Por qué los perros podrían ser el futuro en la detección rápida del coronavirus

Varios han sido entrenados para detectar el virus en el olor de los pasajeros que llegan al aeropuerto de Helsinki, un ensayo cuya efectividad está en prueba

La entrenadora Susanna Paavilainen con el perro rastreador Miina, siendo entrenada para detectar el coronavirus de las muestras de los pasajeros que llegan, en el aeropuerto de Helsinki en Vantaa, Finlandia, el 22 de septiembre de 2020 (REUTERS/Attila Cser)
La entrenadora Susanna Paavilainen con el perro rastreador Miina, siendo entrenada para detectar el coronavirus de las muestras de los pasajeros que llegan, en el aeropuerto de Helsinki en Vantaa, Finlandia, el 22 de septiembre de 2020 (REUTERS/Attila Cser)

A los viajeros que llegan al aeropuerto de Helsinki se les ofrece una prueba de coronavirus voluntaria que toma 10 segundos y no requiere de un incómodo hisopo nasal. La prueba la hace un perro.

Un par de caninos detectores de coronavirus comenzaron a trabajar en el aeropuerto finlandés el miércoles como parte de un programa piloto que pretende detectar infecciones al usar el sudor de los pasajeros que llegan, recogido en toallitas.

En los últimos meses, los aeropuertos internacionales han introducido varios métodos para detectar el virus en los viajeros, incluyendo pruebas de saliva, controles de temperatura y barridos nasales. Pero los investigadores en Finlandia dicen que el uso de perros podría resultar más barato, más rápido y más eficaz.

Una vez que los pasajeros que llegan del extranjero han recogido su equipaje, se les invita a limpiarse el cuello para recoger muestras de sudor y dejar las toallitas en una caja. Detrás de una pared, un entrenador de perros pone la caja junto a latas que contienen diferentes olores, y un perro se pone a trabajar.

Los perros pueden detectar un paciente infectado con coronavirus en 10 segundos, y todo el proceso toma un minuto de principio a fin, dicen los investigadores. Si el perro da un resultado positivo, el pasajero es dirigido al centro de salud del aeropuerto para una prueba del virus gratuita.

Paavilainen dirige el perro rastreador Kossien el aeropuerto de Helsinki en Vantaa, el 15 de septiembre de 2020 (REUTERS/Attila Cser)
Paavilainen dirige el perro rastreador Kossien el aeropuerto de Helsinki en Vantaa, el 15 de septiembre de 2020 (REUTERS/Attila Cser)

¿Por qué perros?

Los perros tienen un sentido del olfato particularmente agudo y han sido empleados desde hace mucho tiempo en los aeropuertos para olfatear bombas, drogas y otros materiales de contrabando en el equipaje.

También han sido capaces de detectar enfermedades como el cáncer y la malaria. Así que, en medio de una pandemia, el entrenamiento de perros para detectar la COVID-19 se convirtió en una opción obvia, dijo Anna Hielm-Bjorkman, una investigadora de la Universidad de Helsinki que está monitoreando la prueba.

Y parece que están cumpliendo con la tarea, dijo. En la primera etapa del ensayo, los perros pudieron olfatear el virus en una persona asintomática, o a quien todavía no le aparecían los síntomas. Lo detectaron en una etapa más temprana que la prueba de PCR, la herramienta de diagnóstico más utilizada para el nuevo coronavirus.

En julio, investigadores de la Universidad Médica Veterinaria de Hannover, en Alemania, también descubrieron que con una semana de entrenamiento, los perros pudieron distinguir muestras de saliva de personas infectadas con el coronavirus de muestras no infectadas, con una tasa de éxito del 94 por ciento.

Los perros no parecen infectarse fácilmente con el coronavirus, aunque aparentemente ha ocurrido en algunos casos. Otros animales, como los gatos, parecen ser mucho más susceptibles. No hay evidencia de que los perros desarrollen ningún síntoma o de que puedan transmitir el virus a las personas o a otros animales.

¿Cómo lo hacen?

Los perros rastreadores, que están entrenados para reconocer el olor del virus, lo detectan al oler muestras de orina o sudor, según informó la facultad de veterinaria de la Universidad de Helsinki.

Hielm-Bjorkman dijo que ella y su equipo habían entrenado a los perros haciendo un sonido específico tan pronto como los perros indicaban una muestra positiva, “y sí, un premio también”, dijo. Cuando los perros huelen una muestra negativa, no ocurre nada y pasan a la siguiente.

Wise Nose, una organización finlandesa que se especializa en la detección de olores, se asoció con la facultad para entrenar a 16 perros, cuatro de los cuales empiezan a trabajar en el aeropuerto esta semana. Seis siguen en entrenamiento, y los otros no pudieron trabajar en un ambiente ruidoso.

“Todos los perros pueden ser entrenados para oler el coronavirus, pero son individuos y no todos ellos pueden trabajar en un aeropuerto”, dijo Virpi Perala, representante de Evidensia, una red de hospitales y clínicas veterinarias que financió la primera etapa del ensayo.

El perro rastreador Miina, que está siendo entrenado para detectar el coronavirus de las muestras de los pasajeros (REUTERS/Attila Cser)
El perro rastreador Miina, que está siendo entrenado para detectar el coronavirus de las muestras de los pasajeros (REUTERS/Attila Cser)

¿Esto significa que el coronavirus tiene un olor?

Esto es lo que los investigadores creen. Pero lo que los perros detectan exactamente cuando huelen el virus es la pregunta del millón, dijo Hielm-Bjorkman.

“Sabemos cómo lo detectan los perros —por el olfato— pero aún no tenemos ni idea de lo que detectan”, dijo. “Si lo descubrimos, podemos entrenar a miles de perros en todo el mundo”.

Científicos en Estados Unidos investigan si una persona infectada secreta un químico que los perros pueden oler. Y un estudio francés publicado en junio encontró “evidencia muy alta” de que el olor del sudor de una persona infectada era diferente en una forma que los perros podían sentir.

¿Qué futuro tiene esto?

El programa piloto en Finlandia es el primero en ser usado en un aeropuerto. Susanna Paavilainen, la directora general de Wise Nose, dijo que pretendía tener diez perros en el aeropuerto a finales de noviembre, y Hielm-Bjorkman, de la Universidad de Helsinki, dijo que recogería datos hasta finales de año.

Más programas de este tipo también podrían estar en camino. En los últimos meses, los ensayos realizados en Gran Bretaña, Francia, Alemania y Estados Unidos han evaluado cómo los perros podrían detectar el coronavirus.

En Finlandia, los investigadores dicen que si los programas piloto resultan efectivos, los perros podrían emplearse en hogares de ancianos para examinar a los residentes o en hospitales para evitar cuarentenas innecesarias a los profesionales de la salud.

Pero la ampliación de estos programas podría ser difícil: los perros deben ser entrenados y luego asistidos por sus entrenadores una vez que puedan trabajar fuera de los laboratorios.

En el aeropuerto de Helsinki, dos perros trabajaron simultáneamente el miércoles, mientras otros dos descansaban.

Hielm-Bjorkman reconoció que los recursos eran modestos, al menos por ahora. El programa tratará de evaluar cuánto tiempo los perros pueden trabajar en un día y si los mismos animales pueden ser usados para detectar sustancias como las drogas.

Perala, de la red Evidensia, dijo que Finlandia necesitaría entre 700 y 1000 perros olfateadores de coronavirus para cubrir escuelas, centros comerciales y hogares de ancianos, pero que se necesitarían más animales entrenados —y entrenadores— para una cobertura aún más amplia.

“Podríamos mantener nuestro país abierto si tuviéramos suficientes perros”, dijo.

Elian Peltier es reportero de la oficina londinense de The New York Times y se centra en las noticias de última hora. @ElianPeltierConservar línea abajo para separar Contributor BIOs

c. 2020 The New York Times Company

MÁS SOBRE ESTE TEMA:

¿Su test de coronavirus dio positivo?: quizás no debería ser así

Cuestionan la eficacia de las pruebas de PCR para diagnosticar COVID-19: qué opinan los expertos

MAS NOTICIAS