Guyana rechazó el acuerdo entre el régimen de Nicolás Maduro y la oposición venezolana por el Esequibo

El Ministerio de Relaciones Exteriores y Cooperación Internacional afirmó que “es una amenaza abierta a la soberanía y la integridad territorial”

Las cataratas Kaieteur están ubicadas en la zona en disputa, conocida por lo venezolanos como Guyana Esequiba
Las cataratas Kaieteur están ubicadas en la zona en disputa, conocida por lo venezolanos como Guyana Esequiba

El Gobierno de Guyana rechazó este miércoles un acuerdo firmado entre las autoridades y la oposición de Venezuela para aunar esfuerzos respecto a la disputa fronteriza sobre casi 160.000 kilómetros cuadrados al oeste del río Esequibo que enfrenta a los dos estados vecinos.

Guyana mostró así su malestar ante el acuerdo alcanzado entre el régimen de Nicolás Maduro y la Plataforma Democrática Unitaria firmado en México el lunes pasado, como parte del proceso de diálogo entre esas dos partes.

Ese acuerdo es una amenaza abierta a la soberanía y la integridad territorial de Guyana”, subrayó el Ministerio de Relaciones Exteriores y Cooperación Internacional en un comunicado.

Guyana no puede usarse como un altar de sacrificio para el arreglo de las diferencias políticas internas de Venezuela. Si bien el Gobierno de Guyana da la bienvenida a un acuerdo dentro de Venezuela, otro que desafía el derecho y el proceso internacional no es una base para la mediación”, agrega el comunicado.

La nota destaca que “la controversia entre Guyana y Venezuela está propiamente ante la Corte Internacional de Justicia -CIJ- y permanecerá allí para una resolución pacífica”.

Guyana ha advertido en varias ocasiones a Venezuela que no utilice el reclamo fronterizo de la región de Esequibo, rica en minerales, bosques y petróleo, como pieza de negociación para asuntos internos.

La mesa de negociación entre el régimen venezolano y la oposición en México (Europa Press)
La mesa de negociación entre el régimen venezolano y la oposición en México (Europa Press)

El chavismo y la oposición se unieron para el reclamo histórico de Venezuela en el asunto de la denominada Guayana Esequiba, que abarca casi 160.000 kilómetros cuadrados al oeste del río Esequibo, lo que supone casi dos terceras partes de la antigua colonia británica.

Estados Unidos ha reconocido abiertamente las fronteras existentes de Guyana, lo que permitió que un consorcio liderado por la compañía ExxonMobil produzca actualmente unos 120.000 barriles por día de crudo del bloque Stabroek en la región en disputa.

Guyana había acogido con beneplácito la decisión del secretario general de las Naciones Unidas, Antonio Guterres, en 2018, de que la CIJ fuera el foro de solución a la controversia entre los dos países.

Ese país se acercó a la CIJ en 2018 en busca de una sentencia definitiva y vinculante para reforzar que el Laudo Arbitral de 1899 siga siendo válido y vinculante para todas las partes, además de una afirmación legal de que la región del Esequibo, que contiene gran parte de los recursos naturales de Guyana, no pertenece a Venezuela.

La solicitud de Guyana de marzo de 2018 ante la CIJ se presentó con base en la recomendación del secretario General de las Naciones Unidas, luego de un proceso fallido de buenos oficios entre los estados vecinos.

La tensión entre los dos países se vio incrementada en los últimos tiempos después de que las autoridades venezolanas apresaran dos pesqueros de bandera de Guyana y la supuesta violación del espacio aéreo por parte de aviones militares de Venezuela.

(Con información de EFE)

SEGUIR LEYENDO:

TE PUEDE INTERESAR