En muchas empresas están surgiendo nuevos puestos bien remunerados para los cuales no se requiere tener un título universitario
En muchas empresas están surgiendo nuevos puestos bien remunerados para los cuales no se requiere tener un título universitario

El portal de empleo Glassdoor publicó un listado de empresas que buscan cubrir puestos, con buena remuneración, donde no se requiere que el candidato tenga un título universitario ni posgrado.

Dentro de estas compañías figuran gigante tecnológicos como Apple, Google e IBM, así como gigantes de los más diversos rubros: Whole Foods, Hilton, Starbucks, Ernst and Young, Bank of America, Penguin Random House, Lowe´s, Publix, Costco Wholesale, Nordstrom, Home Depot y  Chipotle

Ginni Rometty, presidenta y CEO de IBM, explicaba en una columna de USA Today a fines de 2016, que en el último tiempo surgieron nuevos empleos que no necesariamente requieren que el candidato haya completado una carrera de grado tradicional.

"En muchas oficinas de IBM en Estados Unidos, hay hasta un tercio de empleados que no completaron una formación universitaria. Lo más importante es que estos empleados -que son técnicos en computación en la nube y especialistas en entrega de productos- tengan habilidades relevantes, que hayan adquirido a través de una formación profesional", subrayó.

Si bien la capacitación tradicional sigue siendo valiosa, lo cierto es que muchas compañías comenzaron a abrir el abanico de oportunidades para también captar talentos que no siguieron el camino formal pero adquirieron un conocimiento valioso a partir de la experiencia o estudiando fuera del circuito tradicional.

Para algunos puestos técnicos muchas veces se prioriza el conocimiento técnico que se haya adquirido por la experiencia laboral o a través de cursos cortos.
Para algunos puestos técnicos muchas veces se prioriza el conocimiento técnico que se haya adquirido por la experiencia laboral o a través de cursos cortos.

La decisión de capacitarse de manera alternativa surge por dos grandes motivos: el tiempo y dinero que requiere estudiar una carrera de grado; y las nuevas exigencias que surgen de la mano de la tecnología.

En muchos países, entre ellos Estados Unidos, la educación universitaria puede ser muy costosa, de ahí que mucha gente quede fuera del sistema formal y opte por formarse siguiendo tutorías online o bien cursos presenciales cortos y enfocados en un tema en particular, como programación.

Por otra parte, la tecnología avanza a un ritmo tan vertiginoso que muchas veces surgen oportunidades que requieren un tipo de conocimiento que no siempre se imparte en las carreras de grado, sino recién en un posgrado o bien, de manera paralela, en cursos cortos que no exigen tener un título universitario previo.

Programadores, expertos en redes, desarrolladores y consultores en tecnología son algunos de los especialistas que son demandados y no siempre se requiere que el candidato tenga un título de grado.

Qué buscan las empresas

En una reunión con la prensa que ofreció JP Morgan en Buenos Aires, y de la que participa Infobae, destacaron que la compañía busca expandir el área de servicios, donde el rol de tecnología es fundamental.

A la hora de hablar del perfil de los candidatos que tienen en cuenta para este sector, Lori Beer, Chief Information Officer del banco, subrayó que buscan jóvenes talentos, "con un perfil fuerte en tecnología, que sepan trabajar de manera colaborativa y que estén focalizados en análisis de impacto".

Remarcaron que la capacitación es importante y apoyan a sus empleados para que sigan formándose pero que también valoran las actitudes y el conocimiento que hayan adquirido a través de la experiencia.

La automatización y el perfeccionamiento constante

La tecnología está generando profundas transformaciones en el empleo (iStock)
La tecnología está generando profundas transformaciones en el empleo (iStock)

Según una investigación realizada por la consultora PwC, que implicó en análisis de más de 200 mil puestos en 29 países, para 2030, un 30% de los puestos actuales podrían desaparecer.

Los más afectados serán aquellos que impliquen tareas estructuras y rutinarias como procesamiento de datos, calificación crediticia, trabajo administrativo simple, manufactura, transporte y procesamiento de pagos.

Sin embargo, así como desaparecerán algunos trabajos, surgirán nuevas oportunidades, por ejemplo en roles gerenciales donde sea necesario tomar decisiones o supervisar sistemas de inteligencia artificial.

La respuesta ante este panorama cambiante es capacitarse de manera continua, más allá de lo que se pueda haber aprendido en la universidad. Los avances tecnológicos requieren actualización constante y también imaginación para pensar en nuevas alternativas para insertarse en un sistema cada vez más cambiante.

MÁS SOBRE ESTE TEMA: