por supuesto, cuando estos títulos, que son un refugio, dan un rendimiento tan elevado voltean las bolsas y, el oro. También hicieron bajar al petróleo y la soja que ahora está en USD 516 por tonelada.

Por supuesto, la baja de las Bolsas de Estados Unidos mermó la euforia a las inversiones locales. El mercado de acciones de Buenos Aires negoció apenas $ 747 millones y el S&P Merval de las líderes, perdió 1,38%. Hubo toma de ganancias en casi todos los papeles. Los que se mantuvieron al margen de las caídas fueron la cementera Holcim (+2,92%) YPF (+1,76%), Aluar (+1,65%) y BYMA (+1,65%). Las bajas fueron encabezadas por Pampa Energía (-4,99%), Banco Macro (-4,07%) y Telecom Argentina (-3,57%).

Los ADR’s -certificados de acciones que cotizan en dólares en las Bolsas de Nueva York- siguieron moviendo pocos papeles y negociaron $ 1.342 millones. Los certificados argentinos no anduvieron bien en Wall Street. Solo hubo un avance: Tenaris (+16,64%) gracias a un balance con ganancias más elevadas a las esperadas. Con este aumento es el ADR’s que más sube en el año con 37,30%. Las bajas fueron encabezadas por Despegar (-11,29%), Loma Negra (-9,70%) y Pampa Energía (-6,48%).

Después de la resurrección del dólar, el panorama ha cambiado. Que el “blue” siga aplastado responde a cuestiones extra mercado, pero no influye en la economía. La suba del MEP o del contado con liquidación, por caso, son más importantes, porque es adonde acuden importadores y empresas cuando hay que pagar deudas al exterior y pasan a ser referencia para fijar los precios internos. Lo sucedido en las últimas ruedas permitió a los dólares alternativos recuperar más de 2% de su valor y es un llamado de atención que alerta sobre un posible viraje en las tendencias de los inversores.

Seguí leyendo:

Últimas Noticias

MAS NOTICIAS
Información provista porInvertir Online