La primera película con inteligencia artificial donde los usuarios eligen el final

SALT es el nombre de la producción que cuenta la historia de un lejano planeta

Crean por primera vez una producción totalmente hecha con sistemas de inteligencia artificial, desde texto, imágenes y voces.
Crean por primera vez una producción totalmente hecha con sistemas de inteligencia artificial, desde texto, imágenes y voces.

La evolución de los generadores de imagen de inteligencia artificial ha sido grande en el último año, creando un sinfín de curiosidades y recientemente se diseñó la primera película hecha completamente con estos sistemas.

Fabian Stelzer es el encargado de dar vida a SALT. En la producción del filme ha usado modelos de diferentes sistemas como Midjourney, DALL-E 2 y Stable Diffusion, y decidió publicarla de forma episódica para que los usuarios elijan el final.

Así es la primera película hecha con IA

Este proyecto está hecho totalmente con estos sistemas, desde la generación de imágenes con las plataformas mencionadas, pero también con actuaciones de voz creadas por la inteligencia artificial Murft y el guion lo generó a través de GPT-0033.

El argumento de la película es que a una gran cantidad de años luz de la Tierra existe el planeta Kaplan 3, donde abunda la sal como recurso primario, pero también la causante de varios problemas afectando a naves espaciales y a sus tripulantes.

La historia se va desarrollando en capítulos de máximo dos minutos, donde se pueden ver imágenes del planeta, pero también de entornos cerrados, naves y de personajes, que tienen movimiento gracias a Synthesia, otra inteligencia artificial.


“En mi pequeño estudio casero puedo hacer una película de ciencia ficción de los 70 si quiero. Y en realidad puedo hacer algo más que una película de ciencia ficción. Puedo pensar: ‘¿Cuál es la película en este paradigma, donde la ejecución es tan fácil como la idea?’”, contó el responsable a CNN.

Stelzer los publica en la cuenta de Twitter de la película y los usuarios son quienes eligen lo que sigue en la trama. Por lo que el objetivo que tiene es juntar después todos los cortos subidos y crear una producción extensa, ya que él no tiene experiencia en cine, pero sí en trabajar con este tipo de sistemas porque en 2009 cofundó una empresa llamada EyeQuant enfocada en este sector y que luego vendió en 2018.

SALT, es la primera producción generada totalmente con herramientas de inteligencia artificial.
SALT, es la primera producción generada totalmente con herramientas de inteligencia artificial.

Una idea que puede inspirar un nuevo cine

Si bien el proyecto de Stelzer está en una fase inicial y aún no es un largometraje consolidado, Savannah Niles, directora de producto y diseño del constructor de experiencias de realidad aumentada y realidad virtual Magnopus, aseguró que esta propuesta puede ser el inicio de una nueva forma de crear historias.

“Creo que van a surgir muchas de ellas, lo cual es emocionante”, comentó a CNN, destacando que la participación de los usuarios en Twitter es interesante y que puede ser una manera en que las productoras de cine puedan reducir costos con este tipo de sistemas.

Pero también, David Gunkel, un profesor de la Universidad del Norte de Illinois, cree que estos proyectos son importantes para el aprendizaje de la tecnología y que él ya ha usado este tipo de contenido para enseñar a sus estudiantes, porque “crea un mundo en el que te sientes comprometido, inmerso”.

SALT, es la primera producción generada totalmente con herramientas de inteligencia artificial.
SALT, es la primera producción generada totalmente con herramientas de inteligencia artificial.

Bruce Willis vende su imagen a la IA

Ante sus problemas de salud, Bruce Willis se retiró del cine, pero su imagen podría seguir apareciendo gracias a que vendió sus derechos a la Inteligencia Artificial, por lo que su salida del cine sería solo de forma presencial.

Esto lo convierte en el primer actor en hacer algo así en Hollywood, un primer paso para que otros artistas lo vean como una opción para el final de su carrera o incluso las productoras para no perder talentos que dejan la actuación o fallecen.

La decisión de Willis no surge de la nada, porque el actor estuvo colaborando hace poco con una empresa rusa en un comercial y allí se utilizó inteligencia artificial para crear su personaje.

La compañía Deepfake.io fue la encargada del proyecto de digitalización, en el que se tomaron 34.000 fragmentos de sus películas más recordadas a lo largo de los años. Luego se entró a la IA durante 14 días, aunque según la misma empresa el proceso se podría hacer en un menor rango de tiempo, entre 4 a 5 días.

SEGUIR LEYENDO

TE PUEDE INTERESAR