El régimen de Irán bloqueó el acceso de la agencia atómica de la ONU a las imágenes de sus plantas nucleares

El parlamento persa anuló el acuerdo con el Organismo Internacional de la Energía Atómica sobre la verificación del programa nuclear a través de cámaras de seguridad

Las instalaciones de enriquecimiento de uranio de Natanz, a 250 km al sur de la capital iraní, Teherán (Reuters)
Las instalaciones de enriquecimiento de uranio de Natanz, a 250 km al sur de la capital iraní, Teherán (Reuters)

El Parlamento iraní afirmó este domingo que el acuerdo temporal de inspección entre Irán y la agencia atómica de la ONU (OIEA) ha expirado y que ese organismo no podrá acceder a las imágenes grabadas en las instalaciones nucleares.

“El plazo trimestral de la agencia era hasta el 1 de jordad (22 de mayo) y, en base a esto, el OIEA no tiene derecho a acceder a las imágenes e información de la Organización de Energía Atómica de Irán. Ayer se discutió y decidió sobre ello”, informó el presidente de la Cámara, Mohamad Baqer Qalibaf.

El OIEA logró cerrar un acuerdo interino con una duración de tres meses de verificación del programa nuclear iraní el pasado 21 de febrero. El pacto estipulaba que si en ese plazo Estados Unidos no había levantado las sanciones contra Irán, las citadas imágenes no serían entregadas a la agencia de la ONU.

No está claro qué ocurrirá con este acuerdo temporal de inspecciones, sobre cuya extensión han estado negociando Irán y el OIEA, y se espera un anuncio al respecto por parte del director de la agencia nuclear de la ONU, Rafael Grossi, quien ha convocado una rueda de prensa para esta tarde.

Rafael Grossi, director del OIEA (EFE)
Rafael Grossi, director del OIEA (EFE)

Este arreglo se alcanzó con el objetivo de mitigar el impacto del fin de la aplicación por parte de Irán del llamado Protocolo Adicional, que concedía a los inspectores del OIEA acceso libre a cualquier sitio en Irán, sin aviso previo.

Esa medida para limitar las inspecciones a las instalaciones nucleares de Irán está recogida de hecho en una ley aprobada por el Parlamento iraní en diciembre pasado con el objetivo de presionar a EEUU a eliminar sus sanciones contra el país persa.

No estaba claro cómo afectaría la decisión con respecto a las inspecciones en persona del OIEA. En Irán hay 18 instalaciones nucleares y otros nueve centros cubiertos por las salvaguardas del OIEA.

Qalibaf dijo que el líder supremo de Irán, el ayatollah Ali Khamenei, que tiene la última palabra en todas las cuestiones de estado, respaldaba la decisión.

También el diputado Alí Reza Salimí, pidió en la sesión abierta del Parlamento que se ordene al jefe de la Organización de la Energía Atómica iraní, Alí Akbar Salehí, “eliminar los vídeos e imágenes de las cámaras”.

El pacto interino ha expirado sin que las negociaciones en Viena para salvar el acuerdo nuclear de 2015 hayan logrado un resultado, aunque sí avances sustanciales, pero un recorte mayor de las inspecciones puede dañar estas conversaciones.

No obstante, y en comentarios formulados este domingo, el presidente del país, