Echo Dot, el asistente digital de Amazon dirigido a los niños, despierta cuestionamientos sobre su uso

Por Hayley Tsukayama

(Amazon)
(Amazon)

Un grupo de defensores de niños y dos legisladores plantean preguntas sobre el nuevo Echo Dot, que Amazon ha diseñado para los más pequeños. Los defensores de la Campaña por una Niñez Libre de Publicidades (CCFC) dijeron que la presencia de un locutor activado por voz en las mesitas de noche de los niños es una consecuencia no deseada que podría resultar invasiva o potencialmente perjudicial para su desarrollo.

"Los dispositivos de inteligencia artificial plantean una serie de preocupaciones sobre la privacidad e interfieren con las interacciones cara a cara y el juego autónomo que los niños necesitan para prosperar", comentó el director ejecutivo de CCFC, Josh Golin, en un comunicado.

Si bien el grupo no sugiere que el nuevo producto de Amazon viole la ley de privacidad (una acusación que ha hecho contra otros gigantes tecnológicos como Google), su campaña se adentra en el debate más oscuro sobre cómo los padres deben evaluar la interacción de sus hijos con los parlantes. La investigación sobre el efecto aún no es concluyente. Pero los consumidores, al tratar de lidiar con los niños que hablan con asistentes de voz antes de caminar o perder horas frente a las pantallas, exigen que las empresas tecnológicas diseñen productos que tomen en cuenta el uso compulsivo de tecnología y otros malos comportamientos.

En enero, los accionistas de Apple pidieron a la compañía que introdujera controles parentales para combatir el uso compulsivo de su tecnología. La compañía respondió que está trabajando en ello, pero aún no los ha presentado.

En su anuncio del mes pasado, Amazon anunció que agregaría controles parentales para su asistente de voz Alexa en los modelos Echo, Echo Dot y Echo Plus. El movimiento fue visto como una reacción a ese debate más amplio sobre el uso de la tecnología. La compañía ahora permite que los padres establezcan límites de tiempo y de modo para puede usar Alexa.

También respondió a las preocupaciones de los clientes con una función que elogia a los niños cuando dicen "por favor" en sus consultas con Alexa. Google, que compite con Amazon en el espacio de los asistentes digitales, agregó una función similar llamada modo please (por favor, en español) hace poco. También introdujo funciones de administración de tiempo de pantalla para su sistema operativo Android.

Amazon respondió a la campaña del CCFC en un comunicado. "La tecnología, en general, no es un reemplazo para la crianza o la conexión social", dijo. "Creemos que uno de los principales beneficios de FreeTime y FreeTime Unlimited es que los servicios brindan a los padres las herramientas que necesitan para ayudar a administrar las interacciones entre sus hijos y Alexa como mejor les parezca".

Los niños son un mercado clave para las empresas de tecnología a medida que presionan para que sus dispositivos entren en el hogar. Amazon y Google recientemente agregaron opciones para que los niños más pequeños usen más sus servicios. En octubre, Amazon facilitó a los adolescentes el pago con las tarjetas de crédito de sus padres. El año pasado Google comenzó a ofrecer a los padres una forma de crear cuentas para niños menores de 13 años, que por ley están más protegidos por la recopilación de datos y la publicidad online.

Muchos defensores de la privacidad que están alarmados, incluido el CCFC, y presentaron quejas al gobierno alegando que YouTube, de Google, viola la ley de privacidad de los niños con videos dirigidos a los más pequeños. La misma organización encabezó la acusación contra los planes del gigante de juguetes Mattel para lanzar un asistente de voz basado en inteligencia artificial para niños llamado Aristóteles. Después de esa campaña, Mattel descartó el proyecto del dispositivo.

Al enfrentar a Amazon, el grupo persigue un objetivo mucho mayor. La firma es, de lejos, el líder en el sector de los asistentes hogareños, con un 76% de participación en el mercado, según la consultora Consumer Intelligence Research Partners.

El nuevo producto de Amazon también llamó la atención en Capitol Hill. El senador Edward J. Markey (demócrata, de Massachusetts) y el representante Joe Barton (republicano, de Texas) también enviaron una carta a Amazon con  varias preguntas sobre la información que se recoge cuando el niño interactúa con el dispositivo. Amazon dijo que sus políticas cumplen con la ley de privacidad de los menores, pero los legisladores piden más detalles.

Eso incluye una pregunta sobre si Amazon publicará una política de privacidad separada para los niños. Google, que tiene un programa similar, lo hizo cuando presentó su programa FamilyLink, que permite que los niños pequeños tengan sus propias cuentas.