Con Julián Álvarez como gran figura, el boletín de calificaciones del Superclásico entre River Plate y Boca Juniors

El 9 millonario fue el mejor jugador de la cancha en el 2-1 a favor de los de Gallardo. Lluvia de reprobados del lado de los de Battaglia

Los puntajes de los planteles de River y Boca en el último Superclásico
Los puntajes de los planteles de River y Boca en el último Superclásico

El Superclásico quedó en manos de River, que lo ganó de principio a fin. Con Julián Álvarez como gran figura en la tarde de Núñez, los de Marcelo Gallardo se impusieron 2-1 ante Boca (descontó Carlos Zambrano sobre la hora) y se subieron a la punta del campeonato. Hubo muchas calificaciones destacadas en el elenco millonario, con el 9 goleador como tope. En la vereda de enfrente reinaron los reprobados y aplazos.

RIVER PLATE

Franco Armani (7): Prácticamente no le generaron peligro. Cortó algunos centros peligrosos sin inconvenientes, pero sobre el final fue vulnerado por un cabezazo de Zambrano

Milton Casco (7.5): Sin inconvenientes en defensa y realizó un surco en ataque. Le dio una muy buena asistencia a Jorge Carrascal, quien no estuvo acertado en la definición.

Roberto Rojas (8): Esta tarde fue el patrón de la defensa. Muy firme en la marca y neutralizó por completo a Nicolás Orsini y luego a Luis Vázquez.

Paulo Díaz (7): Realizó una buena dupla con el paraguayo. Casi no tuvieron problemas para contrarrestar los pocos embates del Xeneize.

Fabrizio Angileri (7.5): controló muy bien las trepadas de Advíncula y estuvo cerca de marcar un tanto en el complemento.

Enzo Pérez (7.5): Pese a la amarilla tempranera no jugó condicionado y nuevamente se convirtió en el patrón del mediocampo

Santiago Simón (8): Al joven no le pesó la presión del Superclásico. Se asoció constantemente con Casco y Álvarez y asistió a la Araña en el segundo gol.

Nicolás De la Cruz (7.5): El uruguayo mostró destellos de su talento y buscó con su movilidad generar peligro.

Agustín Palavecino (7): Por momentos fue la manija del equipo, pero de manera inconstante.

Julián Álvarez (9): La gran figura del partido. El joven delantero fue una verdadera pesadilla para la defensa xeneize al mostrarse libre por todo el frente de ataque. Fue el autor de los dos goles del encuentro.

Julián Alvarez, la gran figura de la tarde (REUTERS/Agustin Marcarian)
Julián Alvarez, la gran figura de la tarde (REUTERS/Agustin Marcarian)

Braian Romero (7): Movedizo como siempre, fue el encargado de lograr la expulsión de Marcos Rojo al inicio del juego. Sintió un pinchazo y fue reemplazado a la media hora.

Jorge Carrascal (7): Mostró pinceladas de su talento y realizó algunas indescifrables gambetas. Erró un mano a mano clarísimo al querer picársela a Rossi.

Benjamín Rollhesier (7): Ingresó al cuarto de hora del complemento y generó algunas buenas asociaciones.

Matías Suárez (-): Disputó pocos minutos como para ser puntuado.

Leo Ponzio (-): Disputó pocos minutos como para ser puntuado.

Gallardo se fue muy a gusto con la victoria y el resultado (@fotobairesarg)
Gallardo se fue muy a gusto con la victoria y el resultado (@fotobairesarg)

Marcelo Gallardo (8): Aunque la rápida tarjeta roja de Rojo cambió un poco el escenario, el Muñeco acertó el planteo inicial e intentó potenciar a su equipo con los cambios.

BOCA JUNIORS

Agustín Rossi (3): El arquero que supo ser figura de los últimos Superclásicos mostró su peor nivel. Inexplicable reacción en el gol de Julián Álvarez que significó el 1-0 para River. Para colmo el segundo gol millonario se inició con una mala salida suya con los pies. En el complemento le sacó un mano a mano a Carrascal, pero no terminó de mostrar seguridad. Una tarde para el olvido.

Luis Advíncula (5): De lo poco rescatable en Boca aunque no estuvo cerca de su mejor nivel. Intentó mostrar intensidad por la banda derecha tanto a la hora de defender (no sufrió demasiado) y atacar en los esporádicos avances del equipo de Battaglia. Un remate suyo de zurda desde media distancia fue lo más peligroso del equipo hasta el gol en tiempo de descuento.

Carlos Izquierdoz (4): Ni el capitán se salvó. Padeció el partido de principio a fin desde la expulsión de Marcos Rojo, que lo obligó a moverse como segundo marcador central. En el segundo tanto fue anticipado en el primer palo por Julián Álvarez tras la combinación rápida del rival. De la calentura e impotencia, pateó una pelota que estaba afuera cuando promediaba el segundo tiempo.

Marcos Rojo (3): Otro de los aplazados por su breve intervención en el juego. Dos faltas fuertes de entrada (la primera pareció ser más fabricada por Braian Romero aunque su zancadilla lo dejó expuesto) lo sacaron de la cancha. Boca perdió un jugador fundamental y se desmoronó en el juego y lo anímico.

Frank Fabra (5): El contexto impidió que pudiera exhibir su mejor faceta, la ofensiva. En el segundo gol de River quedó pagando y pidiendo mano en lugar de seguir la jugada. En el complemento se afirmó atrás y tuvo un doble cierre ante Julián Álvarez y Carrascal que pudo significar el tercero en contra.

Diego González (4): Nunca pudo ser eje del equipo y sufrió la disparidad numérica en contra. Se fue reemplazado en el entretiempo por Esteban Rolón.

Jorman Campuzano (4,5): Desbordado por el mediocampo rival, puso empeño pero terminó desdibujado. Había sido preservado para esta cita (tenía 4 amarillas y Battaglia no lo usó contra Colón) y no tuvo su mejor partido.

Agustín Almendra (4): Condicionado por la expulsión de Rojo (y la consiguiente sustitución de Cardona, compinche en el juego asociado), casi no pesó en la tenencia y circulación. No consiguió cerrar el desborde de Simón en el 2-0 de River. Battaglia lo reemplazó por Medina en el entretiempo.

Edwin Cardona (-): Reemplazado a los 19 minutos por Zambrano, tras la expulsión de Rojo. El encuentro todavía no se había armado cuando fue sacrificado por su DT. Tuvo una mala reacción ante el cambio. ¿Habrá sido su último Superclásico?

Cristian Pavón (4,5): Sacrificado en el retroceso, casi no tuvo metros para recorrer con o sin pelota en territorio rival. Ensayó un remate en el primer tiempo que se fue muy desviado. Salió a los 31′ST por Aaron Molinas.

Nicolás Orsini (4): El partido fue un sufrimiento para él. No está acostumbrado a ser referencia de ataque para recibir pelotazos y esa fue prácticamente la única vía por la que tuvo contacto con el balón. En el inicio, definió para él un buen contragolpe del que dispuso Boca (lo bloquearon y se fue desviado). Sustituido a falta de un cuarto de hora por Luis Vázquez.

Carlos Zambrano (5): Entró por Cardona para ubicarse como primer marcador central tras la roja a Marcos Rojo. No dio demasiadas garantías pero elevó un punto su calificación por el postrero gol de cabeza.

Esteban Rolón (5): El mediocampista entró de cara al segundo tiempo para aportar algo de contención junto a Campuzano y circulación con Medina. Quitó varias pelotas y trató de balancear el mediocampo de Boca. Aceptable ingreso.

Cristian Medina (5): La otra variante de Battaglia para el complemento. Le encomendaron ser conexión entre el mediocampo y los aislados delanteros Pavón y Orsini. Le costó, pero se esmeró en cumplir con su cometido lo mejor que pudo dentro de un complejo contexto.

Aaron Molinas (-): Ingresó a los 31′ST y por eso es difícil calificarlo. Sí es válido mencionar que probó una vez desde media distancia (remate bastante desviado) y buscó la pelota cada vez que Boca tuvo la posesión. Extra: envió el córner en el gol de Zambrano.

Luis Vázquez (-): Una réplica de lo que sufrió Orsini pero en menor cuota de minutos.

El equipo de Battaglia estuvo muy por debajo de su nivel (REUTERS/Agustin Marcarian)
El equipo de Battaglia estuvo muy por debajo de su nivel (REUTERS/Agustin Marcarian)

Sebastián Battaglia (4): Buscó plantar en cancha a hombres más experimentados y algunos estuvieron por debajo del nivel de juveniles que venían haciendo bien las cosas. Lógicamente se le quemaron los papeles con la expulsión de Rojo (¿Zambrano es más que Lisandro López?) y tuvo que modificar el plan sobre la marcha. El tanteador ayudó a maquillar lo que pudo haber sido una goleada en contra.

SEGUIR LEYENDO: