Los casos de COVID-19 en Sudáfrica aumentan exponencialmente por la variante Ómicron

En dos semanas, el país ha pasado de un poco más de 300 nuevos contagios diarios a más de 3.500 positivos por día

Un trabajador sanitario administra una dosis de la vacuna contra la COVID-19 a un hombre en Pretoria, Sudáfrica (Foto: Reuters)
Un trabajador sanitario administra una dosis de la vacuna contra la COVID-19 a un hombre en Pretoria, Sudáfrica (Foto: Reuters)

El fulgurante aumento de casos de covid-19 en Sudáfrica, a causa de la variante Ómicron, es muy preocupante, señalaron este miércoles responsables sanitarios ante el Parlamento.

“El grado de aumento es de lo más preocupante”, afirmó la doctora Michelle Groome, del Instituto Nacional de Enfermedades Contagiosas (NICD). En dos semanas, el país ha registrado un “aumento exponencial”, pasando de un poco más de 300 nuevos casos diarios de media en siete días a un millar la semana siguiente, y a más de 3.500 esta semana, explicó.

El miércoles por la noche, el NICD anunció 8.561 nuevos casos en las últimas 24 horas. La víspera se habían notificado 4.373 y el lunes, 2.273.

La multiplicación de casos positivos “se debe en gran medida a la nueva variante” Ómicron, ya “dominante”, pues representa la gran mayoría de nuevos casos en Sudáfrica, subrayó la científica. La mayor parte de positivos tienen entre 10 y 29 años.

Una mujer siendo vacunada (Foto: REUTERS/Pilar Olivares)
Una mujer siendo vacunada (Foto: REUTERS/Pilar Olivares)

Pronta circulación en las Américas

Por su parte, la Organización Panamericana de la Salud (OPS) estimó este miércoles que la nueva variante del coronavirus Ómicron puede estar “pronto” circulando en las Américas, tras identificarse sólo casos importados en tres países del continente. Brasil, Canadá y Estados Unidos ya reportaron casos en los últimos días, todos de personas provenientes de África.

“Es probable que otros países comiencen a ver pronto esta nueva variante en circulación”, señaló en rueda de prensa Carissa Etienne, directora de la OPS. “Por eso es importante que los países redoblen sus esfuerzos de vigilancia, compartan secuencias con la Red de Vigilancia Genómica de las Américas y notifiquen cualquier caso de Ómicron a la OMS”, añadió.

“La velocidad y la transparencia son especialmente cruciales en este momento”, apuntó.

Ómicron, reportada por primera vez por Sudáfrica el 24 de noviembre, fue declarada el viernes “variante de preocupación” por la Organización Mundial de la Salud (OMS). La OPS dijo que no se ha demostrado transmisión comunitaria de Ómicron en las Américas, donde delta sigue siendo la variante predominante.

(Con información de AFP)

Seguir leyendo:

TE PUEDE INTERESAR