La sede central de Apple en Cupertino (California) (Bloomberg / David Paul Morris)
La sede central de Apple en Cupertino (California) (Bloomberg / David Paul Morris)

Apple ha explorado silenciosamente la idea de abrir un campus para 20.000 empleados en el norte de Virginia, avanzando en la posibilidad de que el área de Washington pueda convertirse en el Silicon Valley de la costa este.

La consideración de Apple en esta región se produce ocho meses después de que Amazon seleccionara tres jurisdicciones locales como parte de su búsqueda de alto perfil para abrir una sede norteamericana fuera de Seattle.

Funcionarios de desarrollo económico, junto al gobernador de Virginia, el demócrata Ralph Northam, propusieron varios sitios para el proyecto después de que los representantes de Apple dijeran que la compañía buscaba 370.000 metros cuadrados de espacio de oficinas para acomodar 20.000 empleados, según funcionarios y ejecutivos de bienes raíces familiarizados con las reuniones.

Esa cantidad de espacio es casi dos tercios del tamaño del Pentágono y aproximadamente la mitad de lo que Amazon está buscando para su segunda sede, lo que podría crear una competencia entre los dos gigantes tecnológicos en la búsqueda de lugares y de los mejores trabajadores.

Los sitios propuestos por el personal de Northam para Apple incluyen edificios de oficinas y sitios de desarrollo en Crystal City, terrenos privados del Condado de Loudoun cerca del Centro de Tecnología Innovadora.

Dos de esos lugares, Crystal City y Loundoun, son parte de los sitios que Northam también presentó a Amazon. Ambas compañías planean tomar una decisión este año.

Cuando Amazon redujo su búsqueda a 20 jurisdicciones finalistas, incluyó el Distrito de Columbia, el norte de Virginia y el Condado de Montgomery, otorgando a la región de Washington más participantes que a ninguna otra. El proyecto atrajo ofertas de subsidios de hasta USD 7.000 millones de algunos estados, un frenesí de atención de los medios nacionales y protestas de los residentes preocupados por las implicaciones del crecimiento de la tecnología en los precios de la vivienda, el tráfico y la desigualdad.

Al realizar su búsqueda en relativo secreto, Apple ha dado un toque diferente en la búsqueda de su nuevo espacio, algo que el presidente ejecutivo de Apple, Tim Cook, destacó en una entrevista reciente: "No estamos haciendo un concurso de belleza", dijo.

Amazon publicó sus materiales de búsqueda inicial online y solicitó a todas las jurisdicciones calificadas que presenten su solicitud. Recibió 238 propuestas de todo el país y explicó a los lugares que no llegaron a la lista final la razón por la cual no lo lograron.

"No queríamos crear este concurso porque creo que así hay un ganador y muchos perdedores. No me gusta eso", relató Cook.

En una reunión telefónica posterior con los inversores, Cook subrayó que la compañía había comenzado a enfocar su búsqueda. "Hemos reducido mucho la lista", anunció acerca de las posibles ubicaciones. "Evitamos ese proceso del tipo de subasta".

Valorada en USD 920.000 millones, Apple es actualmente la compañía más rentable del mundo. Completó su nueva sede central de USD 5.000 millones en Cupertino (California), apodada "la nave espacial" por su diseño circular, la primavera pasada. Más de 12.000 empleados se desempeñan allí, de las 84.000 personas en total que trabajan en Estados Unidos.

Apple explicó en enero que planeaba gastar USD 30.000 millones en nuevas instalaciones y contratar 20.000 empleados en Estados Unidos durante los próximos cinco años, y los funcionarios de la compañía dijeron que gran parte de ese crecimiento vendrá en una nueva ubicación fuera de California y Texas, hogar de sus dos centros más grandes.

Los portavoces de Apple se negaron a comentar si el norte de Virginia estaba siendo considerado como una ubicación para el campus. Sus representantes también han proporcionado poca información más allá de sus criterios básicos a los funcionarios y desarrolladores.

"Son mucho más reservados sobre su proceso", dijo un ejecutivo de bienes raíces. Otro ejecutivo comentó que existía la posibilidad de trabajos de investigación y desarrollo, así como puestos para el call center.

Hay algunos indicios que señalan que Apple podría preferir un entorno más suburbano que Amazon. El recién terminado Apple Park, en Cupertino, está construido en 70 hectáreas a las afueras de San José. La sede de Amazon, por el contrario, está integrada en el centro de Seattle. "Es seguro decir que es una compañía más suburbana", dijo un funcionario de Apple.

También hay algunas conexiones que podrían mejorar las oportunidades del norte de Virginia. El terreno del condado de Loudoun, que consta de 34 hectáreas fuera de la estación de metro Innovation Center actualmente en construcción, es propiedad de una sociedad que administra Mark Masinter, un experto minorista de Dallas contratado por Steve Jobs en 2000 para ayudar a Apple a abrir sus primeras tiendas. La firma de Masinter, Open Realty, es dueña del terreno junto a Rebees, con sede en Dallas, y prevé un desarrollo de uso mixto de 51 hectáreas.

Se desconoce si Apple ha contratado a funcionarios de Maryland o DC, pero Washington, en su mayoría, no tiene espacio para un gran campus suburbano, y dos funcionarios de la ciudad (que hablaron bajo la condición de anonimato porque no estaban autorizados a discutir el proyecto) dijeron que no son conscientes de un esfuerzo del distrito para trabajar con Apple.

Pocas autoridades han discutido el proyecto. Después de que la compañía hiciera su anuncio, el alcalde de Chicago, Rahm Emanuel, sólo dijo: "Vamos a competir". Los encargados de desarrollo económico de los condados de Fairfax, Luodoun y Arlington se negaron a hacer comentarios. El portavoz de Northam también rehusó hacer comentarios al respecto.