Concluyó la investigación del “Partygate”: la policía británica emitió 126 multas a funcionarios, entre ellos Boris Johnson

El primer ministro junto a 53 hombres y 73 mujeres recibieron estas sanciones. Esta conclusión significa que ahora se pueden publicar los resultados de una pericia separada realizada por la alta funcionaria Sue Gray

El primer ministro británico, Boris Johnson, habla mientras responde preguntas en la Cámara de los comunes, en Londres, Gran Bretaña, el 18 de mayo de 2022 (Parlamento del Reino Unido/Jessica Taylor/Folleto vía REUTERS)
El primer ministro británico, Boris Johnson, habla mientras responde preguntas en la Cámara de los comunes, en Londres, Gran Bretaña, el 18 de mayo de 2022 (Parlamento del Reino Unido/Jessica Taylor/Folleto vía REUTERS)

La Policía Metropolitana de Gran Bretaña dice que ha concluido su investigación sobre las infracciones de las regulaciones de COVID-19 en las oficinas del gobierno británico, incluida la residencia oficial del primer ministro Boris Johnson, y ha emitido un total de 126 multas.

La policía dijo el jueves que emitió avisos de multas fijas a 53 hombres y 73 mujeres por reuniones que tuvieron lugar en ocho fechas entre mayo de 2020, en el punto álgido de la primera ola de la pandemia en el Reino Unido, y abril de 2021. Algunas personas recibieron múltiples multas.

El escándalo, apodado “partygate” por los medios, ha asestado un duro golpe al liderazgo de Johnson.

La conclusión de la investigación policial significa que ahora se pueden publicar los resultados de una investigación separada realizada por una alta funcionaria, Sue Gray. Los funcionarios del gobierno dicen que el informe Gray, que está siendo observado de cerca por la medida en que censura a Johnson y su gobierno conservador, se publicará lo antes posible, aunque es poco probable antes de la próxima semana.

Imagen del "partygate"
Imagen del "partygate"

Johnson se disculpó el mes pasado después de revelar que estaba entre las docenas de personas que pagaron una multa policial por asistir a fiestas y reuniones por romper el confinamiento. Eso lo convirtió en el primer líder británico en ser sancionado por violar la ley mientras estaba en el cargo.

Las revelaciones de que Johnson y otros altos funcionarios se reunieron ilegalmente en edificios gubernamentales, incluido el disfrute de los “viernes de la hora del vino” supuestamente organizados por el personal de Johnson, en un momento en que millones en el país se apegaron a las estrictas restricciones de cierre del gobierno para frenar la propagación de COVID-19 han enfurecido votantes y desencadenó llamados para que Johnson renuncie.

El portavoz de Johnson dijo el jueves que no recibirá más multas además de la que ya pagó.

“El Met ha confirmado que no tomará más medidas” contra el primer ministro, dijo el portavoz Max Blain.

Johnson se disculpó repetidamente, pero negó haber violado las reglas a sabiendas. Ha insistido en que “no se le ocurrió” que la reunión en su oficina, que dijo duró menos de 10 minutos, era una fiesta (REUTERS/Hannah McKay)
Johnson se disculpó repetidamente, pero negó haber violado las reglas a sabiendas. Ha insistido en que “no se le ocurrió” que la reunión en su oficina, que dijo duró menos de 10 minutos, era una fiesta (REUTERS/Hannah McKay)

La policía no identifica a las personas que recibieron multas, pero el jefe del Tesoro, Rishi Sunak, y la esposa de Johnson, Carrie, dijeron que estaban entre los multados junto con Johnson por asistir a una fiesta de cumpleaños organizada para el primer ministro en junio de 2020.

Johnson se disculpó repetidamente, pero negó haber violado las reglas a sabiendas. Ha insistido en que “no se le ocurrió” que la reunión en su oficina, que dijo duró menos de 10 minutos, era una fiesta.

Los partidos de oposición reiteraron sus llamados a la renuncia de Johnson y dijeron que el informe Gray debería publicarse sin demora.

Keir Starmer, líder del Partido Laborista de la oposición, dijo que no puede haber “más escondites” para Johnson por la “violación de la ley a escala industrial” en los sitios del gobierno.

El líder de la oposición del Partido Laborista Británico, Keir Starmer, hace gestos durante las preguntas del primer ministro en la Cámara de los Comunes, en Londres, Gran Bretaña, el 18 de mayo de 2022 (Parlamento del Reino Unido/Jessica Taylor/Folleto vía REUTERS)
El líder de la oposición del Partido Laborista Británico, Keir Starmer, hace gestos durante las preguntas del primer ministro en la Cámara de los Comunes, en Londres, Gran Bretaña, el 18 de mayo de 2022 (Parlamento del Reino Unido/Jessica Taylor/Folleto vía REUTERS)

“Eso refleja una cultura y el primer ministro establece la cultura”, dijo.

El propio Starmer enfrenta una investigación policial por su propia conducta durante la pandemia: reconoció que tomó una cerveza y un curry para llevar con colegas en abril de 2021, cuando el Reino Unido estaba bajo restricciones de coronavirus. Starmer insistió en que la comida era parte de un día de trabajo y no rompía las reglas.

El grupo COVID-19 Bereaved Families for Justice calificó las multas policiales como un “terrible insulto” para todos los que perdieron a sus seres queridos durante la pandemia.

“El casi medio millón de libras que ha costado esta investigación podría haberse gastado en servicios de apoyo para los dolientes. En cambio, se dedicó a investigar a nuestro propio gobierno, y todo porque mintieron y no reconocieron que habían violado la ley”, dijo Safiah Ngah, quien perdió a su padre por el virus en febrero de 2021.

Más de 177.000 personas han muerto en Gran Bretaña después de dar positivo por el coronavirus, la cifra más alta en Europa después de Rusia.

(Con información de AP)

Seguir leyendo:

TE PUEDE INTERESAR