República Dominicana será subsede de siete deportes del programa de Juegos San Salvador 2023

A 13 meses de la apertura Yamil Bukele insiste en que no puede haber margen de error para cumplir con los plazos de entrega de los escenarios deportivos

Yamil Bukele en un encuentro esta semana en Nueva York  con salvadoreños
Yamil Bukele en un encuentro esta semana en Nueva York con salvadoreños

En los últimos días se ha confirmado la disposición oficial de República Dominicana como subsede de siete disciplinas del programa de los Juegos Centroamericanos y del Caribe de San Salvador 2023.

De acuerdo al ministro de Deportes, Francisco Camacho, su nación acogerá los torneos de taekwondo, pentatlón moderno, ecuestre, raquetbol, canotaje, hockey sobre césped y tiro al plato. Este anuncio fue recogido en el sitio del Comité Olímpico Dominicano.

En marzo pasado, el presidente del Comité Organizador San Salvador 2023 y del Instituto Nacional de los Deportes, Yamil Bukele, había adelantado a Around The Rings la posibilidad del coauspicio extrafrontera de varios eventos.

El directivo reveló que se deseaba el máximo esfuerzo para preservar los 37 deportes del programa y no afectar las aspiraciones competitivas de la juventud deportiva de la región ni las cuotas de clasificaciones de los mismos a los Juegos Panamericanos de Santiago de Chile en noviembre de 2023.

En ese sentido Bukele dijo que sostuvo conversaciones con Centro Caribe Sports, las Federaciones Internacionales y, especialmente, con las autoridades dominicanas.

El mapa deportivo luego del azote de la pandemia de coronavirus obliga a organizaciones deportivas a la flexibilidad y al reanálisis de acuerdos fijados en un contexto normal (una normalidad, de paso, siempre amenazada por crisis económicas).

En tiempo real, San Salvador asumió el compromiso de auspiciar los Juegos originalmente previstos para 2022, en tiempo record de 18 meses tras la renuncia súbita de Panamá en el verano de 2020, y posteriormente declinar Mayaguez (Puerto Rico) por la incertidumbre en la financiación de su proyecto.

Frente a esta coyuntura la buena intención de un acuerdo de eliminar subsedes de los Juegos regionales en otros países estaría sujeto a la nueva realidad de salvar, antes que todo, la continuidad de los mismos.

Las últimas dos ediciones en Veracruz (México) 2014 y Barranquilla (Colombia) 2018 tuvieron subsedes, pero en el mismo país.

No es la primera vez que República Dominicana acepta la imprevista encomienda. En 2006 Santo Domingo fue subsede de algunos eventos del programa de los Juegos Centroamericanos y del Caribe organizados por la ciudad colombiana de Cartagena.

Los próximos Juegos en San Salvador serán celebrados del 23 de junio al 8 de julio del 2023.

Bukele, un ex miembro de la selección nacional de baloncesto y hermano del presidente de El Salvador, reiteró la pasada semana que el Comité Organizador “no tiene margen de error para cumplir con los plazos a tiempo” en la entrega de los escenarios deportivos para los Juegos.

En la carrera contra reloj con sólo 13 meses por delante los salvadoreños tienen el desafío de remodelar y reconstruir nueve grandes escenarios deportivos y más reciente han sumado a su empeño la construcción y remodelación de edificios y del Complejo Deportivo de la Universidad de San Salvador que servirá de Villa Centroamericana.

La instalación universitaria ya cumplió similar función cuando la capital salvadoreña organizó estos Juegos en 2002.

Las construcciones para los Juegos deben concluirse entre marzo y mayo del próximo año. La obra más compleja será el estadio " Jorge ‘Mágico’ González”, sede de la ceremonia de inauguración y del torneo de atletismo

San Salvador 2023 estrenará cinco disciplinas deportivas: fisicoculturismo, fútbol de playa, netball, skateboarding y surf. El ajedrez hará su regreso tras estar presente en las ediciones de 1938 en Panamá y Barranquilla 1946.