Preocupación en EEUU: Rusia refuerza su presencia militar en la frontera con Ucrania y desafía el apoyo de Occidente a Kiev

El Kremlin está concentrando su mayor presencia en años para demostrar su poderío regional

Esta imagen muestra tanques y vehículos militares en Maslovka, región de Voronezh, Rusia, 6 de abril de 2021. Video tomado el 6 de abril de 2021. REUTERS.
Esta imagen muestra tanques y vehículos militares en Maslovka, región de Voronezh, Rusia, 6 de abril de 2021. Video tomado el 6 de abril de 2021. REUTERS.

Por Isabelle Khurshudyan, David L. Stern, Loveday Morris y John Hudson

Rusia está concentrando su mayor presencia militar en años cerca de la frontera ucraniana -en tierra y mar- mientras el Kremlin pone a prueba el apoyo de Occidente a Kiev y sus batallas contra los separatistas pro-Moscú, a menos de tres meses de la llegada de Joe Biden a la presidencia estadounidense.

Las motivaciones de Rusia aún no están claras y no indican necesariamente una ofensiva inminente, dijeron funcionarios ucranianos y occidentales.

Pero el desplazamiento de fuerzas desde lugares tan lejanos como Siberia -más de 3.000 kilómetros- hasta las cercanías de Ucrania y la península de Crimea ha generado nuevos niveles de alarma en una región que ha sido un punto de tensión entre Occidente y Moscú desde 2014.

En marzo de ese año, Rusia se anexionó Crimea desde Ucrania, lo que provocó la condena y las sanciones internacionales. Al mes siguiente, estalló la guerra en la región oriental ucraniana de Donbás entre los separatistas aliados de Rusia y el ejército de Ucrania.

Desde entonces, más de 13.000 personas han muerto en los combates, según las Naciones Unidas. El último combate a gran escala tuvo lugar hace más de cuatro años, pero ha habido intercambios periódicos de artillería a lo largo de una primera línea que apenas se ha movido.

Según los analistas, el repentino aumento de la presencia militar rusa parece más un mensaje que una nueva ofensiva.

FOTO DE ARCHIVO: Militares armados esperan en vehículos del ejército ruso frente a un puesto de guardia fronterizo ucraniano en la ciudad de Balaclava, en Crimea, 1 de marzo de 2014. REUTERS/Baz Ratner
FOTO DE ARCHIVO: Militares armados esperan en vehículos del ejército ruso frente a un puesto de guardia fronterizo ucraniano en la ciudad de Balaclava, en Crimea, 1 de marzo de 2014. REUTERS/Baz Ratner

Para el presidente ruso, Vladimir Putin, las cálidas relaciones de Ucrania con Estados Unidos y Europa son un desafío a la influencia de Moscú en la región, especialmente porque Biden ha prometido adoptar una línea más dura con el Kremlin. Las aspiraciones de Ucrania de entrar en la OTAN también son vistas por Rusia como una amenaza potencial a sus puertas.

Algunos de los movimientos militares rusos tienen un sentido a largo plazo. Las tropas rusas y el material militar se encuentran en un campamento recientemente construido cerca de Voronezh, a unos 250 kilómetros de la frontera ucraniana, según el Equipo de Inteligencia de Conflictos con sede en Moscú, que supervisa los servicios militares y de seguridad de Rusia.

Rusia también está trasladando la 56ª Brigada de Asalto Aéreo de la Guardia a Feodosia, en Crimea.

“Rusia está poniendo a prueba los nervios de todos y declarando su posición: debe seguir siendo un actor importante para otros países, tanto para Estados Unidos como para Ucrania”, dijo Ruslan Leviev, analista del Equipo de Inteligencia de Conflictos.

Están tratando de demostrar que Rusia no tolerará ninguna sanción u otras acciones puestas en marcha para presionarlos para que devuelvan Crimea a Ucrania o para que cambien el curso de las cosas en Donbás”, añadió.

El presidente de Rusia, Vladímir Putin.  Alexander Nemenov/Pool via REUTERS/Foto de archivo
El presidente de Rusia, Vladímir Putin. Alexander Nemenov/Pool via REUTERS/Foto de archivo

Los militares rusos comenzaron el cambio hace aproximadamente un mes, dijo Leviev. Al principio, se pensó que el redespliegue formaba parte de unos ejercicios planificados. Pero cuando las maniobras terminaron a finales de marzo, el dispositivo militar permaneció.

Los tanques han cruzado el puente que une Rusia y Crimea. Los trenes que transportan material militar de las regiones del norte de Rusia han realizado múltiples viajes, afirmó Leviev.

El Ministerio de Defensa de Rusia también ha dicho que está trasladando más de 10 buques navales, incluidas lanchas de desembarco y buques de guerra con artillería, del Mar Caspio al Mar Negro, que bordea la costa de Ucrania, para realizar “ejercicios”.

Y todo ha ocurrido a la vista de todos.

El Equipo de Inteligencia de Conflictos ha marcado unos 150 videos, principalmente de TikTok, que muestran a los militares rusos en movimiento. “Da la sensación de que el Ministerio de Defensa ruso quiere que se filmen estos convoyes y trenes”, señaló Leviev.

“Porque entonces el mensaje sobre la flexibilización de los músculos y los costes de jugar con su poder llegará a Ucrania y a los países occidentales a través de los medios de comunicación”, añadió.

28/11/2018 Un militar ruso desplegado en Crimea
POLITICA EUROPA EUROPA INTERNACIONAL RUSIA UCRANIA
MINISTERIO DE DEFENSA DE RUSIA
28/11/2018 Un militar ruso desplegado en Crimea POLITICA EUROPA EUROPA INTERNACIONAL RUSIA UCRANIA MINISTERIO DE DEFENSA DE RUSIA

El portavoz del Kremlin, Dmitry Peskov, dijo que Rusia “está moviendo tropas dentro de su propio territorio a su discreción, y esto no debería preocupar a nadie”.

Serhii Deineko, el jefe del Servicio Estatal de Guardia de Fronteras de Ucrania, estimó que ahora hay al menos 85.000 tropas rusas posicionadas entre 9 y 40 kilómetros de la frontera ucraniana y en Crimea.

La secretaria de prensa de la Casa Blanca, Jen Psaki, dijo el jueves que Rusia tiene ahora más tropas que nunca en la frontera oriental de Ucrania, desde 2014.

“Hemos pedido a Rusia una explicación de estas provocaciones”, declaró a los periodistas el portavoz del Departamento de Estado, Ned Price, “pero lo más importante es que lo que hemos señalado con nuestros socios ucranianos es un mensaje de tranquilidad”.

Un alto funcionario estadounidense aseguró que los movimientos de tropas de Rusia podrían retrasar aún más los esfuerzos para trabajar con Moscú en áreas de interés mutuo, incluidas las conversaciones para revertir una retirada de la era Trump del Tratado de Cielos Abiertos, un pacto internacional que los aliados de Estados Unidos han argumentado que permite una valiosa transparencia y diálogo entre Moscú y Washington. El funcionario habló bajo la condición de anonimato para discutir temas sensibles entre Estados Unidos y Rusia.

En la llamada telefónica del 2 de abril de Biden con el presidente ucraniano Volodymyr Zelensky, Biden prometió “un apoyo inquebrantable a la soberanía y la integridad territorial de Ucrania frente a la continua agresión de Rusia”, según la lectura de la Casa Blanca. El jueves, Zelensky visitó a las tropas ucranianas cerca del frente.

El presidente de Ucrania, Volodymyr Zelensky. Stephanie Lecocq/Pool via REUTERS
El presidente de Ucrania, Volodymyr Zelensky. Stephanie Lecocq/Pool via REUTERS

Estados Unidos ha enviado a Ucrania 4.500 millones de dólares en ayuda desde 2014, incluyendo dos envíos de misiles antitanque Javelin de la administración Trump. El armamento avanzado se mantiene lejos de las primeras líneas debido a la preocupación de Estados Unidos de provocar una escalada rusa y la posibilidad de que el armamento caiga en manos de los adversarios de Estados Unidos, según asesores del Congreso familiarizados con la situación.

La ubicación de los misiles se mantiene en secreto para el público. Los portavoces del Departamento de Estado y del Pentágono se negaron a decir si Ucrania había trasladado los misiles en respuesta a los movimientos de las tropas rusas.

Dos buques de guerra estadounidenses se dirigen al Mar Negro y permanecerán allí hasta el 4 de mayo, manifestó el viernes el Ministerio de Asuntos Exteriores de Turquía.

Los combates en Donbás se redujeron significativamente después de que se introdujera un alto al fuego el verano pasado. Sin embargo, los enfrentamientos se han recrudecido en los últimos meses. Funcionarios ucranianos dicen que más de 20 de sus soldados han muerto este año, cuatro en 24 horas.

Ucrania ha llamado a los reservistas a fortificar sus fronteras oriental y septentrional en respuesta a los movimientos de tropas de Rusia.

