(AFP)
(AFP)

Mucho antes de ser cuestionada por su manejo de datos personales, Facebook llevaba años regateando con varias firmas sobre el acceso a información financiera sensible de sus clientes, reporta el diario The Wall Street Journal.

El año pasado Facebook presionó a compañías financieras en discusiones sobre la posibilidad de ganar acceso a datos sensibles de usuarios de la plataforma Messenger para hacerlos blanco, por ejemplo, de publicidad dirigida.

Las compañías firmaron acuerdos sólo cuando lograron limitar la forma en que Facebook iba a poder usar la información financiera que corriera a través de sus servidores, informa el diario.

Al principio Facebook se reservaba la propiedad de todos los datos que pasaran por sus servidores, y luego permitió que las compañías financieras le restringieran el uso de esa información.   Muchos de esos acuerdos se negociaron antes de la conferencia de 2017, cuando más de una docena de firmas, entre ellas algunas de servicios financieros, lanzaron servicios en Messenger.

Esas negociaciones representan un dilema para Facebook, sobre todo ahora que se discuten sus vínculos con firmas como la controversial Cambridge Analytica, que tuvo acceso a los datos de 87 millones de usuarios de Facebook sin su consentimiento.

Cambridge Analytica recopiló información privada de más de 50 millones de usuarios de Facebook
Cambridge Analytica recopiló información privada de más de 50 millones de usuarios de Facebook

Fue ese escándalo el que obligó al gigante de las redes sociales a darle a cada cliente más control sobre quién tiene acceso a su cuenta, y lo que también la llevó a modificar su política de privacidad, en un esfuerzo por dejar claro cómo maneja la publicidad y los datos de los usuarios.

"Igual que muchas compañías, trabajamos con instituciones financieras para mejorar la experiencia comercial de la gente en cuestiones como el servicio al cliente", le dijo al periódico Elisabeth Diana, vocera de Facebook. "Le hemos hecho énfasis a nuestros asociados en la necesidad de mantener segura la información de la gente.  Esa ha sido y siempre será nuestra prioridad".

(Getty Images)
(Getty Images)

Según Diana, añade de The Wall Street Journal, Facebook no ha usado ni usa datos financieros del consumidor para la llamada publicidad dirigida, ni para poner anuncios en sitios compartidos de audiencias específicas.

En conversaciones con American Express en 2016, ejecutivos de Facebook dijeron que querían quedarse con los datos que pasaran por sus servidores sobre las costumbres de compra de sus clientes.  Eso les habría permitido usarlos para hacer publicidad dirigida, de acuerdo con la fuente citada por el diario.

Lo que quería American Express era crear un sitio compartido donde los usuarios de Facebook que tuvieran tarjetas de crédito AmEx pudieran recibir alertas cada vez que se hiciera una compra, y le pidió a Facebook no usar esos datos.

Después Bank of America revisó los términos del contrato y sacó a sus clientes del sistema de mensajes privados a través de la red social, indica el diario.   Wells Fargo, por su parte, advirtió a sus clientes no escribir números de cuenta ni otros datos sensibles en los intercambios con el banco a través de Messenger.

PayPal y Western Union tomaron medidas en el mismo sentido, y un banco importante se retiró de negociaciones con Facebook por preocupaciones en el tema de la privacidad, dice The Wall Street Journal.

MÁS SOBRE ESTE TEMA: