Extraditables de La Picota modificaban los dispensadores de agua para esconder celulares: así funcionaba la creativa estrategia

Los criminales escondían los teléfonos móviles para poder extorsionar y seguir comandando acciones delictivas desde el centro penitenciario de alta seguridad

Compartir
Compartir articulo
Un grupo especial de guardias del Inpec se tomó las celdas de La Picota - crédito Inpec

Los delincuentes se las ingenian para continuar con su actuar delictivo así estén presos. Así quedó evidenciado en la cárcel La Picota de Bogotá, donde un grupo de reclusos del pabellón de extraditables modificó un dispensador de agua para esconder de los guardias los celulares.

La caleta de los delincuentes fue descubierta por un grupo especial de guardias del Inpec, capacitado por la embajada de Estados Unidos en medidas para evitar que los reclusos burlen la seguridad penitenciaria.

Ahora puede seguirnos en WhatsApp Channel y en Google News.

En medio de las pesquisas dentro del centro reclusorio los uniformados de la entidad carcelaria encontraron ingeniosas tácticas con las que los reos intentan esconder sustancias psicoactivas, armas y otros elementos ilegales dentro de las celdas.

Sin embargo, una de las que más llamó la atención fue la adaptación de un dispensador de agua fabricado en aluminio con el que hicieron un compartimento secreto con capacidad para albergar varios teléfonos celulares.

Los guardias revisaron el dispensador y encontraron los teléfonos - crédito Inpec
Los guardias revisaron el dispensador y encontraron los teléfonos - crédito Inpec

En la parte trasera del dispensador los criminales abrieron un orificio cuadrado con las medidas necesarias para que cupieran celulares, parlantes de música y otros elementos tecnológicos.

La disección de la lata fue hecha tan precisa que a simple vista se podría pensar que es un compartimento más que traía el dispensador de fábrica, por lo que pasaba desapercibida; sin embargo, cuando los uniformados revisaron encontraron los equipos móviles forrados con cinta y plástico para evitar que el agua los dañara.

Al respecto el director del Inpec, coronel Daniel Gutiérrez, dijo que el nuevo Cuerpo Especial de Custodia y Vigilancia de Pabellones de Alta Seguridad llegó a La Picota a custodiar y a reemplazar a los anteriores funcionarios, con el objetivo de combatir los delitos cometidos dentro del centro penitenciario.

“La idea de estos operativos es un compromiso que hicimos hace más de un año para continuar con el control permanente del pabellón de extraditables, entendiendo que es el espacio más seguro o el más importante de todo el país. Hicimos una intervención con personal nuestro que hoy está llegando a recibirles a los que se van y que fueron capacitados por la embajada americana”, declaró el coronel Gutiérrez.

En medio de las requisas rutinarias guardas del Inpec encontraron las caletas de los criminales - crédito Inpec
En medio de las requisas rutinarias guardas del Inpec encontraron las caletas de los criminales - crédito Inpec

El oficial indicó que el equipo especial de funcionarios y guardias fue entrenado meticulosamente para evitar que dentro de los centros penitenciarios se sigan cometiendo delitos como la extorsión y también para que no se dejen seducir por los ofrecimientos de los criminales.

“Estos funcionarios ingresaron a un proceso de selección e incorporación con polígrafo para garantizar credibilidad y confianza; además de eso, se validó a través de una redada en el pabellón de extraditables en el objetivo de dejar estos espacios libres de celulares y cualquier elemento no permitido en las cárceles”, agregó el director del Inpec.

En simultáneo, el instituto penitenciario desarrolla en todas las cárceles del país el plan Dominó para combatir la extorsión y otros delitos desde los centros carcelarios.

A finales de octubre, los operativos masivos habían generado la apertura de 5.500 investigaciones contra criminales, casi 4.000 procesos contra funcionarios por presuntos casos de corrupción, por los que han sido capturados 27.

Además en los casi 21.000 operativos van 33.121 celulares incautados y se pudo identificar a más de 30 jefes extorsionistas dentro de los centros penitenciarios.

Para seguir combatiendo esos delitos, el Inpec inauguró un pabellón contra extorsionistas en la cárcel de Girón en el que fueron recluidos los peligrosos delincuentes Digno Palomino Rodríguez, Otón Alfredo Peralta, Jesús Olivares Guzmán, Jordi Poveda Quintero y Jhon Kéneber Cárdenas.

El nuevo pabellón tiene capacidad para más de 150 extorsionistas - crédito Inpec
El nuevo pabellón tiene capacidad para más de 150 extorsionistas - crédito Inpec

“En este pabellón se han dispuesto 12 cámaras de videovigilancia las cuáles están monitoreadas desde el Grupo Estratégico de Información Penitenciaria y Carcelaria”, indicó el Inpec.