El jefe de la OTAN criticó a China: “Alimenta el mayor conflicto armado en Europa desde la Segunda Guerra Mundial”

Jens Stoltenberg pidió “consecuencias” contra Beijing, a quien acusó de doble juego por ayudar a Moscú y a la vez buscar buenas relaciones con Occidente. Además, aseguró que sólo un flujo regular de armas a Kiev podría poner fin a la guerra

Guardar

Nuevo

Jens Stoltenberg (REUTERS/Johanna Geron)
Jens Stoltenberg (REUTERS/Johanna Geron)

El jefe de la OTAN advirtió el lunes de que la alianza occidental debe imponer costos a China por su apoyo a Rusia, al tiempo que afirmó que sólo un flujo regular de armas a Ucrania podría poner fin a la guerra.

El Secretario General, Jens Stoltenberg, se encontraba de visita en Washington para sentar las bases de la cumbre del 75 aniversario de la OTAN que se celebrará el mes próximo.

La reunión de julio pretende enviar un mensaje decisivo a largo plazo de apoyo a Ucrania, mientras el presidente Joe Biden se enfrenta a una dura lucha por la reelección contra Donald Trump, un escéptico del apoyo occidental a Kiev.

Antes de reunirse con Biden, Stoltenberg acusó a China de empeorar el conflicto a través de lo que, según funcionarios estadounidenses, es un gran impulso exportador para reconstruir la industria de defensa rusa.

El presidente Xi Jinping “ha intentado dar la impresión de que se mantiene al margen de este conflicto, para evitar sanciones y mantener el flujo comercial”, dijo Stoltenberg en el Wilson Center.

“Pero la realidad es que China está alimentando el mayor conflicto armado en Europa desde la Segunda Guerra Mundial y, al mismo tiempo, quiere mantener buenas relaciones con Occidente”, dijo.

“Beijing no puede tener las dos cosas. En algún momento -y a menos que China cambie de rumbo- los aliados deben imponer un coste. Debe haber consecuencias”.

El presidente ruso Vladimir Putin y su par chino Xi Jinping durante un encuentro en Beijing este año (Sputnik/Sergei Bobylev/REUTERS)
El presidente ruso Vladimir Putin y su par chino Xi Jinping durante un encuentro en Beijing este año (Sputnik/Sergei Bobylev/REUTERS)

China argumenta que no está enviando ayuda letal a ninguno de los dos bandos, a diferencia de Estados Unidos y otras naciones occidentales.

Beijing se mantuvo al margen de una cumbre celebrada el fin de semana en Suiza promovida por el presidente ucraniano, Volodimir Zelensky, que reafirmó las exigencias de Kiev de que Rusia abandone el territorio ucraniano para cualquier paz.

Rusia ha insistido en que está interesada en las conversaciones, pero ha exigido a las fuerzas ucranianas que se retiren del territorio arrebatado por Moscú.

Trump, que en el pasado ha expresado su admiración por el presidente ruso Vladimir Putin, se ha jactado de que puede poner fin rápidamente a la guerra, probablemente presionando a Ucrania para que acepte sus exigencias.

En un esfuerzo no declarado por “poner a Trump a prueba” futuros esfuerzos, Stoltenberg quiere que la cumbre de Washington ponga a la OTAN al frente de la coordinación sobre Ucrania y establezca una vía para el apoyo militar a largo plazo.

“Cuanto más creíble sea nuestro apoyo a largo plazo, más rápido se dará cuenta Moscú de que no puede esperarnos”, dijo.

“Puede parecer una paradoja, pero el camino hacia la paz pasa por más armas para Ucrania”.

El Congreso estadounidense aprobó en abril unos 60.000 millones de dólares en nuevos fondos militares para Ucrania, pero solo tras meses de retraso debido a las luchas políticas y a la oposición de algunos de los aliados republicanos de Trump.

(Con información de AFP)

Guardar

Nuevo