El director del OIEA insiste en visitar pronto la planta ucraniana de Zaporizhzhia

Rafael Grossi se refirió al viaje durante una visita de cortesía al primer ministro japonés, Fumio Kishida, en el marco de una estancia en el país asiático junto a la misión del organismo que supervisa la situación de la accidentada planta de Fukushima

El director general del Organismo Internacional de Energía Atómica (OIEA), Rafael Grossi
El director general del Organismo Internacional de Energía Atómica (OIEA), Rafael Grossi

El director general del Organismo Internacional de Energía Atómica (OIEA), Rafael Grossi, insistió este viernes desde Tokio en su deseo de visitar en un futuro próximo la central nuclear ucraniana de Zaporizhzhia, bajo control militar ruso.

Grossi se refirió al viaje durante una visita de cortesía al primer ministro japonés, Fumio Kishida, en el marco de una estancia en el país asiático junto a la misión del organismo que supervisa la situación de la accidentada planta de Fukushima y el plan de verter al Pacífico agua contaminada y procesada de las instalaciones.

El argentino, que intercambió opiniones al respecto con el jefe del Ejecutivo nipón, dará una rueda de prensa en las próximas horas para abordar públicamente los avances antes de abandonar el país.

“Es sumamente importante garantizar la seguridad de las instalaciones nucleares”, reiteró hoy Grossi en relación a su deseo de desplazarse próximamente hasta Zaporizhzhia, que sigue actualmente bajo control ruso en el actual contexto de la guerra ruso-ucraniana.

Es la segunda vez en menos de dos semanas que se refiere a una visita a Zaporizhzhia (la mayor central térmica nuclear de Europa), tras emitir un comunicado pidiendo que se permita su desplazamiento para ayudar a las tropas y los expertos de la empresa estatal nuclear rusa, Rosatom, a salvaguardar los “desafíos” en la planta.

Kishida señaló que valora “mucho” los trabajos que está realizando el OIEA y destacó las visitas que el director general Grossi ha hecho a otras instalaciones nucleares ucranianas ocupadas.

Desde el estallido de la guerra en Ucrania, Grossi ha estado dos veces en la zona de conflicto, una en la planta nuclear “Ucrania Sur”, y a finales de abril en Chernóbil y Kiev, donde se reunió con el presidente ucraniano, Volodímir Zelensky.

El presidente de Ucrania, Volodimir, Zelensky
El presidente de Ucrania, Volodimir, Zelensky

Por otra parte, El presidente estadounidense, Joe Biden, emprendió este jueves el primer viaje a Asia de su mandato, con el objetivo de contrarrestar el auge de China y bajo la amenaza de una posible prueba nuclear o balística de Corea del Norte durante su visita a la región.

Al llegar al poder en enero de 2021, Biden apuntó a Asia como prioridad principal de su política exterior, pero una serie de factores, incluida la invasión rusa en Ucrania, le han forzado a mantener su atención en Europa, continente que ha visitado tres veces desde su investidura.

El cuarto viaje de su Presidencia le llevará por fin a Corea del Sur, donde aterrizará este viernes para una estancia de tres días, y a Japón, donde permanecerá hasta el 24 de mayo.

“Las alianzas de Estados Unidos en Europa y Asia nos mantendrán fuertes y seguros, y creo que también al mundo”, dijo Biden poco antes de despegar, durante una comparecencia en la Casa Blanca junto al presidente de Finlandia, Sauli Niinistö, y la primera ministra sueca, Magdalena Andersson.

El viaje se enmarca en un aumento de tensiones con Corea del Norte, y la Casa Blanca ha advertido de que hay una “posibilidad auténtica” de que Corea del Norte lance un misil de largo alcance o haga su primera prueba nuclear en cinco años durante la visita de Biden a la zona.

“Estamos preparados para esa posibilidad, nos hemos coordinado con Corea del Sur y con Japón y sabemos lo que haríamos para responder”, dijo el asesor de seguridad nacional de Biden, Jake Sullivan, en declaraciones a la prensa a bordo del avión presidencial rumbo a Seúl.

Estados Unidos ha comunicado incluso a China que esa “provocación” norcoreana haría que Estados Unidos “ajustara la forma en la que sus militares están posicionados en la región” para “defender a sus aliados”, añadió Sullivan.

(Con información de EFE)

SEGUIR LEYENDO:

TE PUEDE INTERESAR