Anthony Albanese, el negociador de origen humilde que se convirtió en el nuevo primer ministro de Australia

Con más de 25 años como legislador en el Parlamento, “Albo”, como se le conoce a este político de 59 años, se definió durante la campaña electoral como un “constructor”, en contraste con la admisión del otrora mandatario, el liberal Scott Morrison, de ser una “apisonadora” por su estilo intimidatorio

El flamante primer ministro de Australia, Anthony Albanese
El flamante primer ministro de Australia, Anthony Albanese

Con un tono conciliador y promesas de avanzar hacia un cambio de estilo en la gobernanza de Australia, Anthony Albanese, procedente de una familia monoparental humilde, juró este lunes el cargo de primer ministro y devolvió a los laboristas al poder.

Con más de 25 años como legislador en el Parlamento, “Albo”, como se le conoce a este político de 59 años, se definió durante la campaña electoral como un “constructor”, en contraste con la admisión del otrora primer ministro, el liberal Scott Morrison, de ser una “apisonadora” por su estilo intimidatorio.

Su talante negociador salió a relucir durante el convulso período de gobierno laborista -entre 2007 y 2013 cuando Kevin Rudd y Julia Gillard se alternaron el poder por disputas internas de su partido- cuando tuvo que buscar el apoyo de otras fuerzas políticas para la aprobación de las leyes de entonces.

Ya sea que los laboristas obtengan 76 escaños que les permitan la mayoría en el Parlamento de 151 escaños, donde se forma gobierno, o deban realizar alianzas para gobernar en minoría, Albanese espera liderar “el cambio” en las políticas sociales y climáticas promoviendo “la unidad y el optimismo”, según dijo el sábado en su discurso de victoria electoral.

ORIGEN HUMILDE Y MULTICULTURAL

Sin una personalidad carismática, Albanese, hijo de una madre soltera que vivía de una pensión de discapacidad en una vivienda social de Sídney, encarna el sueño de un futuro mejor ya que fue la primera persona de su familia que terminó la escuela y llegó a graduarse en Economía en la Universidad.

Anthony Albanese, jurando a su cargo como nuevo primer ministro
Anthony Albanese, jurando a su cargo como nuevo primer ministro

Durante su adolescencia, Albanese quien promete luchar contra la crisis climática y reducir las desigualdades sociales y económicas, descubrió que su padre, Carlo, no había muerto, tal y como le había dicho su madre, Maryanne Ellery, sino que vivía en Italia.

Su origen humilde le permite conocer en carne propia “muchos problemas que los australianos enfrentan”, según dijo a Efe el politólogo de la australiana Universidad de Griffith Ferrán Martínez i Coma, al referirse a la inflación más alta en veinte años, del 5,1 % (entre abril de 2021 y marzo pasado).

Además, Albanese es la primera persona con apellido no anglo-celta que gobierna Australia, un país en donde casi la mitad de los 25,7 millones de habitantes ha nacido en el extranjero o tiene al menos un padre que ha nacido fuera.

Sí hubo un primer ministro nacido en el extranjero, Chris Watson, que nació en Chile y gobernó el país en 1904, pero su apellido era de origen anglo-celta.

Divorciado en 2019 de Carmen Tebutt, con quien tiene un hijo de 21 años, Albanese será también el primer mandatario con un matrimonio roto que tiene el país oceánico.

El defensor del matrimonio igualitario, la multiculturalidad, el cambio climático y otras políticas, recordó que Australia siempre debe atender a “los desfavorecidos y los vulnerables”, pero sin dejar “que nadie se quede atrás”, porque su país siempre debe apoyar “las aspiraciones y las oportunidades (de todos)”.

UNA LARGA Y PACIENTE CARRERA POLÍTICA

Albanese quien se unió a los laboristas cuando era un adolescente, ganó un escaño en el Parlamento australiano por la jurisdicción de Grayndler en 1996 cuando cumplió 33 años, tras ocupar varios cargos en su partido, dando así inicio a una carrera política lenta, en comparación a los políticos contemporáneos de su país.

Anthony Albanese
Anthony Albanese

Albanese, quien llegó a ocupar el cargo de viceprimer ministro en 2013 -año en el que su partido perdió el poder- y el ministerio de Infraestructura y Transporte entre 2007 y 2013, aspiró por primera vez al liderazgo de su partido hace nueve años, pero en la elección interna perdió ante Bill Shorten.

Tras la derrota de Shorten en los comicios de 2019, en las que Morrison logro una victoria inesperada, Albanese asumió el liderazgo laborista, desde el cual apoyó gran parte de las estrictas respuestas sanitarias contra la pandemia de la covid-19.

“Jugar el juego de largo aliento también ha sido el sello del liderazgo de Albanese en los últimos tres años. Empezando por las ‘giras para escuchar’ en las regiones donde el Partido Laborista fracasó estrepitosamente en 2019 -sobre todo en Queensland-”, según escribió Paul Strangio, politólogo de la australiana Universidad Monash, en la revista de análisis The Conversation.

(Con información de EFE)

SEGUIR LEYENDO:

TE PUEDE INTERESAR