El Reino Unido condenó la toma de la Asamblea Nacional y reafirmó su apoyo a Juan Guaidó

El mensaje del gobierno de Boris Johnson fue transmitido por el secretario de Relaciones Exteriores, Dominic Raab. El presidente encargado, por su parte, agradeció las palabras e indicó que “el reconocimiento internacional, que se ratifica y fortalece, es y será fundamental para recuperar la democracia en Venezuela”

El secretario de Relaciones Exteriores británico, Dominic Raab. Foto: REUTERS/Simon Dawson
El secretario de Relaciones Exteriores británico, Dominic Raab. Foto: REUTERS/Simon Dawson

El gobierno del Reino Unido condenó este jueves la toma de la Asamblea Nacional por parte del régimen de Nicolás Maduro, y reafirmó su apoyo al presidente encargado Juan Guaidó. El mensaje de la administración de Boris Johnson fue transmitido por el secretario de Relaciones Exteriores, Dominic Raab, quien en su cuenta de Twitter expresó: “Las escenas de violencia e intimidación contra los miembros de la Asamblea Nacional de Venezuela son perturbadoras. Deben parar. El Reino Unido se mantiene firme en su apoyo a Juan Guaidó y aquellos que trabajan con el para llevar a Venezuela hacia la realización de elecciones democráticas y fuera de la crisis en la que se encuentra inmersa su gente”.

De esta manera, el Reino Unido se sumó en su condena a países como Colombia y Paraguay, que ya habían hecho lo propio el mismo miércoles.

Guaidó respondió en horas de la tarde. Agradeció “la solidaridad y el apoyo” de Raab y aseguró que “el reconocimiento internacional, que se ratifica y fortalece, es y será fundamental para recuperar la democracia en Venezuela, tener elecciones realmente libres y atender la emergencia”.

El evento en cuestión tuvo lugar el pasado miércoles, día en el que los diputados de la Asamblea Nacional tenían planeado sesionar en el Palacio Legislativo, dado que aquellos que responden al chavismo y reconocen como el presidente a Luis Parra lo habían hecho el martes.

Sin embargo, el edificio amaneció circundado por policías y cuando una comitiva del Parlamento se dirigió hacia la AN para constatar la situación fueron atacados por “colectivos”, nombre con el que se denominan grupos de civiles frecuentemente armados que dicen defender la revolución bolivariana y que son considerados como paramilitares también por organizaciones de derechos humanos.

Durante el trayecto de la comitiva también fueron agredidos varios periodistas nacionales e internacionales tal y como sucedió el pasado 7 de enero, cuando Guaidó intentó hacer una sesión de la AN en su sede. De hecho, uno de los vehículos -en el que se trasladaba la diputada Delia Solorzano- recibió un disparo.

Hechos similares habían tenido lugar en las dos ocasiones en que los diputados de la AN quisieron acceder al Palacio Legislativo. El primero, en ocasión de la elección de las autoridades para el año, donde el régimen evitó el acceso de los diputados y los chavistas eligieron a Luis Parra en una sesión sin quórum, lo que llevó a que la oposición eligiera a Guaidó en la redacción de El Nacional; y el segundo el martes 7, cuando los diputados quebraron distintos cercos policiales y lograron sesionar en el recinto.

Sin embargo, en este caso, ante la imposibilidad de acceder a la sede parlamentaria, la comitiva regresó a la sede de Acción Democrática, partido tradicional de la socialdemocracia venezolana, donde Guaidó tomó la decisión de hacer la sesión parlamentaria en un auditorio.

“Quedó develada la dictadura”, afirmó Guaidó acerca de ese traslado obligado antes de agregar: “Ellos quieren seguir exponiéndose de manera brutal como lo que son, unos dictadores”. Asimismo aseguró que las Fuerzas Armadas fueron “cómplices hoy de los colectivos, los paramilitares” en lo que calificó como una “emboscada contra parlamentarios”.

En contraste, el presidente de la Asamblea Nacional Constituyente (ANC) chavista, Diosdado Cabello, felicitó a los grupos paramilitares por su accionar y les aseguró que estaba "orgulloso de los colectivos defensores de estos espacios de la revolución bolivariana”.

De hecho, Cabello había anunciado el día anterior la voluntad de la ANC de sesionar en el Palacio Legislativo de forma permanente. “Esto va a ser todos los días. Las comisiones recibirán al pueblo en los pasillos y se van a instalar las comisiones y trabajar en los pasillos del Palacio”, agregó el número dos del chavismo, quien tomó la palabra luego de que Maduro presentara su Memoria y Cuenta ante la Constituyente.

Más sobre este tema:

Juan Guaidó definió la toma de la Asamblea Nacional como “paramilitar” y dijo que con el hecho “quedó develada la dictadura” de Nicolás Maduro

Colombia y Paraguay condenaron el ataque “impune” del régimen de Nicolás Maduro a los diputados opositores


MAS NOTICIAS