Diosdado Cabello amenaza a la ONG Provea


El vicepresidente del gobernante Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV), Diosdado Cabello, ha anunciado una ley para controlar la financiación de las ONG que actúan en el país, amenazando en concreto con investigar a la organización Provea, a la que acusa de supuesta connivencia con Estados Unidos para “desestabilizar” la dictadura de Nicolás Maduro.

“Compañeros de la Asamblea Nacional Constituyente (ANC), vamos a introducir una solicitud la semana que viene ante el órgano plenipotenciario sobre la revisión de las leyes que tengan que ver con el financiamiento de las ONG o personas particulares de otros países”, dijo el miércoles por la noche en su programa de televisión Con el mazo dando.

Vamos a aplicar el máximo de sanciones que se pueda”, adelantó. “Van a decir que están perseguidos. Está bien”, añadió el líder chavista.

Cabello apuntó al Programa Venezolano de Educación-Acción en Derechos Humanos (PROVEA), aduciendo que “se han mostrado pruebas de que está financiada por la Agencia de Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (USAID) con el propósito de desestabilizar Venezuela”.

La organización contestó vía Twitter recordando que lleva 31 años “en una constante lucha por los derechos para todas y todos, a pesar de los obstáculos y las amenazas”, por lo que aseguró que seguirá “al lado de las víctimas denunciando los abusos de poder y a los responsables”.

La ONG fue fundada en 1988 por Ligia Bolívar, ex empleada de Amnistía Internacional; Dianorah Contramaestre, una trabajadora comunitaria cristiana y Raúl Cubas, ex detenido de la dictadura argentina, que pasó años en el centro clandestino de detención de la Escuela de Mecánica de la Armada (ESMA). Allí, en el ícono del lado más oscuro de la dictadura, pasó más de dos años de torturas y horror.

Tras recobrar la libertad, se tralsadó a Venezuela, adonde había viajado su familia. En Caracas, tras un tiempo alejado de la actividad política, retomó su activismo y dio origen a la organización junto a Bolívar y Contramaestre.

Una de las principales preocupaciones de la ONG era la violenta represión policial en una época de alta conflictividad social. Desde su origen, Provea estuvo vinculada a movimientos de izquierda, una imagen distinta a la que hoy intenta proyectar el chavismo.

El repudio a la amenaza de Cabello fue generalizado entre otras organizaciones sociales que defendieron la labor de Provea.

Humberto Prados, el responsable de Derechos Humanos del gabinete del presidente encargado de Venezuela, Juan Guaidó, rechazó la amenaza de Cabello a PROVEA, de la que ha destacado que “trabaja arduamente en pro de los Derechos Humanos de cada uno de los ciudadanos”.

Además, Prados informó que ya se lo ha comunicado a los delegados de la Alta Comisionada de Naciones Unidas para los Derechos Humanos, Michelle Bachelet, que están en Venezuela, así como al secretario ejecutivo de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), Paulo Abrao.

(Con información de Europa Press)

MÁS SOBRE ESTE TEMA: