La UE y ola ONU condenaron el golpe de Estado en Burkina Faso y pidieron la restauración del Gobierno

Antonio Guterres declaró que la toma del poder es inaceptable y Josep Borrell hizo un llamamiento a “la calma y la concordia” para pedir la liberación de las personas detenidas

Foto de archivo del máximo diplomático de la UE, Josep Borrell
 REUTERS/Johanna Geron/
Foto de archivo del máximo diplomático de la UE, Josep Borrell REUTERS/Johanna Geron/

La Unión Europea (UE) condenó este miércoles el golpe de Estado en Burkina Faso que ha provocado “el derrocamiento de un presidente electo”, Roch Kaboré, y pidió la vuelta “inmediata” al orden constitucional.

El alto representante de la UE para Asuntos Exteriores, Josep Borrell, lamentó en una declaración la suspensión de la constitución y las instituciones por parte de miembros de las fuerzas armadas agrupados bajo el llamado Movimiento Patriótico por la Salvaguarda y la Restauración (MPSR), y recalcó su respeto a las instituciones republicanas.

”La UE hace un llamamiento a todos los actores a la calma y la concordia y pide la liberación inmediata de todas las personas detenidas ilegalmente, empezando por el presidente Kaboré”, enfatizó.

FOTO DE ARCHIVO: El presidente de Burkina Faso, Roch Marc Christian Kabore, asiste a una sesión plenaria al inicio del Foro de Paz de París, en París, Francia, 11 de noviembre de 2021. REUTERS/Gonzalo Fuentes
FOTO DE ARCHIVO: El presidente de Burkina Faso, Roch Marc Christian Kabore, asiste a una sesión plenaria al inicio del Foro de Paz de París, en París, Francia, 11 de noviembre de 2021. REUTERS/Gonzalo Fuentes

El jefe de la diplomacia comunitaria dijo que la UE está “atenta” a la posición y decisiones tomadas por la Comunidad Económica de Estados de África Occidental (CEDEAO), que ha reprobado con firmeza el golpe, “con miras a encontrar una salida favorable a esta situación”.

”La UE lamenta que no haya prevalecido el diálogo, particularmente frente a los temas de seguridad nacional y la situación humanitaria del país, que requieren de una respuesta respaldada por la mayoría para llevar a cabo reformas esenciales”, señaló el político español.

Según afirmó, “la falta de restauración del orden constitucional tendrá consecuencias inmediatas para nuestra asociación con el país”.

La gente se reúne en apoyo de un golpe que derrocó al presidente Roch Kabore, disolvió el gobierno, suspendió la constitución y cerró las fronteras en Burkina Faso, Uagadugú, el 25 de enero de 2022. REUTERS/ Vincent Bado
La gente se reúne en apoyo de un golpe que derrocó al presidente Roch Kabore, disolvió el gobierno, suspendió la constitución y cerró las fronteras en Burkina Faso, Uagadugú, el 25 de enero de 2022. REUTERS/ Vincent Bado

”Junto con los demás socios de Burkina Faso, la UE mantiene su firme compromiso de apoyar al país, para ayudarle a superar los numerosos desafíos a los que se enfrenta”, destacó, a la vez que expresó la solidaridad del bloque europeo “con todo el pueblo de Burkina Faso”.

La junta militar que dirige Burkina Faso tras el golpe de Estado consumado este lunes recibió el martes apoyo popular en las calles del país, pese a la condena de la comunidad internacional, que reprobó la ruptura del orden constitucional y exigió la liberación del depuesto presidente Kaboré.

El golpe de Estado se confirmó este lunes tras vivirse el domingo una situación tensa por los disparos en varios cuarteles militares de Uagadugú y otras urbes, incidentes calificados en un principio como un supuesto motín para exigir mejoras en las Fuerzas Armadas.

El capitán Sidsore Kader Ouedraogo, portavoz del Movimiento Patriótico de Salvaguardia y Restauración, anuncia que el ejército ha tomado el control del país en Uagadugú, Burkina Faso, el 24 de enero de 2022. RTB/Reuters TV vía REUTERS
El capitán Sidsore Kader Ouedraogo, portavoz del Movimiento Patriótico de Salvaguardia y Restauración, anuncia que el ejército ha tomado el control del país en Uagadugú, Burkina Faso, el 24 de enero de 2022. RTB/Reuters TV vía REUTERS

El amotinamiento tuvo lugar cerca de dos semanas después de que las autoridades anunciaran el arresto de ocho militares, incluido un comandante, en relación con un presunto complot para “desestabilizar” las instituciones del país. Asimismo, suspendieron la semana pasada el acceso a Facebook por motivos de seguridad no especificados.

A la situación del domingo le precedió el sábado un día de manifestaciones no autorizadas, convocadas por la sociedad civil para expresar el gran descontento social, acrecentado en los últimos meses, por la inseguridad generada por la violencia yihadista, y exigir la dimisión de Kaboré.

Burkina Faso sufre el yihadismo desde 2015 y los ataques, que se atribuyen a grupos aliados de Al Qaeda y el Estado Islámico, han provocado más de 1,5 millones de desplazados internos, según el Gobierno burkinés.

La gente muestra su apoyo a los militares después de que depusieron al presidente Kabore fuera de la sede de la televisión estatal RTB en Uagadugú, Burkina Faso, el 24 de enero de 2022. REUTERS/Vincent Bado
La gente muestra su apoyo a los militares después de que depusieron al presidente Kabore fuera de la sede de la televisión estatal RTB en Uagadugú, Burkina Faso, el 24 de enero de 2022. REUTERS/Vincent Bado

El golpe de Burkina Faso es el cuarto que sufre la región de África occidental, tras los dos acaecidos en el vecino Malí (agosto de 2020 y mayo de 2021), país que también padece la lacra del terrorismo yihadista, y el de Guinea-Conakri (septiembre de 2021).

REACCIÓN DE LA ONU

El secretario general de Naciones Unidas, António Guterres, criticó lo ocurrido en el país y ha recordado al Ejército que su función es “defender a la población, no atacar a su Gobierno”.

“Estoy profundamente preocupado por el reciente golpe de Estado en Burkina Faso. El papel del Ejército debe ser defender su país y a su pueblo, no atacar a su Gobierno y luchar por el poder”, ha manifestado.

FOTO DE ARCHIVO: El secretario general de las Naciones Unidas, Antonio Guterres. REUTERS/Mohamed Azakir/Foto de archivo
FOTO DE ARCHIVO: El secretario general de las Naciones Unidas, Antonio Guterres. REUTERS/Mohamed Azakir/Foto de archivo

“Desafortunadamente, en la región hay grupos terroristas y amenazas a la paz y la seguridad internacional. Mi llamamiento es a que los ejércitos de estos países asuman su papel profesional de Ejército, protejan su país y reestablezcan las instituciones democráticas”, ha agregado.

Asimismo, ha subrayado que “las sociedades democráticas son un valor que debe ser preservado” y ha incidido en que “los golpes de Estado militares son inaceptables en el siglo XXI”, antes de agregar que “los valores de la democracia no dependen de la opinión pública en un momento u otro”.

(con información de EFE y EP)

SEGUIR LEYENDO:

TE PUEDE INTERESAR