Qué es el “turismo de venganza” y por qué preocupa a las autoridades sanitarias

El Ministerio de Salud de la India utilizó la frase para expresar su preocupación por el hacinamiento de los destinos turísticos poco después de una segunda ola de COVID-19 devastadora. Qué significa

El fenómeno de personas de todo el mundo que viajan inmediatamente después de que se alivien las restricciones de COVID-19 no es exclusivo de India, pero es particularmente grave dado lo grave que ha sido su brote este año (REUTERS)
El fenómeno de personas de todo el mundo que viajan inmediatamente después de que se alivien las restricciones de COVID-19 no es exclusivo de India, pero es particularmente grave dado lo grave que ha sido su brote este año (REUTERS)

Con ganas de liberarse después de meses bajo los bloqueos de COVID-19, la gente en toda la India se dirige en masa a los puntos calientes del turismo nacional, solo semanas después de que las restricciones comenzaron a disminuir tras una segunda ola devastadora.

La situación se ha deteriorado hasta el punto en que el Ministerio de Salud federal de la India se vio obligado a emitir una declaración advirtiendo contra lo que describió como “viajes de venganza”. Durante una rueda de prensa, aseguraron que el tema de los “viajes de venganza ... podría anular todos los logros” obtenidos hasta ahora.

El fenómeno de personas de todo el mundo que viajan inmediatamente después de que se alivien las restricciones de COVID-19 no es exclusivo de India, pero es particularmente grave dado lo grave que ha sido su brote este año.

Entre 600.000 y 700.000 turistas se han trasladado al relativamente fresco estado de Himachal Pradesh, en el norte del Himalaya, solo desde junio, cuando se relajaron las restricciones fronterizas, según Amit Kashyap, director del departamento de turismo de Himachal Pradesh.

Si las tasas de vacunación continúan aumentando y el recuento de casos disminuye, muchos expertos en viajes predicen que las personas reservarán más viajes que antes de la era del coronavirus para recuperar el tiempo perdido y volver a conectarse con amigos y familiares (REUTERS)
Si las tasas de vacunación continúan aumentando y el recuento de casos disminuye, muchos expertos en viajes predicen que las personas reservarán más viajes que antes de la era del coronavirus para recuperar el tiempo perdido y volver a conectarse con amigos y familiares (REUTERS)

Las imágenes y videos de grandes multitudes de personas, sin máscaras y abarrotadas hombro con hombro en las calles, se volvieron virales en las redes sociales, lo que se sumó a las preocupaciones ya elevadas de que una tercera ola está a la vuelta de la esquina. Los médicos y expertos criticaron a las personas que disfrutaban de las vacaciones, incluso cuando muchos todavía se están recuperando del impacto de la segunda ola que comenzó en abril.

En Delhi, se presenciaron escenas similares en los mercados, lo que obligó al gobierno a ordenar el cierre de tiendas en el Mercado Central de Lajpat Nagar y Rui Mandi de Sadar Bazar sobre la base de “graves violaciones” de los protocolos COVID-19.

En declaraciones a The Independent, el experto en la industria del turismo Subhash Goyal dijo que las escenas de los estados del Himalaya muestran cómo “definitivamente nos estamos moviendo hacia la tercera ola”, a pesar de que apoya la reapertura de la economía y el sector turístico muy afectado.

“Hay una demanda reprimida de viajes y estoy a favor de la apertura del turismo y también de la apertura de las fronteras internacionales, pero al mismo tiempo, el gobierno y la gente deben garantizar el estricto cumplimiento de las reglas de COVID-19”, advirtió Goyal, quien es el presidente de la Confederación de Profesionales del Turismo de la India. “Debería haber sanciones severas para las personas que desobedezcan el comportamiento apropiado de COVID-19 por poner en peligro la vida de miles de personas”, agregó.

El ansia viajera sin medida es una de las consecuencias del coronavirus después de tanto tiempo de confinamiento (REUTERS)
El ansia viajera sin medida es una de las consecuencias del coronavirus después de tanto tiempo de confinamiento (REUTERS)

Pero, ¿qué es el “turismo de venganza”? La tendencia viajera viene avalada por diferentes estudios de origen anglosajón, cuyo término utilizado para definirla es revenge travel o revenge rate. El fenómeno ya se ha analizado en psicología con otros campos de estudio como las compras compulsivas como una forma de autoindulgencia ante situaciones complicadas o extremas. Es decir, me doy un capricho porque me lo merezco después de haberlo pasado mal por los motivos que sean. Y ahora ataca con fuerza el sector del turismo.

Esta mentalidad de viaje significa que las personas están más ansiosas por viajar y menos dispuestas a cancelar sus planes de vacaciones este año después del cierre del coronavirus. Muchas personas están cansadas de estar en casa, están completamente vacunadas y han estado ahorrando dinero y millas de viaje para su primer viaje después de la pandemia. Como resultado, es más probable que los viajeros de venganza prueben un lugar más exótico, gasten más dinero para viajar o una combinación de ambos.

“Si bien el término puede sonar tonto, ‘viajes de venganza’ se refiere a la idea de que habrá un gran aumento en los viajes a medida que se vuelvan más seguros y las cosas se vuelvan a abrir”, sostuvo Eric Jones, cofundador del diario y guía de planificación de viajes The Vacationer en diálogo con The Huffington Post. “A muchas personas de todo el mundo se les modificaron o cancelaron por completo las vacaciones el año pasado, por lo que todas buscan satisfacer su deseo de viajar al mismo tiempo. El término también es una retribución contra COVID-19 y cómo está perdiendo su poder de controlar nuestras vidas, incluida la cancelación de planes de viaje“.

Si bien es divertido fantasear con viajar por el mundo nuevamente o por primera vez, es importante considerar prioridades más inmediatas como la salud, la seguridad y el bienestar financiero a medida que continuamos navegando por la pandemia. “Con tantas personas aún en paro o desempleadas, y con tantas experimentando desafíos financieros en algún momento durante el año pasado, para muchos, los ‘viajes de venganza’ no son más que un sueño lejano con el trabajo y la seguridad alimentaria como una prioridad más real y urgente”, subrayó Alan Fyall , presidente interino del departamento de turismo, eventos y atracciones del Rosen College of Hospitality Management de la Universidad de Florida Central.

SEGUIR LEYENDO: