(Foto: iStock)
(Foto: iStock)

La mayor parte de la atención dirigida a las Bahamas, a una semana de que el huracán Dorian categoría 5 asestara un duro golpe en el norte⁠, se centra en el creciente número de muertos, los esfuerzos de los sobrevivientes por huir y la ayuda que llega del exterior. 

Pero los funcionarios del Ministerio de Turismo y Aviación de Bahamas están tratando de reforzar un mensaje diferente: la mayoría de las islas del país están abiertas a los visitantes, y esos turistas son muy necesarios en este momento. 

"Cuando la gente dice que Bahamas ha sido devastada, da la impresión equivocada", explicó Ellison "Tommy" Thompson, subdirector general del ministerio de turismo.

Reconoció que Gran Bahama y las islas Ábaco han sufrido un golpe terrible. Los hoteles y aeropuertos están cerrados, y los puertos solo están abiertos con fines humanitarios.

(Credit: Daniele Volpe para The New York Times)
(Credit: Daniele Volpe para The New York Times)

Entre enero y julio de este año, más de 4.5 millones de personas fueron a las Bahamas por aire y mar, dijo Thompson. De ellos, 415,124 visitaron Gran Bahama y 284,228 visitaron las islas Ábaco Esos son los destinos segundo y tercero más visitados después de Nassau y Paradise Island.

"Va a tomar años recuperar esas islas, por lo que necesitamos los ingresos del turismo para poder sostener la reconstrucción que será necesaria", dije Thompson. "Definitivamente necesitamos que los visitantes vengan".

Dijo que los turistas han estado cancelando sus visitas en lo que ya es una época lenta del año debido a la tormenta, que según los expertos podría dañar la economía a medida que avanzan los esfuerzos de recuperación.

"Las Bahamas dependen en gran medida del turismo, por lo que cualquier pequeño descenso en la llegada de visitantes tendrá un gran impacto económico negativo", dijo en un correo electrónico Carolin Lusby, profesora asistente de gestión de viajes y turismo en la Universidad Internacional de Florida.

Un equipo forense recuperó cadáveres de una iglesia colapsada en Marsh Harbor, una ciudad de las Bahamas que fue muy afectada por Dorian. (Credit: Daniele Volpe para The New York Times)
Un equipo forense recuperó cadáveres de una iglesia colapsada en Marsh Harbor, una ciudad de las Bahamas que fue muy afectada por Dorian. (Credit: Daniele Volpe para The New York Times)

En un comunicado de prensa emitido esta semana, el ministerio de turismo dijo que 14 de las islas más visitadas del país no se han visto afectadas, incluidas Nassau y Paradise Island, Exumas, Eleuthera y Harbour Island, Bimini, Andros, Cat Island y otras. En general, el país tiene más de 700 islas y miles de cayos en un extenso archipiélago al sureste de Florida.

"Una de las cosas que queremos transmitir es el hecho de que Bahamas no es solo una isla", dice Thompson.

"En este punto, le tienen que enseñar un poco de geografía a las personas", dijo Rich Harrill, director del Instituto Internacional de Investigación Turística de la Universidad de Carolina del Sur.

Dijo que el mensaje desde Bahamas debe lograr un equilibrio: reconocer el desastre, abordar la recuperación y asegurarse de que se satisfagan las necesidades de la comunidad local. Pero dado que la economía depende del turismo, el mensaje de que partes del país están abiertas para los vacacionistas también debe ser claro, dijo Harrill.

(Foto: REUTERS/Marco Bello)
(Foto: REUTERS/Marco Bello)

La mensajería también debe ser práctica, dijo Lusby, permitiendo que los visitantes potenciales sepan qué destinos específicos, terminales de cruceros y aeropuertos están abiertos.

"Los turistas difieren en su resistencia al desastre y al riesgo", dijo en un correo electrónico. "Los nuevos viajeros o turistas masivos son generalmente más reacios al riesgo".