“Lo que me parece bastante claro es que Zelensky y la gente que lo rodea están seriamente preocupados por una posible invasión”, dijo Alyona Getmanchuk, directora del think tank New Europe Center de Kiev.

Zelensky hizo un llamamiento a la OTAN para adherirse como miembro en una llamada con el Secretario General, Jens Stoltenberg, el martes. Zelensky dijo que era la “única manera de poner fin a la guerra” con los separatistas.

REUTERS/Serhiy Takhmazov
REUTERS/Serhiy Takhmazov

Pero las advertencias de Moscú son muy duras.

Dmitry Kozak, el principal negociador del Kremlin en las relaciones con Kiev y los separatistas, afirmó el jueves que si Ucrania entraba en la OTAN, la medida llevaría a la “desintegración” del país.

“Apoyo las opiniones que también existen dentro de Ucrania de que el inicio de la acción militar significaría el principio del fin de Ucrania”, dijo.

A finales de enero, la propagandista del Kremlin Margarita Simonyan, redactora jefe del canal de televisión financiado por el gobierno RT (antes Russia Today), subió al escenario del Foro Rusia Donbas en Donetsk, región fronteriza del este de Ucrania controlada por los separatistas.

Pidió a Moscú que adoptara una postura más agresiva con su vecino.

“Los habitantes de Donbás quieren tener la oportunidad de ser rusos. Y debemos darles esa oportunidad”, declaró a la multitud. “La gente de Donbás quiere vivir en casa y formar parte de nuestra gran y generosa patria. Y debemos darles esa oportunidad”.

Preguntado al día siguiente sobre si las palabras de Simonyan indicaban planes de una ofensiva rusa, el portavoz del Kremlin, Peskov, dijo que Simonyan “de ninguna manera podría ser el portavoz de la posición oficial de la Federación Rusa. Este tema no está en la agenda”.

Las tensiones entre Ucrania y Rusia se han disparado en los últimos meses a medida que Zelensky ha ido aplicando reformas pro occidentales y debilitando el control político de los oligarcas ucranianos. Sancionó al magnate Viktor Medvedchuk, amigo de Putin. Moscú también se enfadó porque Zelensky cerró varios medios de comunicación prorrusos en febrero.

En un comentario para el Centro Carnegie de Moscú, Maxim Samorukov dijo que “el Kremlin estaba bien preparado para subir la apuesta militar” mientras Zelensky juega “la carta antirrusa”.

El jueves, en una llamada con la canciller alemana Angela Merkel, Putin “señaló las acciones provocadoras de Kiev, que está inflamando deliberadamente la situación a lo largo de la línea de contacto”, dijo el Kremlin, utilizando un término para denotar las líneas del frente en el este de Ucrania. Merkel “exigió que se ponga fin a estas tensiones para desescalar la situación”, indicó el gobierno alemán en su lectura de la conversación.

La canciller alemana, Angela Merkel, y el presidente ruso, Vladimir Putin.EFE/EPA/HAYOUNG JEON/Archivo
La canciller alemana, Angela Merkel, y el presidente ruso, Vladimir Putin.EFE/EPA/HAYOUNG JEON/Archivo

“Los ucranianos ven este aumento como un poco desconcertante”, dijo un asesor cercano a Zelensky, que habló bajo la condición de anonimato debido a la sensibilidad del tema. “La idea de que Ucrania está a punto de lanzar una invasión [en Donbás] se considera ridícula y un pretexto para otra cosa”.

La escalada también es una prueba para los gobiernos europeos, en particular Alemania, que ha sido criticada por Washington por sus planes de completar un gasoducto para importar gas natural de Rusia.

“Rusia está poniendo literalmente una pistola en la cabeza de Ucrania y chantajeando a su vecino con una escalada militar”, dijeron en un comunicado Omid Nouripour y Manuel Sarrazin, portavoces de política exterior del partido político alemán Los Verdes.

Un diplomático europeo, que habló bajo condición de anonimato en línea con el protocolo para informar a los medios de comunicación, se hizo eco de esto.

“La acumulación de fuerzas por parte de Rusia es, en el mejor de los casos, una postura desestabilizadora y agresiva, y en el peor, la preparación de una ofensiva militar”, señaló. “La falta de una explicación creíble y la desinformación sobre la provocación ucraniana pretenden socavar a Ucrania y su soberanía”.

“Rusia no debería subestimar lo cerca que se está siguiendo esto en las capitales europeas en estos momentos”, añadió.

SEGUIR LEYENDO: