Las fotos del papa Francisco junto a pacientes y personal sanitario del hospital donde se recupera de su operación

El pontífice, con la voz ligeramente ronca pero con buen aspecto, confesó que durante su hospitalización comprobó la importancia de tener acceso a un buen servicio sanitario

El papa junto a una enfermera del hospital Gemelli de Roma (Vatican Media via REUTERS)
El papa junto a una enfermera del hospital Gemelli de Roma (Vatican Media via REUTERS)

Este domingo se difundieron nuevas fotos del papa Francisco desde el hospital donde se encuentra internado desde hace una semana tras ser sometido a una operación de colon.

Las fotos muestran al pontífice mientras, sentado en una silla de ruedas, saluda al personal sanitario del hospital Gemelli de Roma y a otras personas ingresadas en el centro médico.

El saludo de Francisco a una monja (Vatican Media via REUTERS)
El saludo de Francisco a una monja (Vatican Media via REUTERS)

Las fotos fueron difundidas después que el papa rezara en el Ángelus asomado del balcón del hospital y elogiara la sanidad y la importancia de que sea “accesible para todos”.

“En estos días de hospitalización, he experimentado lo importante que es un buen servicio sanitario, accesible a todos, como el que hay en Italia y en otros países. Un sistema sanitario que garantice un buen servicio accesible para todos”, dijo Francisco, de 84 años al que le acompañaban varios niños pacientes del departamento oncológico del hospital.

También exclamó: “No se venden las instituciones sanitarias en crisis...”.

El pontífice también visitó a algunos de los pacientes ingresados (Vatican Media via REUTERS)
El pontífice también visitó a algunos de los pacientes ingresados (Vatican Media via REUTERS)

La del domingo fue la primera aparición pública del pontífice tras la operación por un problema de obstrucción en el colon, debido a una diverticulitis grave que le provocó un estrechamiento en el intestino.

El Papa instó a no “perder este bien tan precioso” en referencia a la sanidad pública. Y agregó: “¡Tenemos que mantenerlo! Y para ello debemos esforzarnos todos, porque sirve a todos y requiere la contribución de todos”.

El saludo a un trabajador sanitario. El pontífice destacó la importancia de un sistema sanitario público y de calidad (Vatican Media via REUTERS)
El saludo a un trabajador sanitario. El pontífice destacó la importancia de un sistema sanitario público y de calidad (Vatican Media via REUTERS)

El Papa quiso expresar su “aprecio” y su “aliento a los médicos y a todo el personal sanitario y hospitalario”. Y agregó: “Recemos por todos los enfermos, especialmente por los que se encuentran en las condiciones más difíciles: que no se deje a nadie solo, que todos reciban la unción de la escucha, de la cercanía y del cuidado”.

Hasta las inmediaciones del hospital se trasladaron desde las primeras horas decenas de fieles que gritaron “Viva el Papa” y “Te queremos mucho” cuando lo vieron. Debido a las altas temperaturas que alcanzaron los 30 grados en Roma varios voluntarios repartieron entre los presentes botellas de agua.

Al papa, de 84 años, le acompañaban varios niños pacientes del departamento oncológico del hospital. (Vatican Media via REUTERS)
Al papa, de 84 años, le acompañaban varios niños pacientes del departamento oncológico del hospital. (Vatican Media via REUTERS)

No es la primera vez que un pontífice celebra el rezo dominical desde ese hospital romano. Juan Pablo II fue ingresado allí en varias ocasiones por sus problemas de salud.

De hecho, Francisco está internado en la misma habitación del décimo piso del hospital de Roma donde se recuperó el papa polaco después del atentado que sufrió en la plaza de San Pedro en 1981. San Juan Pablo II estuvo allí ingresado tras su operación por un tumor de colon en 1992 y hasta solía llamarlo “Vaticano III” con cariño por la cantidad de veces que estuvo ingresado. En el décimo piso del hospital hay habilitada una zona más reservada que consta de un apartamento y una pequeña capilla.

“He sentido mucho vuestra cercanía y el apoyo de vuestras oraciones. ¡Gracias de todo corazón!”, dijo Francisco, con voz algo ronca y un poco de tos, pareciendo también sin aliento en algunos momentos.

Tras la oración del Ángelus, el papa además tuvo un pensamiento para Haití tras el asesinato de su presidente, deseando que “cese la espiral de violencia”. En este “Domingo del Mar”, dedicado a los navegantes, instó a “cuidar la salud de los mares”, y añadió: “¡No más plásticos en el mar!”.

Antes de finalizar el tradicional ritual, pidió: “¡No se olviden de rezar por mí!”.

El papa durante el Angelus desde el balcón del hospital (Vatican Media via REUTERS)
El papa durante el Angelus desde el balcón del hospital (Vatican Media via REUTERS)

El Vaticano aún no ha aclarado cuándo regresará el papa argentino a su pequeña residencia de Santa Marta, donde ocupa un modesto apartamento con dos habitaciones, de apenas 50 m2.

La convalecencia de Francisco ha sido documentada con un breve boletín de salud diario, un gesto inhabitual de la Santa Sede, que es reacia a comentar sobre la salud de este discreto papa. Sin embargo, este domingo no se dio a conocer ningún balance.

(Con información de Europa Press y AFP)