La vacuna de Moderna mostró una eficacia de más del 90% hasta 6 meses después de la segunda dosis

Laa compañía farmacéutica dio a conocer datos actualizados del ensayo a través de un comunicado, en el que además se especificó que la fórmula previno el 95% de los casos graves. También se dieron detalles sobre sus dosis de refuerzo para las variantes más preocupantes del COVID-19

La vacuna previno el 95% de los casos graves en los participantes del ensayo realizado en Estados Unidos REUTERS/Carlos Osorio
La vacuna previno el 95% de los casos graves en los participantes del ensayo realizado en Estados Unidos REUTERS/Carlos Osorio

La vacuna de dos dosis de Moderna previno más del 90% de los casos de COVID-19, según datos actualizados publicados el martes por la biotecnológica de Cambridge, Massachusetts, un poco más bajo que la tasa de eficacia del 94,1% anunciada cuando la fórmula fue aprobada para uso de emergencia en Estados Unidos para su uso en diciembre.

Además, la vacuna previno el 95% de los casos graves en los participantes del ensayo realizado en Estados Unidos, que midió la eficacia de la vacuna en una media de seis meses después de que voluntarios recibieran dos inyecciones.

Así, la eficacia de la vacuna a partir de dos semanas después de la segunda dosis -y basada en los casos adjudicados actualizados- sigue siendo consistente con las actualizaciones anteriores.

Por otro lado, se dieron a conocer los resultados sobre sus refuerzos específicos para algunas de las variantes más preocupantes. La compañía comunicó que comenzó a probar dos versiones modificadas de su vacuna COVID-19 en ratones de laboratorio con la esperanza de que las inyecciones prevengan una variante llamada B.1.351. Esa variante, que surgió por primera vez en Sudáfrica, ha causado alarma porque parece debilitar la efectividad de la vacuna aprobada para uso de emergencia el 18 de diciembre por la Administración de Alimentos y Medicamentos.

Una de las vacunas revisadas está hecha a medida para esa variante. La otra combina la vacuna específica de variante y la vacuna autorizada. Ambos elevaron los niveles de anticuerpos contra la variante en los ratones. Moderna ha comenzado a probar las mismas vacunas en voluntarios humanos en un ensayo clínico.

De esta manera, mostraron que sus candidatas (ARNm-1273.351 y ARNm-1273.211) aumentan los títulos neutralizantes contra las cepas preocupantes del SARS-CoV-2.

Por otro lado, se dieron a  conocer los resultados sobre sus refuerzos específicos para algunas de las variantes más preocupantes EFE/Thais Llorca/Archivo
Por otro lado, se dieron a conocer los resultados sobre sus refuerzos específicos para algunas de las variantes más preocupantes EFE/Thais Llorca/Archivo

“El equipo de Moderna continúa logrando importantes avances con nuestra vacuna contra el COVID-19. Esperamos tener los datos clínicos de nuestros candidatos de refuerzo específicos para variantes, así como los datos clínicos del estudio de fase 2/3 de nuestra vacuna COVID-19 en adolescentes “, dijo Stéphane Bancel, director ejecutivo de Moderna.

“Los nuevos datos preclínicos sobre nuestras vacunas específicas para las variantes nos dan la confianza de que podemos abordar de forma proactiva las variantes emergentes. Moderna hará tantas actualizaciones a nuestra vacuna COVID-19 como sea necesario hasta que la pandemia esté bajo control “.

El estudio está en curso y los resultados informados siguen siendo preliminares. A lo largo del año, Moderna compartirá datos actualizados del estudio de fase 3, incluida la eficacia contra infecciones asintomáticas, datos de genotipado, datos adicionales de persistencia de anticuerpos e información sobre posibles correlatos de protección.

El estudio de fase 2/3 TeenCOVE de mRNA-1273 en adolescentes de 12 a 17 años está completamente lleno, con aproximadamente 3.000 participantes en los EE. UU. Actualmente se está inscribiendo el estudio KidCOVE de fase 2/3 de mRNA-1273 en la población pediátrica de 6 meses a 11 años. La compañía espera inscribir a 6.750 participantes pediátricos sanos en los EE. UU.

Datos de persistencia de anticuerpos hasta 6 meses publicados en The New England Journal of Medicine

Los datos de persistencia de anticuerpos hasta 6 meses después de la segunda dosis de la vacuna Moderna COVID-19 se publicaron recientemente en The New England Journal of Medicine. Este estudio analizó a 33 participantes adultos sanos en el estudio de fase 1 dirigido por los NIH de la vacuna COVID-19 de Moderna a los 6 meses después de la segunda dosis.

a vacuna de Moderna recibió autorización de emergencia en Estados Unidos el pasado 18 de diciembre REUTERS/Carlos Osorio
a vacuna de Moderna recibió autorización de emergencia en Estados Unidos el pasado 18 de diciembre REUTERS/Carlos Osorio

Según lo detectado por tres ensayos serológicos distintos, los anticuerpos provocados por la vacuna Moderna COVID-19 persistieron durante 6 meses después de la segunda dosis. La desintegración de los anticuerpos se estimó mediante dos enfoques y fue coherente con las observaciones publicadas de pacientes convalecientes con COVID-19 hasta 8 meses después de la aparición de los síntomas.

Datos preclínicos sobre candidatos de refuerzo específicos para variantes

Los nuevos datos preclínicos sobre los candidatos a vacunas de refuerzo específicas para variantes se han enviado como una preimpresión a bioRxiv y se enviarán para su publicación revisada por pares. Estos candidatos incluyen mRNA-1273.351, que está dirigido más específicamente contra la variante SARS-CoV-2 conocida como B.1.351 identificada por primera vez en la República de Sudáfrica, y un candidato de refuerzo multivalente, mRNA-1273.211, que combina mRNA-1273 (vacuna autorizada de Moderna contra cepas ancestrales) y mRNA-1273.351 en una sola vacuna.

Ambos aumentan los títulos neutralizantes contra las variantes de SARS-CoV-2 de interés en ratones. Específicamente, estos datos preclínicos confirman títulos de neutralización mejorados con la serie primaria de la vacuna mRNA-1273.351. La vacuna multivalente proporcionó el nivel más amplio de inmunidad.

La vacuna de Moderna recibió autorización de emergencia en Estados Unidos el pasado 18 de diciembre y, desde entonces, ha obtenido también luz verde en muchos otros países, incluidos los de la Unión Europea (UE), el Reino Unido, Israel o Canadá. La compañía anunció en febrero que espera ingresar este año al menos 18.400 millones de dólares (15.043 millones de euros) a través de los contratos que tiene firmados para suministrar su vacuna. Hasta la fecha, ha entregado aproximadamente 132 millones de dosis de la vacuna COVID-19 a nivel mundial.

SEGUIR LEYENDO: