Juan Guaidó designó un equipo de emergencia para atender la crisis de "asesinatos" de niños en el hospital De los Ríos

Los padres de una de las víctimas lloran ante el féretro (AP)
Los padres de una de las víctimas lloran ante el féretro (AP)

Ante la conmocionante crisis que sacude al hospital J. M. de los Ríos por la muerte de seis niños, Juan Guaidó designó este miércoles un equipo de emergencia que se encargará de atender todo lo relacionado con el centro de salud y estar en contacto con los familiares de las víctimas.

A través de un comunicado del Despacho de la Presidencia, reconocido por más de 50 países, el mandatario interino negó que las sanciones impuestas por Estados Unidos sean la razón detrás de la crisis sanitaria, como argumentó el régimen, que no ha importado insumos médicos.

"El propio Nicolás Maduro hizo uso de esta excepción en días recientes para importar semillas para la industria agroalimentaria. Esto nos deja claro que la muerte de estos infantes ha sido una decisión política del régimen usurpador", denunció.

El cuerpo de Erick Altuve, quien falleció a los 11 años mientras esperaba un trasplante de médula (AP/Ariana Cubillos)
El cuerpo de Erick Altuve, quien falleció a los 11 años mientras esperaba un trasplante de médula (AP/Ariana Cubillos)

Además, destacó que la falta de trasplantes de órganos se extiende desde hace varios meses, mucho antes de la aplicación de las medidas del Tesoro estadounidense.

"El usurpador decidió que estos niños inocentes fuesen condenados a muerte al formar parte de la mayor trama de corrupción", remató Guaidó, quien calificó los hechos como "asesinatos".

Por estas muertes, el lunes, padres de pacientes del J.M de los Ríos y personal médico se concentraron a las afueras del hospital para protestar y exigir atención a la crisis hospitalaria.

Venezuela no cuenta con la tecnología para realizar trasplantes de médula, una cirugía compleja en la que se elimina el sistema inmunológico del paciente para descartar cualquier posibilidad de rechazo.

Hay continuas labores internacionales para ayudar a los niños venezolanos que padecen cáncer. El hospital pediátrico Bambino Gesu del Vaticano anunció el 23 de mayo que cuatro pequeños venezolanos, de 10 a 17 años, habían llegado para recibir tratamientos oncológicos con ayuda de la Cruz Roja internacional.

MÁS SOBRE ESTE TEMA: