La respuesta de Nicolás Maduro a las manifestaciones pacíficas de la población sigue siendo la misma: violencia. Este miércoles, en el marco de una nueva jornada de masivas protestas, colectivos chavistas intimidaron a los médicos que se manifestaban en las afueras del hospital JM de Los Ríos, en Caracas.

Si bien en esta oportunidad no agredieron a los manifestantes, la presencia del cuerpo paramilitar fue un claro mensaje de intimidación.

En las imágenes se puede observar cómo los médicos protestan pacíficamente cuando una columna de motorizados pasa por la zona. Algunos encapuchados, otros portando banderas de Venezuela y uno incluso con un palo en la mano.

Miles de venezolanos volvieron a salir a las calles para exigir la salida de Maduro del poder (Photo by Federico Parra / AFP)
Miles de venezolanos volvieron a salir a las calles para exigir la salida de Maduro del poder (Photo by Federico Parra / AFP)

Días antes de que Maduro juró un nuevo mandato, los colectivos advirtieron que defenderían al dictador “con el fusil en la mano” y en “cualquier escenario”.

En los últimos años los colectivos chavistas han tomado un gran protagonismo en la estructura de violencia y represión del régimen.

Las fuerzas de seguridad reciben constantemente el apoyo de este grupo paramilitar.

En el marco de la protestas que se desarrollaron en la última semana y media en Venezuela, al menos 29 personas fueron asesinadas y cientos detenidas.

Entre los detenidos, se registran cerca de 80 menores de edad.

Cada vez más cercado y presionado por la comunidad internacional y la oposición, Maduro se aferra al poder a base de violencia e intimidación en las calles.

MÁS SOBRE ESTE TEMA: