La política de cero COVID obliga a los dueños de mascotas a pagar USD 25 mil para irse de Hong Kong sin abandonarlas

Residentes y extranjeros se agrupan para contratar jets que les permitan dejar la ex colonia británica con sus perros y gatos. Las autoridades prohibieron los trayectos aéreos con ocho países en el marco de las estrictas restricciones

Foto Dog Express
Foto Dog Express

Los hongkoneses que abandonan la ciudad están contratando aviones privados para llevar a sus mascotas, ya que las restricciones de la pandemia reducen el espacio de carga en los vuelos comerciales, según información del medio británico Financial Times.

Con el régimen de cero-COVID de la ciudad, que ha provocado el aumento de las tarifas de carga y la cancelación de vuelos, la gente se está agrupando para utilizar jets privados que cuestan unos 200.000 dólares de Hong Kong (25.665 dólares estadounidenses) por cada propietario con su mascota, de acuerdo a empresas y particulares.

“Hay una gran demanda. La gente quiere llevar a sus mascotas de vuelta (a sus países de origen), a sus gatos y a sus perros y a sus conejos, y simplemente no pueden llevarlos por las rutas comerciales”, dijo Chris Phillips, director de vuelos chárter para mascotas y médicos en Air Charter Service, un corredor de aviones privados, según Financial Times.

Las autoridades de Hong Kong prohibieron este mes los vuelos de pasajeros procedentes de ocho países en el marco de las restricciones por coronavirus de la ciudad, lo que ha provocado una gran cantidad de cancelaciones de viajes.

Pasajeros con mascarillas en el aeropuerto internacional de Hong Kong (REUTERS/Lam Yik)
Pasajeros con mascarillas en el aeropuerto internacional de Hong Kong (REUTERS/Lam Yik)

El estricto régimen de cuarentena del territorio está llevando a algunos expatriados a abandonar la ciudad, mientras que un número cada vez mayor de ciudadanos locales se están sumando a los planes de inmigración establecidos por el Reino Unido, Australia y Canadá a raíz de los disturbios políticos en el territorio chino en 2019.

La población de Hong Kong descendió un 1,2% en el primer semestre de 2021, según los últimos registros del censo. Aquellos que cuentan con el dinero suficiente se llevan a sus mascotas, pero esto es cada vez más difícil dada la escasez de vuelos. Por eso deciden contratar jets privados.

“Existe esta nueva especie de oleada de jet pooling en la que la gente se reúne y trata de encontrar una fecha y decir ‘bien, vamos a ir este día’”, dijo Philips, de acuerdo a Financial Times.

Tres personas con mascarilla frente a una tienda de mascotas cerrada, tras el anuncio del Gobierno hongkonés de que se sacrificarán unos 2.000 hámsteres tras un posible primer caso de contagio de animal a humano de COVID-19, en Hong Kong, el 18 de enero de 2022. REUTERS/Tyrone Siu
Tres personas con mascarilla frente a una tienda de mascotas cerrada, tras el anuncio del Gobierno hongkonés de que se sacrificarán unos 2.000 hámsteres tras un posible primer caso de contagio de animal a humano de COVID-19, en Hong Kong, el 18 de enero de 2022. REUTERS/Tyrone Siu

Steve Pheby, asesor principal de Ferndale Kennels and Cattery, aseguró que antes de la pandemia su negocio solía estar equilibrado entre la importación y la exportación de mascotas, pero que ahora se basa en un 90-95% en las exportaciones.

“Cada semana tenemos otro aeropuerto que abandona las rutas”, dijo, y añadió que “bastantes personas” consideran la opción del jet privado. Reveló que el transporte de un perro labrador y su dueño al Reino Unido puede costar hasta 150.000 dólares de Hong Kong (19.000 dólares estadounidenses).

SEGUIR LEYENDO:



TE PUEDE INTERESAR