La enfermera venezolana presa por protestar contra el régimen de Nicolás Maduro tuvo una crisis hipertensiva

Ada Macuare fue trasladada de emergencia desde los calabozos policiales a un centro asistencial

Ada Macuare
Ada Macuare

La enfermera venezolana Ada Macuare, que lleva 12 días detenida tras denunciar la escasez de insumos en su centro de salud, pedir vacunas contra el COVID-19 y un mejor salario, fue trasladada a un centro de salud tras sufrir una crisis hipertensiva, informó este miércoles el sindicato Monitor Salud.

Macuare, quien se encuentra detenida en Barcelona, capital del céntrico estado Anzoátegui, “fue trasladada de emergencia desde los calabozos policiales a un centro asistencial tras presentar una crisis hipertensiva” el pasado sábado, aseguró el monitor, organización que agrupa a numerosos empleados del sector para exigir mejores condiciones laborales.

Monitor Salud también citó al coordinador general del Movimiento de Trabajadores de la Salud, Edisson Hernández, quien responsabilizó al régimen “por las condiciones que pongan en riesgo el bienestar” de la enfermera detenida.

El pasado 29 de julio, representantes del Colegio de Enfermería de Venezuela relataron que Macuare fue detenida el 21 de julio mientras prestaba servicio en el ambulatorio Alí Romero de Barcelona.

Una de las protestas de trabajadores del sector salud venezolano en Caracas (EFE/ Rayner Peña/Archivo)
Una de las protestas de trabajadores del sector salud venezolano en Caracas (EFE/ Rayner Peña/Archivo)

Tres días después fue presentada ante los tribunales y acusada de los delitos de instigación al odio y terrorismo.

El gremio de enfermería en el país caribeño ha sido uno de los que más ha denunciado los fallos en los hospitales públicos, donde el equipamiento presenta daños, se registra escasez de medicinas, materiales médicos, agua y otros servicios básicos.

Las enfermeras, además, han solicitado en diversas ocasiones el incremento de su salario que no supera los 10 dólares mensuales.

Según la Coalición Nacional Sindical de Venezuela, que agrupa a profesionales de distintas áreas, incluido el sector salud, en el país hay más de 150 detenciones de dirigentes sindicales que denuncian la situación de crisis en las instituciones y empresas públicas.

El abogado Emilio Negrín, representante judicial de la coalición, asegura que los detenidos son acusados por los mismos delitos, instigación al odio, terrorismo y asociación para delinquir.

(Con información de EFE)

SEGUIR LEYENDO: