Punta del Este: cómo se gesta hoy una vivienda de lujo en el exclusivo balneario uruguayo

De qué se trata el nuevo paradigma ‘post-pandemic design’ y la tendencia ‘house warming’. Infobae entrevistó a uno de los arquitectos más emblemáticos del Este

Punta del Este: cómo se gesta una vivienda de lujo en el exclusivo balneario uruguayo
Punta del Este: cómo se gesta una vivienda de lujo en el exclusivo balneario uruguayo

La pandemia de COVID-19 revolucionó al mundo en todos sus aspectos y, el de la arquitectura, no quedó exento de esos cambios. Hoy, las personas buscan escapar de las grandes ciudades, priorizan los espacios verdes, el campo, la cercanía con la naturaleza, con las montañas, los cerros, el mar, el río, la playa, un arroyo... Todo es válido a la hora de encontrar un poco de paz y de tranquilidad en medio de la dura situación por la que atraviesa el mundo desde 2020.

En Punta del Este, los cambios en las preferencias de los clientes de alto nivel tampoco se hicieron esperar y así se lo contó a Infobae el arquitecto Ezequiel Gil, quien junto al ingeniero Félix Gil, llevan adelante el Estudio Pacífica Arquitectura y son los responsables de muchas de las lujosas casas que construyeron en ese balneario uruguayo, a pesar de que en esta nota solo se mencionarán a seis: Dos Mares, Salsa Brava, El Descanso, Pine Beach, Earl Grey y Portezuelo. Además, sus proyectos se destacan en otros países como Madrid, Miami, Costa Rica, Asunción y Buenos Aires.

Ezequiel Gil le cuenta a Infobae que desde su infancia, en Necochea, ya se interesaba por la pintura, por dibujar a mano alzada, hacer retratos, jugar con las acuarelas y que siempre se destacó en todo lo relacionado al arte, incluyendo la música.

Me considero un gozador de los sentidos, de la versatilidad arquitectónica, del disfrute y de la sensación de confort. Esto lo aprendí con el correr de los años y en la búsqueda de la arquitectura no tradicional. En la universidad me di cuenta que el diseño va más allá de lo establecido en los libros. No me considero un arquitecto de biblioteca. Al contrario, tengo más bien un perfil itinerante, de cultura de la construcción. Siempre me gustó viajar a lugares donde pudiera encontrar edificaciones y sitios que, en los textos de la universidad, no son tradicionales”, dijo.

“Desde muy chico, ya tenía una fuerte atracción por el agua, el mar, las olas, la espuma, la luna, el sol, el clima, la arena, el verano y me gustaba descansar al sol. En gran parte, esto proviene de mis raíces en Necochea, con lo cual la presencia del agua y del viento estuvieron siempre presentes. De ahí se desprende mi amor por lo orgánico, esa unión que propongo entre la arquitectura y los elementos naturales. Soy un convencido de que el paisajismo y la naturaleza tienen que abordar, e incluso superar, al proyecto arquitectónico. Me gusta que la arquitectura desaparezca y gane la naturaleza, la piedra, el agua, los fuegos, los árboles, las plantas y las flores”. aseguró

“En Punta del Este tengo los mejores recuerdos de mi infancia, adolescencia y juventud, es mi segundo hogar. Los proyectos que hago van desde estilos toscanos tipo Villa Italiana hasta waroons de carácter indonesio. Y, bajo cualquier estilo, siempre busco transmitir el buen vivir,: disfrutar la casa para la familia y para los amigos”, agregó.

Antes de empezar la entrevista con Infobae, el arquitecto hizo hincapié en dos fenómenos nuevo sy muy interesantes. Cuando comenzó la pandemia, la arquitectura hizo un cambio rápido hacia un nuevo paradigma, hoy llamado ‘post-pandemic design’, y a través del cual hoy se le da más énfasis al valor del hogar como refugio: la casa cobró un gran protagonismo en la vida de las personas por la gran cantidad de tiempo que hoy se se pasa adentro. Por eso, hoy se prioriza la comodidad puertas adentro, sectores para estar en soledad y otros para compartir con la familia, las cocinas se amplían y los comedores volvieron a cobrar el protagonismo que tenían hace varias décadas atrás.

Otro punto importante y novedoso es el llamado ‘house warming’, que implica varios puntos entre ellos, gozar de una buena iluminación tanto natural como artificial para poder trabajar cómodamente desde casa, una interesante zonificación del espacio habitable, destacar una obra de arte para hacerla más visible y poder admirar su belleza, o simplemente, aprovechar una doble altura para encontrar un nuevo espacio dentro de la casa y que puede convertirse en un refugio para, por ejemplo, disfrutar de un buen libro al lado de una biblioteca y con una cafetera a mano... Todas cuestiones que hoy solo apuntan al buen vivir y a disfrutar, cada día, puertas adentro del hogar.

El prestigioso arquitecto, Ezequiel Gil, uno de los más solicitados en Punta del Este
El prestigioso arquitecto, Ezequiel Gil, uno de los más solicitados en Punta del Este

— En virtud de los pedidos que recibe para construir fabulosas casas en Punta del Este, ¿cuál es la definición del lujo en la arquitectura de este balneario uruguayo ,que despierta tanta fascinación por personas de todas partes del mundo?

— En la arquitectura no necesariamente el lujo tiene que ver con lo económico, ya que no se trata de construir casas con elementos costosos y onerosos, sino más bien, de hacer aquellas donde el cliente se siente en paz, gratificado y feliz con el resultado. Por eso, aprovecho productos locales o regionales que estén bien trabajados, en lugar de buscar productos exóticos y de lugares lejanos de altísimo costo. Eso genera lujo.

No necesariamente una casa ‘high cost’ da como resultado una casa linda. Por eso, insisto en priorizar una arquitectura orgánica, la convivencia de estilos y en desarrollar diferentes culturas arquitectónicas en un mismo proyecto. De esta manera, se logran resultados realmente extraordinarios, lindos y armoniosos, que se aprecian en un todo y que son lujosos.

Por otro lado, la iluminación es un componente esencial si está bien lograda. Me considero un arquitecto escenográfico, porque busco en mis proyectos que la casa sea una película y que tenga un guión que se devela a medida que uno la recorre. Eso se genera con iluminación, con paletas de colores y con texturas que devuelven como resultado final un proyecto de alta gama. Todo depende de cómo se enfoca el arte, el proyecto, desde qué punto de vista, cómo se mezclan los colores, la iluminación y cómo se integra el entorno con la arquitectura. Eso es el lujo para mí: lo que se logra con esa fusión.

El lujo tiene que ver con una forma de vivir. Es pensar en las necesidades del cliente y cómo quiero que viva su casa según lo que pide. Por ejemplo, quien disfruta del paisajismo merece tener amplios ventanales, buena luz, una linda orientación, el perfume de las flores cerca de la entrada y en la galería, una gran paleta de colores para los arbustos con árboles seleccionados, un espacio de ‘chill out’, un área de fuegos, una pileta con desborde infinito… Esas son para mí las características que hacen al buen vivir cotidiano. Se trata de interpretar lo que piden y ser el instrumento para crear la casa de sus sueños.

El uso de materiales nobles como la madera maciza, el pórfido, junto con el entorno del terreno de la casa, se conjugan con la construcción para crear un todo. Una buena vista, aberturas a medida, paredes sólidas, ambientes bien definidos, buena circulación y el uso de domótica son también elementales para alcanzar un resultado de categoría.

Una fabuloso atardecer desde la casa Dos Mares, una de las tantas que Ezequiel Gil construyó en Punta del Este
Una fabuloso atardecer desde la casa Dos Mares, una de las tantas que Ezequiel Gil construyó en Punta del Este

— ¿Qué piden los clientes más exigentes que eligen construir una casa en Punta del Este? ¿Qué zonas prefieren y a qué le dan prioridad dentro de la casa?

— Quieren una propuesta artística y arquitectónica con mi impronta. Por eso, es clave conocer al cliente antes de empezar a dibujar, para poder entender sus gustos y preferencias. Mis proyectos no son una línea de producción industrial, sino por el contrario, los diseños son particulares y diferentes entre sí, ya que no me define ningún estilo.

Me gusta tomarme el tiempo suficiente para conocer al cliente y le pido que me cuente por escrito sobre su familia para saber cómo está compuesta, cuál es su cotidianidad y cómo son cuando están todos juntos, con amigos o de vacaciones. Son condimentos que le otorgan particularidad a cada proyecto y ayudan a cumplir las necesidades de cada cliente o grupo familiar.

Por el estudio pasan deportistas, empresarios, profesionales y extranjeros que no manejan nuestro idioma, pero en todos los casos, realizo el mismo proceso para lograr un entendimiento pleno, que me permita desarrollar el diseño que el cliente necesita. Me considero un intermediario entre la cultura arquitectónica, el papel y el producto final: la casa.

Al momento de diseñar, soy muy respetuoso con el medio ambiente y muy cuidadoso en cada detalle, como el clima de cada región y el país donde me toca trabajar. Valoro enormemente la salida y la puesta del sol, y los vientos predominantes de cada lugar. Para mí, el clima es también arquitectura y no se puede generar una arquitectura orgánica sin tener en cuenta el entorno climático y el medio ambiente.

Hice casas en lugares de mar que tienen espíritu de montaña, y viceversa. Al final de cuentas, la nieve es agua y el océano es agua. La temperatura es distinta, los vientos también, pero lo importante es poder aggiornar la arquitectura al terreno para brindarle al cliente lo que más le gusta y aquello con lo que soñó toda.

En general, el cliente sabe de antemano cuántos metros cuadrados quiere construir y casi siempre hace referencia a alguna otra casa, lo cual puede servir, por ejemplo, para establecer la cantidad de cuartos. Luego, se comienzan a pensar y crear los espacios y elementos básicos de este tipo de casas: si el terreno será en una sola planta o más, si habrá espacio de cava, cine, sala de audio y música, salas de juegos para niños y adultos, etc. En estos espacios, se busca privacidad y confort para los momentos de ocio.

Desde que empezó la pandemia, la cocina pasó a ser el espacio estrella de la casa. Incluso, el comedor está cobrando nuevamente su protagonismo como punto de reunión, ya que durante un largo tiempo había quedado obsoleto.

Finalmente, los espacios exteriores como galerías, patios interiores, patios de acceso, solarium, muelles y área de descanso son sectores de uso general de la familia, pero a la vez, de momentos muy íntimos de cada uno, por lo cual, tienen la misma relevancia que el interior de la casa, así que siempre están presentes a la hora de diseñar.

El imponente diseño de Salsa Brava
El imponente diseño de Salsa Brava

— ¿Cuáles son las características del lujo en una casa de Punta del Este?

— Se puede entender al lujo como algo exótico pero, para mi punto de vista, el lujo en Punta del Este es poder andar descalzo, es lo gourmet, es el fuego, la convivencia con lo natural, el clima, el mar, la arena, las dunas y el uso del tiempo. Estos son los condimentos que traigo a los proyectos de las casas en este balneario, lo cual resulta muy atractivo para los ojos de los extranjeros, que están acostumbrados a una arquitectura más dura. Veo cómo se sorprenden con los hornos de barro de 2 metros de diámetro y se fascinan con la pasión que tenemos por el fuego.

En las zonas en las que más trabajo en el Este, desde Rincón del Indio y pasando Rocha, las casas tienen un carácter natural, con madera, piedra y paja. Trabajo en el paisajismo para que no se sienta forzado, ni requiera mucho mantenimiento. Incorporo productos autóctonos o regionales para que el resultado sea vistoso y disfrutable.

Durante la pandemia, cambió el paradigma del tipo de casa que piden. Hoy, las casas son para vivir y deben tener otro tipo de confort, distinto al de una de veraneo. En este contexto, quiero resaltar que la definición de lujo en Punta del Este también viene de la mano de que la residencia esté protegida de las hostilidades del clima, porque no funciona todo el año. Entonces, el lujo es también una casa que te brinde refugio, que te dé calor cuando lo necesitás, que sea vivible, que se pueda usar todo el año y que se disfrute en cada uno de sus rincones.

Principalmente, la locación del terreno es el primer despertador y delimita muchos aspectos de la futura casa. No es lo mismo una casa en un campo, que una en la primera línea al mar, una en el interior del país, o una en José Ignacio. La ubicación es fundamental y es el punto de partida para el proyecto a diseñar.

Otros aspectos fundamentales a tener en cuenta a la hora de agarrar el lápiz y pensar en una casa lujosa, es el tipo de terreno sobre el que se va a desarrollar y la estructura de la misma. No es lo mismo una casa en una quebrada, en un llano, en un acantilado con una vista de gran perspectiva, que una en un lote pequeño con medianera de por medio.

A su vez, el terreno también tiene características propias como la orientación, que para mí es muy importante, ya que las vistas son muchas veces el disparador del dibujo. Por eso, disfruto de asesorar a mis clientes en la instancia de compra.

En general, las dimensiones de las residencias que diseñamos son generosas, pero no sólo pienso en el tamaño. Analizo qué se puede proyectar sobre ese terreno, si se puede desarrollar todo en una planta, si se puede hacer uso de subsuelo o de un tercer piso.

Otro punto clave son los materiales: siempre uso materiales nobles como el pórfido cortado a medida y colocado artesanalmente, o puertas macizas de gran tamaño, voladizos de hormigón exagerados en longitud, entre otros. Siempre hay algo característico de la casa que resalta y la convierte en especial y única. Además, el uso y buen provecho de los desniveles hacen de las casas algo distintivo.

Estas casas son una sumatoria de ítems y de características de buen gusto -y a veces también de buen gasto-, pero que valen el esfuerzo, porque son pensadas en cada mínimo detalle y eso las convierte en casas de lujo.

La belleza de Pine Beach
La belleza de Pine Beach

— ¿Qué buscan los argentinos de este segmento? ¿Cuáles son las diferencias con sus clientes de otras nacionalidades?

— La nacionalidad y la cultura de cada cliente es, sin dudas, una característica importante. Sin embargo, el entorno donde se va a construir la casa, conduce al cliente indefectiblemente a amalgamar con la cultura del lugar.

Hago casas en Uruguay para argentinos, uruguayos, europeos y americanos. La mayoría nos piden traer a sus hogares la vivencia de estar rodeado de fuego, leña y elementos que no se encuentran en lo cotidiano. Logramos generar rusticidad y lujo, a través de elementos orgánicos bien conceptualizados.

Los europeos, generalmente, llegan a Uruguay para desarrollar su tercera casa, y a pesar de no tener un mar cristalino como en otros lugares del mundo, encuentran un encanto fuera de serie. Les sorprenden las quebradas de los campos, los elementos naturales de la tierra, el viento, los aromas a pino, las piedras. El argentino anhela ver la playa y el mar, mientras que el europeo prefiere la amplitud visual.

Los argentinos, en general, buscan una casa de veraneo o de retiro. Los extranjeros también, pero la edad de los clientes hace también a la elección del terreno en sí. Quién está en plan de retiro busca la tranquilidad: salir del bullicio, disfrutar del silencio y de la calma de la naturaleza. Distinto es un empresario de mediana edad que busca su primera casa en el mar y quiere estar más conectado con la parte social de los restaurantes, los eventos y las playas de moda.

Los argentinos siempre estamos hablando de la familia, de compartir con amigos la vida y la casa, y abrimos las puertas de nuestra intimidad a los más allegados. Esta característica se convierte en un común denominador en el plan de necesidades de un cliente argentino: que reciba gente los fines de semana y que quiera ser un buen anfitrión.

En cambio, el cliente extranjero se destaca por pedir un diseño distinto, un dibujo que sorprenda, pero no necesariamente el diseño debe ser estrambótico, ni loco. Empiezo a dibujar en base a lo conversado, que no son más que los deseos de los clientes, sus anhelos, sus referencias sobre lo que quiere y lo que no, y eso no necesariamente tiene que ser una cosa fuera de serie, no pasa por ahí. Como arquitecto, me convierto en el instrumento para que logren conquistar lo que buscan y sueñan. Un estilo y una forma de vida, y eso es lo que logramos en equipo, poder traducir ese deseo en algo real.

Por supuesto, que hay características propias de cada cultura. Por ejemplo, los europeos hacen un uso acotado de los pasillos. generalmente, porque trabajan espacios y prioridades distintas a las nuestras -a lo cual adhiero en no usar metros innecesarios- pero a la vez me encanta que la circulación y zonificación siempre sea generosa, con lo cual mis pasillos sorprenden también por lo ancho y por lo alto que los conforma.

En todos los casos, sea cual fuere la nacionalidad, me enfoco en que cada vivienda sea una buena inversión para ellos, que el capital invertido sea rentable, a través de la venta o el alquiler. Entonces, también diseño enfocado en proyectos que sean comercializables y duraderos en el tiempo.

Portezuelo, otro de los orgullos de Ezequiel Gil
Portezuelo, otro de los orgullos de Ezequiel Gil

— ¿Hay más argentinos interesados en adquirir casas de lujo en el último tiempo? ¿Notaste algún cambio durante la pandemia? ¿Qué te piden esos argentinos que vienen a vivir a Uruguay y que diferencias existen con los que solo quieren una casa de veraneo?

Desde la pandemia, el mundo cambió la forma de sentir su hábitat. Hubo un cambio de paradigma, donde las personas se quieren dedicar a disfrutar aquí y ahora. Ya no quieren esperar más, entendieron que hay que tomar los mejores vinos, hacer los mejores asados y quieren construir su casa en la playa, en el campo, en la montaña o donde se sientan en paz.

Este mismo cambio se ve reflejado en los proyectos que hago no solo en Punta del Este, sino también en Estados Unidos, Costa Rica, Paraguay y España. Las casas dejaron de ser solamente de temporada: ahora, son también oficina y se disfrutan de otra manera.

Las personas no quieren postergar el vivir bien: quieren gozar de su espacio y son conscientes del valor que tiene residir en un entorno agradable. Entonces, hoy el foco está en que la casa cumpla con las características básicas para poder disfrutar en cualquier momento del año, porque las personas están en plan de irse a vivir a zonas aledañas al agua y con buena vista.

Muchos de mis clientes exigen el uso domótica (encendido de luces por zona, automatización de cortinas, audio centralizado, etc), entre otras variables, como la presencia de pérgolas, de shutters, de chimeneas y áreas de fuego en el exterior.

Más allá de si la casa es para usar sólo en temporada o para residir en ella todo el año, la intensidad con la cual trabajamos es para que sea todo terreno: que sea contemporánea, atemporal, sólida, fresca y cozy, porque la meta es hacer de una casa un hogar.

Esto habla desde el tipo de pisos, de materiales para cocinas, baños, el diseño de las bachas, de mesadas de cocina y, por supuesto, con el interiorismo que es el que acompaña nuestras obras de arquitectura y que completan a la perfección nuestros proyectos. Porque sin interiorismo, la casa queda despojada y desnuda.

Se hace muy difícil que el cliente pueda completar lo que tengo en mi cabeza a través de la decoración o comprando objetos sueltos en distintos locales. Por eso, proponemos muebles y modulares a medida, revestimientos importados, entelados exclusivos, que hacen que la casa se luzca como la pensé. La dupla de arquitectura e interiorismo son un ‘must’ que van de la mano y siempre son un éxito.


Cinco casas de ensueño by Ezequiel Gil para sumergirse en el verdadero lujo esteño

- Dos Mares

Casas-pacificas-Dos-Mares
Casas-pacificas-Dos-Mares

“Dos Mares” es una casa con una vista privilegiada hacia el mar. Su nombre se debe a que permite contemplar tanto la belleza de la playa Mansa como de la Brava, una de las geografías más emblemáticas de Jose Ignacio. Este proyecto tiene la particularidad de ser una casa playera, pero con terminaciones de lujo y múltiples detalles, que invita a apreciar y disfrutar la belleza del océano.

Dos Mares
Dos Mares

Tiene el beneficio de funcionar como un faro hacia ambas playas, ya que el espacio de disfrute público y la piscina se encuentraN en la planta alta y los dormitorios en la planta baja, otorgando una vista panorámica exclusiva.

Dos Mares tiene como protagonista exterior su pileta aterrazada y, en su interior, el cielorraso de madera que copia las pendientes de su cubierta. Se caracteriza también por su escalera de acceso principal revestida en piedra.

Dos Mares
Dos Mares

- Salsa Brava

Fue concebida como una casa de verano, solamente pensada para aprovechar los meses de sol y estar en familia. La casa está dividida en módulos: un espacio público conformado por el living, el comedor, la cocina y el toilette. El segundo, que es el módulo principal, cuenta con un playroom, dos cuartos y el cuarto principal en planta alta. Por último, el tercer módulo se encuentra “suelto” al fondo y se conforma de 2 cuartos con 2 baños, lo cual permite que sea utilizado como un espacio para huéspedes.

La casa tiene cemento alisado, pero contrarresta con muebles con mucha impronta. La mesa de comedor fue encargada a un artista de la zona en madera y hierro.

Salsa Brava
Salsa Brava

Lo que se propuso fue hacer un buen uso del deck y que el living se incorpore al deck cubierto, donde está la barra y hay dos áreas de chill out. Las mismas se unen a través de un corredor que llega hasta el cuarto de huéspedes, con lo cual la zonificación y circulación es realmente muy fácil y agradable a través de esta pérgola que está en el pasillo, llena de lavandas y jazmines de leche que inundan con sus aromas el área.

El jardín es muy soleado durante todo el día y la pileta toma una temperatura agradable gracias a la buena ubicación de la misma. El frente de la casa está revestido en madera y sólo se ve un gran paño fijo en la entrada, lo cual sorprende una vez que se abre la puerta y se ve la dimensión del terreno.

La cocina, a pesar de ser pequeña y tener estantes abiertos (como es el estilo en el Este), tiene espacio para dos heladeras y todos los amenities que se necesitan para una casa de verano bien completa.

Salsa Brava
Salsa Brava

Existe un paño fijo que permite apreciar desde el comedor y la cocina la vegetación natural y autóctona que generó un paisajismo único, con pezuña de gato, arena, y junquillos que hace sus dueños se sientan en el exterior de la casa, mientras están dentro.

Salsa brava encanta con su quincho moderno, que hace contraste con el estilo de la casa sin perder su identidad. Un gran ambiente flexible con materiales nobles como la madera.


- El Descanso

El Descanso
El Descanso

Es una casa apoyada directamente sobre el terreno, como un bloque pesado que contrarresta con la geografía del lugar, por ser tan macizo y por la presencia de piedra en su exterior.

El uso del paisajismo fue primordial en el planteo del plan de necesidades, ya que la pendiente del terreno era muy abrupta hasta llegar a la altura de la casa, con lo cual, cuando uno llega, casi llega a ver el techo, y eso sorprende porque es muy original.

A medida que uno se dirige por la senda peatonal del terreno hasta la senda principal, se deleita con los pastos altos, las gaminias, y todo lo que conforma el paisajismo en la primera ala, que es la entrada de la casa. Después, remata cuando se abre la puerta de madera -de un tamaño considerable- y recibe un living comedor con una pileta de desborde infinito, que muestra toda la bajada del terreno, como una gran quebrada dentro de la chacra.

A pesar de tener muchos cuartos en suite, living comedor, etc., la casa se divide en zona pública y privada a través de un largo pasillo, donde está también el cuarto de huéspedes, toilette y el playroom. Ahí hay una marcada diferencia con el área íntima, donde se buscó darle prioridad al silencio.

El cliente había pedido ver el amanecer desde su cuarto, con lo cual la propuesta fue hacer un bloque de vidrio que muestre todas las caras del lote.

El Descanso
El Descanso

La galería está conformada simétricamente hacia la izquierda por una parrilla muy completa y funcional, cercana a la cocina y, hacia la derecha, del lado de la pileta, se conforma un chillout del mismo tamaño que la parrilla, al que se le puede dar un gran uso tanto en invierno como en verano.

La vista y la espacialidad hacen que los clientes tengan la posibilidad de desarrollar actividades como yoga y clases de wellness, ya que la casa, a pesar de estar abierta hacia la bajada del terreno, también tiene una gran intimidad en su sobre altura, y está abrazada por los dos sectores de fuego que conforman una “U”.


- Pine Beach

Pine Beach
Pine Beach

Pine Beach y su hogar conífero central fue uno de los primeros en Pacífica. Controversialmente, sitúa el área más pública y transitada en la planta alta buscando visuales al agua, mientras los dormitorios permanecen en la planta baja en un sector más privado.

Este fue un proyecto especial, bien playero, con contrastes en materiales y colores. El uso del negro hace presencia tanto en la planta baja, como en la planta alta.

Al ingresar al toilette, se rememora a Bali o Indonesia, dado que se aprecia una bacha en madera trabajada esculturalmente.

El uso de techos de paja resalta en el área, como así también la combinación con la madera en listones verticales macizos y la presencia de hierro, tanto en la baranda como en la chimenea central.

El living es un ambiente que separa espacios, pero a la vez reúne gente, porque todo gira en torno a esa chimenea cónica que tiene gran encanto tanto en invierno como en verano, ya que, a pesar de no encenderse, se utiliza para decorar con un juego de velas otorgando un estilo muy veraniego.

La parrilla está ubicada en un lateral, bastante escondida con una barra pequeña, lo que logra un espacio de intimidad en un ángulo de la casa y se obtiene una vista única al mar desde allí.

La casa está desarrollada en dos plantas: la planta alta conforma la zona pública con la cocina, el comedor, el living, el toilette y una muy linda galería exterior que remata en forma de proa y deja ver una panorámica alucinante.

Pine Beach
Pine Beach

En la planta baja está el área de dormitorios, el cuarto de huéspedes y las áreas de servicio, que se reúnen todos en un playroom muy acogedor, pero de gran tamaño, con salida a la galería, pileta, solarium y jardín.

El lote se abre y la propuesta intentó ganarle la mayor superficie de jardín posible, dado que desde allí es donde mejor se aprecia la vista al mar y la extensión del mismo. Teniendo en cuenta esto, se pensó la ubicación de las reposeras y las hamacas.

La casa se completa con una cocina abierta, de estilo americano, compuesta por una barra entre el living y la cocina, que comunica a los comensales que disfrutan de una comida rápida o unos tragos.


Portezuela


Casas-pacificas-Portezuelo
Casas-pacificas-Portezuelo


La casa Portezuelo es icónica dentro del estudio. Está desarrollada en dos plantas y en su corazón contiene un patio interno donde se encuentra la pileta y la galería exterior. Toda la casa busca visuales al patio y al agua.

La casa fue la suma de ideas de una familia numerosa que querían espacios tanto para compartir entre todos, como así también de intimidad para el matrimonio.

Portezuelo cuenta con una casa de huéspedes de dos cuartos con baño compartido, lo cual da mucha libertad a la hora de invitar amigos. Hay un playroom en el exterior, lo que hace que los niños puedan tener su lugar de privacidad comunicado con la pileta y el quincho, y a la vez que están cerca de la cocina y del comedor diario, que incluye una mesa para 10 personas.

La parrilla se destaca por la barra en una sola pieza de pórfido rugoso, que es realmente el centro de la casa en verano y en invierno. Se complementa con un horno de barro al cual se le da mucho uso.

El living comedor es un espacio diseñado para aprovechar entre todos, con modelos de sillones modernos con fundas y repletos de almohadones bien mullidos, de estilo playero, sin perder la suave elegancia.

Las paredes revestidas, pintadas en tonos muy delicados, hacen que las vistas del lote con sus perspectivas convivan al extremo.

Casas-pacificas-Portezuelo
Casas-pacificas-Portezuelo

Portezuelo, tiene cuatro caras, cuatro fachadas, así como todas las casas de Pacífica. Las caras no son solamente frente/contrafrente. En este caso, la vivienda está en un lote girado, que se aprecia desde la calle y donde se pueden ver todos los revestimientos que se usaron, los cuales se entremezclan con las casas aledañas, también diseñadas por el estudio.

La cocina de la casa tiene un ventanal sobre la bacha con cortina americana y una vista al faro de José Ignacio alucinante. Posee puertas corredizas en toda la planta baja, lo que hace que sea muy fácil la circulación a la hora de comer, ya sea en la galería, adentro en el comedor diario o en la barra de la cocina, ya que hay muchos ambientes para distintos momentos del día.

El paisajismo que se usó en esta casa buscó generar un estilo Hawaiano, que aporta color y envuelve toda el área de pileta en piedra y venecitas negras.


Earl Grey

Casas-pacificas-Earl-Grey
Casas-pacificas-Earl-Grey

Earl Grey muestra como la simpleza lo hace todo. Todos los elementos que componen a esta residencia están en armonía y sus texturas colaboran en la creación de semejante obra, que por la noche culmina con una iluminación cálida que genera un clima super cousy.

La casa Earl Grey es pura inspiración Californiana. La idea fue hacer un shack tipo cottage de categoría, manteniendo el estilo de Pacífica, con diversos revestimientos y con la presencia de áreas de fuegos como las áreas de chillout, parrilla y chimenea.

Earl Grey tiene pisos de madera macizo de guayuvira que le dan calidez a la casa y le brinda simpleza y elegancia al espacio común del living.

La cocina se destaca dado que está pensada como una cocina urbana más que playera, contrarrestando con el estilo de la casa. Es una cocina completa con alto y bajo mesada y tiras de LED en todo su perímetro. Mantiene el uso de mármol de Carrara, un extractor deslizable horizontal extensible, puertas laqueadas y termoformadas y cajones deslizables con sistema soft, que hacen de la cocina un espacio funcional y confortable. A su vez, está revestida con ranurado vertical al igual que el living, hermanándola con los otros ambientes. Asimismo, el lavadero mantiene las mismas características y calidad que la cocina.

A diferencia de muchas casas donde se ubican los cuartos al fondo, en esta vivienda se pensó los cuartos adelante, ya que el espacio de parrillero, como le llaman en Uruguay, se hizo al fondo junto al lugar de encuentro, al cual se accede bajando un desnivel, a través de unos escalones al deck. Esto genera un espacio muy acogedor, donde el ruido de las reuniones sociales queda alojado en el fondo del terreno y el espacio privado mantiene la independencia y ese silencio tan deseado para quien busca el descanso. El área está separada y bien delimitada por un patio interno de deck.

A pesar de la orientación que tiene este terreno, se pudo aprovechar un rincón de sol y otro de sombras, generando una suerte de bosque en el primer patio interno y un área de sol cerca de la pileta, que alcanza para que mantenga una agradable temperatura, lo que permite aprovechar la casa durante todas las estaciones del año y los distintos momentos del día. Esto una característica de los diseños de Pacífica, que otorgan funcionalidad y estética placentera que se puede disfrutar e invitan a quedarse y descansar.

Casas-pacificas-Earl-Grey
Casas-pacificas-Earl-Grey

La doble altura tanto en el living como en la suite principal, hizo del ambiente general una sensación óptima de espacialidad y, a su vez, los ventanales dan una perspectiva única, haciendo que ese techo a cuatro aguas luzca y se destaque con su machimbrado y sus cabios.

El uso de arcadas en esta casa fue un recurso que ganó un espacio acogedor en lo que respecta a pasillos y área de playroom. Enmarca un espacio con salida hacia un patio interno y eso delimita la mirada y sectoriza el área pública de la privada.

En lo que se refiere al parrillero, destaca el horno de barro hecho por reconocidos artistas y la gran parrilla de 1,2m junto con una barra de 3m de largo de mármol negro leather, hacen que ésta sea el área estrella de la casa.

El uso de postigos, según el propietario, era un elemento fundamental, porque se logra hacer una buena combinación de mantener el ingreso acústico de la naturaleza exterior y a la vez proteger del sol intenso.

SEGUIR LEYENDO:









TE PUEDE INTERESAR