El director de seguridad de Facebook, Alex Stamos, confirmó que deja la empresa el 17 de agosto. (Steve Marcus/Reuters)
El director de seguridad de Facebook, Alex Stamos, confirmó que deja la empresa el 17 de agosto. (Steve Marcus/Reuters)

Un día después de que Facebook denunciara que sufre una nueva campaña coordinada de influencia política camino a las elecciones legislativas en los Estados Unidos, el director de seguridad de la compañía, Alex Stamos, puso fecha a su esperada renuncia: el próximo 17 de agosto dejará su puesto.

Stamos se sumará al plantel de profesores de la Universidad de Stanford, también ubicada en Silicon Valley, y participará en un grupo de investigación sobre la seguridad y la tecnología, llamado Guerra Informativa y formado por 14 especialistas en diferentes disciplinas.

"El momento elegido es delicado", analizó The New York Times, que confirmó así su primicia lanzada en marzo sobre la renuncia de Stamos a la empresa de Mark Zuckerberg, debido a la resistencia que encontró en 2017 cuando quiso hacer pública más información sobre la injerencia rusa en las elecciones de 2016. La compañía decidió comunicar mucho menos información de la que tenía.

Stamos tuvo desencuentros con la dirección operativa de Facebook porque quiso revelar la extensión real de las operaciones rusas en la plataforma. (Reuters)
Stamos tuvo desencuentros con la dirección operativa de Facebook porque quiso revelar la extensión real de las operaciones rusas en la plataforma. (Reuters)

"Facebook enfrenta amenazas potenciales, incluida la injerencia en las elecciones y los hackers", continuó el artículo. Pero en realidad las tareas del director de seguridad habían sido delegadas en otros, y ni siquiera se espera el nombramiento de un reemplazo.

La partida de Stamos es "parte de varias salidas de ejecutivos de la red social, golpeada por escándalos", recordó el periódico: las noticias falsas, las operaciones de agentes rusos, el estímulo a la discriminación de la minoría étnica Rohingya en Myanmar y el abuso de los datos de 87 millones de usuarios por la consultora electoral Cambridge Analytica, entre otros.

"En una publicación interna de Facebook que Stamos escribió en enero", reveló The New York Times, que tuvo acceso al texto, "él dijo que el equipo de seguridad de la empresa se estaba reorganizando y ya no funcionaría como una entidad autónoma. En cambio, escribió, los empleados de seguridad de Facebook trabajarían más junto a los equipos de producto e ingeniería".

La compañía de Mark Zuckerberg vuelve a enfrentar una campaña coordinada de influencia política, pero será sin su experto en cyberseguridad. (Josh Edelson/AFP)
La compañía de Mark Zuckerberg vuelve a enfrentar una campaña coordinada de influencia política, pero será sin su experto en cyberseguridad. (Josh Edelson/AFP)

Los desacuerdos databan de comienzos de 2017. Stamos había preparado un informe sobre cómo se había usado la plataforma para operaciones de inteligencia rusa y quería publicar un análisis detallado. Pero se había topado con la consternación de ejecutivos superiores, como Sheryl Sandberg, la directora de operaciones de la empresa.

Precisamente Sandberg, la número dos de Zuckerberg, saludó a Stamos en un comunicado: "Alex ha jugado un papel importante en el modo en que enfocamos los desafíos de seguridad y nos ayudó a crear relaciones con pares para enfrentar mejor las amenazas que enfrentamos". Agregó que Facebook continuaría colaborando con él en Stanford.

Sheryl Sandberg fue una de las personas que manifestó su desacuerdo con la perspectiva de Alex Stamos sobre la comunicación de la injerencia rusa. ( Vincent Isore/IP3/Getty Images)
Sheryl Sandberg fue una de las personas que manifestó su desacuerdo con la perspectiva de Alex Stamos sobre la comunicación de la injerencia rusa. ( Vincent Isore/IP3/Getty Images)

Amy Zegart, co-directora del Centro de Seguridad Internacional y Cooperación de Stanford, recordó que el ex director de seguridad de Yahoo e inminente ex de Facebook ha participado en la vida académica de la universidad en los últimos años.

A modo de despedida, Stamos publicó en Facebook: "Aunque disfruté mucho de este trabajo, ha llegado el momento de que deje mi puesto de director de seguridad". Tras explicar que se suma al cuerpo de profesores de Stanford, agregó: "Es crítico que, como industria, estemos a la altura de nuestra responsabilidad colectiva y consideremos el impacto de aquello que construimos".

MÁS SOBRE ESTE TEMA: