La Corte Suprema de EEUU falló a favor de Google en una disputa de USD 9.300 millones por los derechos de autor de Android

El caso lleva más de diez años en la justicia del país norteamericano y el máximo tribunal revocó un fallo previo contra la compañía de Mountain View, que fue demandada por Oracle

ILUSTRACIÓN - Una actualización de Webview subsana los problemas de cierre repentino de aplicaciones en Android. Foto: Arne Immanuel Baensch/dpa
ILUSTRACIÓN - Una actualización de Webview subsana los problemas de cierre repentino de aplicaciones en Android. Foto: Arne Immanuel Baensch/dpa

La Corte Suprema falló a favor de Google en la disputa por derechos de autor que tiene el gigante informático contra Oracle en relación al software utilizado en el sistema Android.

El caso hace referencia a 12.000 líneas de código que Google usó para desarrollar Android y que fueron copiadas de la interfaz de programación de aplicaciones Java desarrollada por Sun Microsystems, que Oracle adquirió en 2010.

Oracle demandó a la compañía de Mountain View por el uso de su código y ganó su caso dos veces ante el Tribunal de Apelaciones especializado de EEUU pero la Corte Suprema llegó a otra conclusión.

El juez Stephen Breyer, quien escribió la opinión mayoritaria en el caso, explicó que el uso del código por parte de Google estaba protegido por la doctrina de derechos de autor del uso legítimo.

“Llegamos a la conclusión de que en este caso, en el que Google volvió a implementar una interfaz de usuario, tomando solo lo que se necesitaba para permitir que los usuarios pusieran a trabajar sus talentos acumulados en un programa nuevo y transformador, la copia de Google de la API de Sun Java fue un uso justo de ese material como cuestión de derecho “, escribió Breyer.

Oracle demandó a la compañía de Mountain View por el uso de su código y ganó su caso dos veces ante el Tribunal de Apelaciones especializado de EE. UU. pero la Corte Suprema llegó a otra conclusión (REUTERS/Robert Galbraith/File Photo)
Oracle demandó a la compañía de Mountain View por el uso de su código y ganó su caso dos veces ante el Tribunal de Apelaciones especializado de EE. UU. pero la Corte Suprema llegó a otra conclusión (REUTERS/Robert Galbraith/File Photo)

Cómo surgió este conflicto

A finales de 1990, Sun Microsystems creó el lenguaje de programación Java y se establecieron las API (interfaz de programación) que permitían interoperabilidad. Java se volvió muy popular y, de acuerdo con la licencia de uso establecida por Sun, el lenguaje y las API no tenían copyright pero sí el uso de declaraciones vinculadas con las subrutinas. Y éste es el punto en torno al cual surgió todo el conflicto entre Oracle y Google.

La empresa de Mountain View, escribió sus bibliotecas de subrutinas de Java para el desarrollo de Android. Oracle demandó porque adujo que la empresa había empleado sin permiso 37 API de Java para generar su sistema operativo móvil. En este contexto, le reclamó el uso de unas líneas de código sin autorización.

La disputa legal se inició en 2010 y fue pasando por varios tribunales, con diferentes resultados. En 2014 se dio un cambio importante cuando el tribunal determinó que la estructura y secuencia de una API sí podía ser objeto de derechos de autor.

Dos años después, Oracle le exigió a Google un pago de 9.300 millones de dólares. El tribunal falló a favor de la empresa liderada por Sundar Pichai por considerar que se trataba de un uso legítimo. Oracle apeló y el 2018 obtuvo un dictamen favorable que luego Google apeló ante la Corte Suprema, cuya decisión se dio a conocer hoy.

SEGUIR LEYENDO: