La revolución en el tenis argentino que sueña realizar "La Legión" con Agustin Calleri al mando

El ex tenista será candidato a presidente en la Asociación Argentina de Tenis en una lista que apoyan Gaudio, Nalbandian, Acasuso y Chela, entre otros: "Es devolverle al tenis lo que nos dio". También recuerda la derrota ante España en Copa Davis y una imperdible anécdota con Federer

Dos quiebres en la historia del país acercaron al tenis al pueblo en todas sus escalas. La punta de la lanza llevó el nombre de Guillermo Vilas, el hombre que popularizó el deporte blanco en Argentina. Casi dos décadas más tarde irrumpieron en la escena aquellos frutos de esa semilla: La Legión de David Nalbandian, Gastón Gaudio, Guillermo Coria, Juan Ignacio Chela y, entre otros, Agustín Calleri.

La Legión presentará una lista con Calleri como candidato a presidente para competir en las elecciones de la Asociación Argentina de Tenis (AAT) que se celebrarán en abril y tendrán a José Luis Clerc en la vereda de opuesta representando al oficialismo. Todo una rareza por estos lados: líderes de las eras más significativas, frente a frente por la conducción del tenis nacional.

"En el 2016 ya nos empezamos a juntar con el grupo de La Legión. Lo veíamos mal al tenis. Hablábamos que se necesitaba un cambio porque no iba por buen camino. Cada vez los chicos jugaban menos al tenis y se empezaban a mudar a otros deportes como el rugby o el fútbol en los hombres, y el hockey en mujeres", le explica el ex tenista cordobés a Infobae.

Los pasos por la secretaría de deportes de Córdoba y su presente como diputado nacional lo moldearon en la gestión. Ahora advierte que todo este movimiento de ex tenistas buscando dominar la política de la Asociación de su país es tomado como "ejemplo" en Chile o Estados Unidos: "No solamente es bueno a nivel nacional lo que estamos haciendo, ya que a nivel mundial lo ven con buenos ojos".

—¿Quiénes son los que van a estar en la lista y cuáles te apoyan más allá de no estar en la lista?

— En la lista está Chucho Acasuso. Estamos viendo si alguno más quiere estar, pero todos están apoyando este proceso. Todos los jugadores de la Legión.

— ¿De qué manera lo van a hacer aquellos que no están en la lista?

— Aportando cada uno lo suyo. Todos nos dijeron que están para hacer clínicas en el interior del país o en Buenos Aires. Están para lo que sea. Con "Willy" Cañas, que está viviendo en Miami y tiene una academia, hablamos de hacer intercambios. No es normal que toda una camada de ex jugadores esté comprometida con un cambio en su deporte a nivel político y deportivo también.

— ¿Cuáles son los planteos que tienen a nivel político y deportivo para modificar esta situación?

— Muchos clubes con los que nos reunimos nos plantearon que los chicos no tienen actividad a nivel de tenis social. Hay que empezar a trabajar en un interclubes que se juegue de marzo hasta diciembre, donde el chico sepa que por mes va a jugar dos o tres partidos los fines de semana. Sino el chico se desmotiva. Mira al amigo que juega el rugby y viaja una vez cada 15 días a jugar a otro club. El tercer tiempo, el sentido de pertenencia. Además debemos regionalizarlo porque tampoco sirve que un jugador de Adrogué tenga que ir a La Plata.

“Para sacar a un Del Potro o un Vilas, tenés que ir al tenis social”, afirmó Calleri
“Para sacar a un Del Potro o un Vilas, tenés que ir al tenis social”, afirmó Calleri

— ¿Cómo se trabaja para que vuelva a existir una Legión, que salga un Vilas o un Del Potro? 

— Para sacar a un Del Potro o un Vilas, tenés que ir al tenis social. Todos nacimos de clubes sociales. Donde hay que hacer hincapié es en eso. Darles más herramientas a los clubes para empezar a captar a los chicos. No es lo mismo la situación en el Interior: cuando quise ser profesional a los 14 años me tuve que venir a vivir a Buenos Aires a un colegio pupilo y sufrir el desarraigo. La idea es que el chico no sufra eso de tan joven y empezar a hacer centros repartidos en el país por región.

— ¿Hay sustento económico para hacer esto?

— Nosotros queremos que las federaciones no tengan gastos y por eso ya tenemos los aportes privados y gubernamentales para poder lograrlo. Que realicen futures o torneos para la inserción al profesionalismo sin costo.  Nosotros tenemos que estar para ayudarlos a ellos.

— ¿Qué va a aportar la gestión de ustedes a los jóvenes que pretenden ser profesionales?

— Hay jugadores de La Legión que me dijeron que si los necesitaba para que sean capitanes de un equipo sudamericana en un Mundial, estaban. Y no quieren recibir ningún peso. Eso porque les gusta y lo quieren hacer. Es devolverle al tenis lo que nos dio. Imaginate el valor que puede tener para un chico que tu capitán sea un ex jugador de La Legión y poder preguntar mano a mano.

— ¿Qué le va a dar un Gaudio, un Coria o un Cañas a estos chicos?

— La experiencia de saber que hay pasos, barreras que uno debe ir pasando, no hay que desesperarse. Es un deporte que perdés más de lo que ganás. No solo a los chicos, también a los padres que muchas veces se confunden. Ven por ahí que juega bien un partido y ya dicen: "Este va a ser Federer". Y no es tan así. Nadie tiene asegurado nada.

— Del otro lado la lista la encabeza José Luis Clerc, ¿hablaste con él?

– La lista del oficialismo es lo mismo que está ahora nada más que cambiaron la figura de presidente que ahora es Clerc porque creo que no tenían a otro candidato mostrable. Hablé con José Luis Clerc después de la Asamblea que se hizo en octubre, le transmití las irregularidades que había, que no estaba bien y que se sumara al grupo de trabajo con nosotros, y él optó por quedarse con lo viejo.

“No lo iría a consultar a Del potro porque él tiene que estar ocupado en su trabajo”, señaló
“No lo iría a consultar a Del potro porque él tiene que estar ocupado en su trabajo”, señaló

— ¿Van a hablar con Juan Martín del Potro para ver de qué manera se puede trabajar en conjunto?

— En lo político el tenista nunca se involucra. No lo iría a consultar porque él tiene que estar ocupado en su trabajo, en su vida profesional. Llegado el caso nos podemos juntar y hablar con Juan Martín, tengo muy buena relación. Pero no molestarlo, hemos sido jugadores y sabemos que el tenista no se mete en campañas políticas. Llegado el caso que ganemos, podemos juntarnos y ver cómo se puede trabajar para que el tenis siga creciendo y cada vez haya más jugadores, y sigan el ejemplo de él.

— ¿Hay que convencerlo para que vuelva a jugar la Copa Davis o hay que dejarlo tranquilo?

— "Hay que dejarlo tranquilo. Fue una decisión personal de él. Jugó, la ganó y hoy se quiere dedicar a la parte personal de subir en el ranking. Creo que es una decisión honesta de él. Es muy valorable que lo haya dicho y hay que aceptarla. Nadie tiene la obligación de jugar ni representar a tu país.

– ¿Estás de acuerdo con los cambios que se proponen para reformar la Copa Davis?

— El formato de querer jugar todo en un mismo lado, en una semana, no me parece. Creo que la mística que tenía la Copa Davis de jugar de local o visitante, es lo mejor. Sí por ahí de achicar, en vez de jugar a cinco sets jugar a tres por una cuestión del desgaste físico y emocional que representa jugar una Copa Davis. Todos lo sufren. Pero ese cambio a mí no me gusta porque se pierde la mística. No es lo mismo el fútbol que el tenis. Ojalá que no se logre ese cambio.

 

EL RECUERDO DE LA FINAL DE COPA DAVIS EN MAR DEL PLATA Y EL DÍA QUE FEDERER PREGUNTÓ POR COSTANZO

Agustín Calleri fue uno de los integrantes del equipo de Copa Davis que perdió ante España en la recordada –y polémica– final disputada en Mar del Plata durante el 2008. Las preguntas por su carrera tenística son inevitables y, por aquel suceso, todavía más. La tumultuosa derrota parece fresca en su memoria.

"Lo que pasó fue que cuando dijeron no viene Nadal, ya está, se ganó. Y no era tan así: Ferrer estaba Top Tepn, Verdasco y Feliciano López estaban 13 y 15. Después Granollers había tenido un gran fin de año. No era fácil y lo sabíamos", advierte sobre lo estrictamente deportivo.

Aunque ese pasaje es breve. Todo se centra en los conflictos fuera del court. "Lo que pasó es que ya se empezó a meter la cuestión política de si era Córdoba o Mar del Plata. Creo que a nosotros no nos sirvió porque nos sacó de foco por algo en lo que no teníamos por qué involucrarnos", reconoce.

El Gordo confiesa que esta caída le quitó el sueño durante mucho tiempo y hasta llegó a padecerlo: "Me acuerdo que estuve como un mes soñando con la Copa Davis. A punto tal de levantarme angustiado".

"Creo que se vivieron situaciones por problemas de ego, si querés llamarlo así. No en mi caso. No sumó, no ayudó a vivir un clima más armonioso. Yo como jugador lo único que tenía que pensar era en entrenarme, en ver cómo jugar, cómo ganar. Y no si jugábamos en Córdoba o Mar del Plata", señala quien acompañó a Nalbandian en el duelo de dobles que se llevó el dúo compuesto por Feliciano López y Verdasco.

Calleri compartió el dobles con Nalbandian: perdieron con López y Verdasco (NA)
Calleri compartió el dobles con Nalbandian: perdieron con López y Verdasco (NA)

El evento había elevado su temperatura de euforia cuando se conoció la noticia de la baja del por entonces número 1 Rafael Nadal por un problema en la rodilla. Todo comenzó a enrarecerse cuando se inició el debate por la sede entre Córdoba y Mar del Plata con Nalbandian y Del Potro como apuntados: "Me parce que nos enfocamos en algo que no nos tendríamos que haber enfocado. No estaba bueno que nos usaran a nosotros para decir 'che, hagan fuerza por esto o aquello'".

La otra pata a la que apunta Calleri es a la prensa: "Me acuerdo que estaba esperando para hacer la conferencia después de haber perdido el dobles y veo una placa de un medio diciendo que me había agarrado a piñas con David (Nalbandian) en el vestuario. Estuvo muy lejos que pasara eso. Entonces empezaron a hacer leña del árbol caído. Nadie entra a jugar para perder".

La cara del ahora candidato a presidente de la AAT se transforma cuando escucha el nombre de Roger Federer. Todo es alabanza y sonrisas para el "mejor de la historia del tenis".

"Como persona lo que se ve por ahí en una cancha de tenis no es lo mismo que en un vestuario donde no hay cámaras. Es un tipo totalmente jodón, que le encanta mucho el fútbol. Sabe mucho de fútbol argentino", lo describe.

"Él es hincha de Basilea (Suiza) y en un momento lo compraron a Franco Costanzo, que es de Rio Cuarto. Él sabe que soy de ahí y empezamos a hablar sobre él. Me acuerdo que había debutado Franco y habían perdido 4-1 ó 4-0. Me dice: 'Che, muy bueno el arquero de tu ciudad'. Y ahí le dije no le echés la culpa solamente al arquero si tenés cuatro defensores que no pararon a nadie. Y sí, la verdad que sí, me decía. Siempre hablábamos de fútbol", comenta sobre la anécdota que se desarrolló en el 2006 cuando ambos todavía compartían circuito.

Calleri diferencia a Federer, Nadal y Novak Djokovic de las estrellas del pasado: "Son tipos normales que juegan bien un deporte y por eso no se van a creer que están por arriba de todos. En otra época había más de esos, estilo Agassi o Sampras que eran más raros".

Abandonando la ropa blanca de tenista y vestido nuevamente con el traje de dirigente, Calleri revela que el sueño de traer al país a jugadores de estas características es complejo, aunque no lo descarta: "Si eso ayuda a que salgan más jugadores de tenis, veremos la posibilidad de traerlo a Roger".