Un grupo de jóvenes durante la vigilia en memoria de las “Girl Scouts” fallecidas (AP)
Un grupo de jóvenes durante la vigilia en memoria de las “Girl Scouts” fallecidas (AP)

Las Girl Scouts de Chippewa Falls estaban en el tramo montañoso de Conty Road P, en el oeste de Wisconsin, recogiendo la basura.

De repente, un Ford F-150 se desvió de la carretera hacia una zanja donde tres niñas y un adulta que las acompañaba realizaban un servicio comunitario. La camioneta de dos toneladas se estrelló contra las Scouts en esa localidad de 14.000 habitantes.

Las dos Scouts y la acompañante murieron en la carretera, según el Departamento de Policía de Lake Hallie, que está investigando el suceso. Otra murió más tarde en el hospital mientras que una cuarta víctima estaba en condición crítica. Las autoridades no han divulgado las identidades de las víctimas.

Colten Treu, de 21 años, que también es de Chippewa Falls, se entregó a la policía. Los investigadores no han dicho qué provocó que él se saliera de la carretera. Fue encarcelado y acusado de cuatro cargos de homicidio por el uso negligente de un vehículo.

"Un acto trágico y sin sentido que ocurrió hoy en Hallie con un grupo de Girl Scouts de Halmstad nos hace preguntar a todos por qué", escribieron las Girl Scouts de Nokomis a través de Facebook, cuya página había sido utilizada días antes para informar a las familias sobre cómo sus hijas podían obtener insignias de mérito entre otras cosas.

"Hoy Nokomis sufrió una pérdida tremenda. Con profunda tristeza nos unimos para lamentar la trágica pérdida de nuestras hermanas Girl Scouts".

"Nuestros corazones están destrozados por las niñas y sus familias", comentó Sylvia Acevedo, CEO de Girls Scouts of the USA, en un comunicado.

Fue la tercera tragedia en la mayor comunidad de Scouts en menos de cinco meses.

El 30 de septiembre, los Boy Scouts en Long Island se dirigían a una caminata cuando el grupo fue golpeado por un presunto conductor ebrio, de acuerdo a la afiliada de ABC en Nueva York WABC. En el accidente murió Andrew McMorris, de 12 años, un estudiante de séptimo grado que acababa de comenzar a tomar clases de vuelo y esperaba poder algún día obtener su insignia de Eagle Scout.

En junio, un Boy Scout de 14 años que se refugiaba de vientos de 80 Km/h. en un campamento al norte de Georgia fue aplastado en su tienda.

En Wisconsin, la escuela, la comunidad de Scouts y la mayoría de Chippewa lamentaron la trágica muerte de las jóvenes estudiantes.