Las bodas por Zoom dejan de ser legales en Nueva York

El levantamiento del estado de emergencia y un intento por regresar a la normalidad serían las causas.

Los matrimonios se habían realizado hasta ahora en videollamada como una medida preventiva. (Foto: REUTERS/Dado Ruvic/Illustration)
Los matrimonios se habían realizado hasta ahora en videollamada como una medida preventiva. (Foto: REUTERS/Dado Ruvic/Illustration)

Con la llegada de la pandemia cambiaron muchas de las costumbres y actividades que se realizan en todo el mundo, uno de esos casos fue el de Nueva York, ciudad en la que se habían oficializado los matrimonios virtuales hasta hace poco.

Como informó The New York Times, el gobernador de Nueva York, Andrew Cuomo, decidió levantar la orden ejecutiva impuesta en abril que permitía realizar nupcias de manera virtual como medida preventiva ante posibles contagios por la pandemia.

Tal orden ejecutiva se hizo efectiva debido a que se había declarado un estado de emergencia lo que, a su vez, significaba que era posible suspender o modificar cualquier ley o regulación con tal de hacerle frente a la situación.

Con el levantamiento del estado de emergencia el pasado 25 de junio, también se habría ido la posibilidad de trabajar bajo leyes modificadas y por lo tanto es necesario regresar a lo estipulado legalmente de forma tradicional.

La ley aclara que cualquier pareja con planes de casarse “debe declarar en presencia de un funcionario público autorizado o miembro autorizado del clero y al menos otro testigo que cada uno toma al otro como su cónyuge”. Esto significa que es necesaria la presencia física tanto de los novios como del oficiante y los testigos.

En tiempos de estado de emergencia, hubo parejas que se mudaron o se movieron de estado con el objetivo explícito de hacer uso del recurso ofrecido por la ciudad de Nueva York para poder oficializar sus votos matrimoniales usando aplicaciones o software de videollamadas como el ya famoso Zoom.

El cambio en la ley también significaría que aquellas parejas que tenían planeada su boda a distancia para el resto del mes de julio o más adelante, tendrían que, o cancelar todos sus planes, o hacer nuevas reservas específicas para continuar con el evento en físico.

También es posible que muchas parejas tengan que replantearse la forma de hacer el evento por posibles restricciones físicas o simplemente por seguir ejerciendo medidas preventivas de seguridad ante posibles contagios de COVID.

Shams Tarek, vocero de la oficina del gobernador, explicó que la nueva modalidad requiere de la presencia física de la pareja, mas no de todos los posibles invitados. “El estado no impide que nadie transmita en vivo un viaje seguro al Ayuntamiento o la oficina de su clero”, aclaró.

Sobre la situación actual, Tarek invitó a las personas a salir más. “Los neoyorquinos trabajaron duro para llegar a donde estamos ahora y celebramos el regreso a la normalidad todos los días”, afirmó el ejecutivo.

La decisión ha dejado bastante de qué hablar, pues muchos creen que tal vez sea necesario cambiar las políticas para que se adapten a nuevas costumbres digitales que, como se pudo notar en los últimos meses, han demostrado ser posibles y responsables.

Por ahora, las parejas de la ciudad que quieran casarse tendrán que hacerlo por los medios tradicionales y pidiendo cita en la Oficina de Matrimonios que, según anunció el alcalde Bill de Blasio, ya reabrió y permitirá la programar bodas desde el próximo 23 de julio.

SEGUIR LEYENDO: