El sistema de Juul con los accesorios
El sistema de Juul con los accesorios "pods" en varios sabores (The Washington Post / Bill O'Leary)

Por Laurie McGinley (The Washington Post)

El fabricante de cigarrillos electrónicos Juul Labs, en el centro de la polémica por el aumento del vapeo entre los jóvenes, dijo el miércoles que su director ejecutivo renunció y que será sucedido por un alto ejecutivo de Altria Group, copropietario de Juul.

Juul también dijo que estaba suspendiendo de inmediato toda la publicidad de productos en los Estados Unidos, incluida su campaña “Make the Switch”, que ha sido criticada por la Administración de Drogas y Alimentos estadounidense (FDA, por sus siglas en inglés) respecto de la seguridad de los productos, y se abstendrá de presionar sobre la prohibición que está prevista para los productos de vapeo saborizados, anunciada recientemente por el presidente Trump. En otro consecuencia de la crisis desatada por las enfermedades relacionadas al vaping, Altria y Philip Morris International dijeron el miércoles que habían terminado las conversaciones para una fusión.

Los repentinos acontecimientos enfatizaron las preocupaciones provocadas por los continuos aumentos en el uso de cigarrillos electrónicos por menores y la creciente alarma sobre una misteriosa dolencia pulmonar vinculada al vapeo que ha afectado a al menos 530 personas en los Estados Unidos, nueve de las cuales han muerto. Las autoridades dijeron el martes que aún se desconoce la causa de la dolencia.

En una audiencia celebrada el miércoles por un subcomité del Comité de Energía y Comercio de la Cámara de Representantes, los legisladores exigieron saber por qué la FDA no había tomado medidas contra el vapeo antes. El representante Joe Kennedy (demócrata de Massachusetts) calificó el hecho como una "falla regulatoria masiva".

"En retrospectiva, la agencia debería haber actuado antes", dijo el comisionado interino de la FDA, Norman "Ned" Sharpless, quien reemplazó a Scott Gottlieb a principios de este año. Sharpless dijo que los datos anteriores habían sugerido que el vapeo juvenil estaba disminuyendo y señaló que la agencia ha emitido miles de cartas de advertencia y sanciones por ventas a menores en el último año y medio.

Juul Labs anunció la renuncia de su CEO, Kevin Burns, este miércoles. (Foto: Juul Labs Inc.)
Juul Labs anunció la renuncia de su CEO, Kevin Burns, este miércoles. (Foto: Juul Labs Inc.)

Gottlieb, quien en 2017 pospuso la fecha límite para las solicitudes de productos para cigarrillos electrónicos y luego se movió para acelerarlo a medida que surgía la crisis de vapeo juvenil, dijo en una entrevista que la agencia actuó “audazmente para reducir la muerte y las enfermedades causadas por el tabaco”, incluido llamar por primera vez epidemia al vapeo juvenil y la búsqueda de amplias restricciones a la venta de cigarrillos electrónicos, a veces frente a una “oposición intensa”.

Juul, que ha tratado de promocionarse como una alternativa para los fumadores adultos, ha sido muy criticada por contribuir al problema del vapeo juvenil. La compañía ha negado acciones de marketing dirigidas a menores y se encuentra bajo investigación por la FDA, la Comisión Federal de Comercio y otros.

Varios estados y ciudades recientemente han tomado acciones para restringir los cigarrillos electrónicos saborizados o prohibir por completo los productos de vaping. El martes, por ejemplo, el gobernador de Massachusetts Charlie Baker (republicano) prohibió la venta de todos los productos de vapeo por cuatro meses. Walmart dijo recientemente que dejaría de vender cigarrillos electrónicos en los Estados Unidos.

Los cigarrillos electrónicos Juul en venta en una tienda de nueva York, EE.UU. (Shutterstock)
Los cigarrillos electrónicos Juul en venta en una tienda de nueva York, EE.UU. (Shutterstock)

En medio de la polémica por el vapeo, el futuro de Juul, en el pasado un éxito en Silicon Valley, no está claro. Kevin Burns, el director ejecutivo saliente, está siendo reemplazado por K.C. Crosthwaite, vicepresidente senior y director de estrategia y crecimiento de Altria. Altria posee una participación del 35 por ciento en Juul.

Crosthwaite supervisó los "esfuerzos comerciales y regulatorios" relacionados con el lanzamiento en los Estados Unidos de IQOS, una alternativa para los cigarrillos que no produce humo ni ceniza, dijo Juul en un comunicado de prensa. IQOS está fabricado por Philip Morris International y comercializado en los Estados Unidos por Altria.

Los críticos de Juul no fueron acallados. "Este anuncio elimina cualquier duda sobre Juul", dijo Matthew Myers, presidente de la Campaña para Niños Libres de Tabaco, quien advirtió contra "pensar que Juul ha cambiado. Han prometido reformas antes solo para encontrar nuevas formas de engañar al público y a los responsables políticos".

Pero Hyunseob Kim, profesor de finanzas en la Johnson Graduate School of Management de la Universidad de Cornell y experto en gobierno corporativo, dijo que un ex ejecutivo de tabaco era "una elección natural" para Juul, dada la experiencia de las compañías tabacaleras con los reguladores federales, una punto clave para una empresa en conflicto.

Altria y Philip Morris International se separaron en 2007, pero anunciaron en agosto que podrían fusionarse para formar un gigante para enfocarse en los cigarrillos electrónicos. El miércoles, el presidente y director ejecutivo de Altria, Howard Willard, dijo en un comunicado que las compañías abandonarían la búsqueda de un acuerdo, pero que continuarían trabajando juntas para comercializar IQOS en los Estados Unidos.

Juul, cuyos elegantes cigarrillos electrónicos han gozado de una gran popularidad entre los jóvenes, ha provocado la indignación de padres y maestros en los últimos años. El vapeo juvenil saltó bruscamente en 2018 y luego nuevamente en 2019, según datos del gobierno.

En una reunión en la Casa Blanca el 11 de septiembre, el presidente estadounidense Donald Trump dijo que apoyaba la prohibición de todos los productos de cigarrillos electrónicos saborizados, excepto aquellos formulados para saber a tabaco. La FDA está elaborando la regulación y se espera que la emita en las próximas semanas, dijo Sharpless. Según el plan, los cigarrillos electrónicos con sabor tendrán que retirarse del mercado hasta obtener la aprobación de la FDA -y sólo si la obtienen-, un proceso que podría llevar meses o años.

Juul, bajo presión de la FDA, dejó de vender muchos de sus productos saborizados en establecimientos minoristas a fines del año pasado. Pero todavía vende sabores de menta y mentol en las tiendas, y los datos recientes muestran que esos productos se han vuelto cada vez más populares entre los jóvenes. La política descrita por la FDA y la Casa Blanca a principios de este mes incluiría los sabores de menta y mentol, así como dulces y afrutados, y reduciría las ventas de Juul en un 80 por ciento, según las estimaciones.

Cuando se les preguntó sobre el aumento de las enfermedades pulmonares relacionadas con el vapeo, Sharpless y Anne Schuchat, subdirectora principal de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades, dijeron que no han identificado una sola sustancia, aditivo o producto como la causa. La mayoría de los casos involucran THC, aunque algunas personas enfermas dijeron que consumieron productos de nicotina. Schuchat dijo que espera que el recuento de informes de esta semana sea “cientos más alto” que 530.


MÁS SOBRE ESTE TEMA: