La central nuclear ucraniana de Zaporizhzhia volvió a tener energía eléctrica y uno de sus reactores ya está funcionando

La planta atómica más grande de Europa está en riesgo por los bombardeos entre tropas de Putin y las de Kiev, que se acusan mutuamente de poner a la región al borde de un desastre

Planta de energía nuclear de Zaporizhzhia (REUTERS/Alexander Ermochenko)
Planta de energía nuclear de Zaporizhzhia (REUTERS/Alexander Ermochenko)

La central nuclear ucraniana de Zaporizhzhia, la más grande de Europa, ocupada por las fuerzas rusas y recientemente objeto de bombardeos, fue reconectada a la red eléctrica este viernes, un día después de su desconexión, anunció el operador ucraniano.

Uno de los reactores de la central de Zaporizhzhia interrumpidos la víspera fue reconectado a la red eléctrica hoy” viernes a las 14:04 (11:04 GMT), anunció el operador Energoatom en Telegram, asegurando que los sistemas de seguridad funcionaban con normalidad.

Ucrania estaba preparando la reconexión a la red eléctrica de su gigantesca central nuclear ocupada por las fuerzas rusas y desconectada la víspera.

Se están realizando obras preparatorias” para reconectar a la red dos reactores de la central de Zaporizhzhia, indicó previamente en Telegram Energoatom, operador ucraniano público de las cuatro centrales atómicas que tiene el país. La de Zaporizhzhia es la más grande de Europa.

Según Energoatom, “se reparó” una línea que suministra electricidad producida por la planta a la red energética ucraniana.

La central se estuvo alimentando desde la red ucraniana a través de otra línea reparada, precisó el operador, afirmando que los equipos y sistemas de seguridad de la instalación funcionan con normalidad.

Las imágenes que preocupan al mundo: incendios cerca de la planta nuclear más grande de Europa (European Union, Copernicus Sentinel-2 imagery/Handout via REUTERS)
Las imágenes que preocupan al mundo: incendios cerca de la planta nuclear más grande de Europa (European Union, Copernicus Sentinel-2 imagery/Handout via REUTERS)

Ucrania denunció el jueves que la central había sido “totalmente desconectada” de la red eléctrica, “por primera vez en su historia”, porque varias líneas eléctricas habían sido dañadas.

La planta, que tiene seis reactores de una capacidad total de 6.000 mevagatios, cayó en manos de las fuerzas rusas en marzo, en el marco de la invasión militar de Ucrania que inició Moscú el 24 de febrero. Desde hace semanas, Rusia y Ucrania se acusan mutuamente de haber bombardeado el recinto de la central.

La ONU pidió que se establezca una zona desmilitarizada en torno a la planta para garantizar su seguridad y permitir el envío de una misión de inspección internacional.

El jueves por la noche, la consejera del ministro de Energía, Lana Zerkal, indicó que “la próxima semana” debería llegar a Zaporizhzhia una misión de inspección del Organismo Internacional de la Energía Atómica (OIEA), según informaron medios de comunicación.

Aunque los rusos aceptaron que la misión viaje por territorio ucraniano, están creando obstáculos de forma artificial para que la misión no llegue a esa instalación”, dijo, no obstante, citada por los mismos medios.

SEGUIR LEYENDO:

TE PUEDE INTERESAR