Stella Lugo fue rechazada por el gobierno de Alberto Fernández
Stella Lugo fue rechazada por el gobierno de Alberto Fernández

Twitter suspendió este domingo la cuenta privada de Stella Lugo Betancourt, enviada especial del régimen de Nicolás Maduro apara asumir como embajadora ante la Argentina, por infringir las reglas de la red social, aunque aún se desconoce exactamente qué fue lo que motivo la medida.

El aviso de “cuenta suspendida” podía observarse al entral en el perfil @StellaLugoB, seguido de un instructivo genérico aportado por Twitter que detalla los posibles causales, como la incitación al odio y la violencia, terrorismo, divulgación de información privada o manipulación de procesos electorales, entre muchos otros.

Tal como señaló el portal Alberto News, la red social estadounidense ha estado suspendiendo numerosas cuentas de organismos y dirigentes chavistas, como es el caso de la Guardia Nacional Bolivariana, el Comando Estratégico Operacional de la Fuerza Armada o el Banco Central. La suspensión también alcanzó al dirigente Freddy Bernal, acusado de dirigir a los infames colectivos chavistas que suelen atacar a los manifestantes opositores al régimen y a quienes intentan hacer ingresar ayuda humanitaria al país.

Lugo llegó a la Argentina a mediados de diciembre y tras la asunción en ese país del presidente Alberto Fernández, quien desde entonces ha encarado un acercamiento con el régimen de Maduro luego de que su predecesor, Mauricio Macri, lo desconociera y reconociera en cambio la legitimidad del presidente interino Juan Guaidó, elegido por la Asamblea Nacional a comienzos de 2019.

Macri había incluso aceptado las credenciales de Elisa Trotta, embajadora designada por Guaidó, quien habría quedado fuera de funciones con la llegada de Lugo, una dirigente chavista cuyo clan familiar tiene poder en Venezuela.

Lugo fue gobernadora del estado Falcón, al noroeste de Venezuela, en una gestión marcada por la corrupción, y ministra de Turismo en el gobierno de Maduro, además de capitana de la Milicia Bolivariana.

Stella Lugo arribando a la embajada de Venezuela en Buenos Aires, Argentina, en diciembre de 2019
Stella Lugo arribando a la embajada de Venezuela en Buenos Aires, Argentina, en diciembre de 2019

Venezuela se encuentra atravesando una crisis económica, política, social y humanitaria sin precedentes en su historia, caracterizada por la hiperinflación, la caída brutal del Producto Bruto Interno, la escasez generalizada, el aumento de la violencia y el crimen y, en consecuencia, un éxodo de al menos tres millones de personas a países vecinos.

Al mismo tiempo, la represión contra la oposición ejercida por el régimen de Maduro ha dejado un saldo de al menos 7.000 muertos en ejecuciones extrajudiciales, de acuerdo a un informe del Alto Comisionado para los Derechos Humanos de la ONU. Al mismo tiempo el chavismo ha estado avanzando sobre las instituciones democráticas, anulando a la Asamblea Nacional, cuyos miembros fueron elegidos en las últimas elecciones consideradas legítimas y realizadas en 2015.

A comienzos de 2019 la misma Asamblea Nacional eligió a Guaidó como presidente interino, desafiando al poder de Maduro, y desde entonces el país se encuentra desdoblado en dos autoridades máximas que cuenta con el reconocimiento de diferentes grupos de países, liderados por Estados Unidos y Rusia, respectivamente. Aunque es el chavismo el que por el momento se atrinchera en el poder.

MÁS SOBRE ESTE TEMA: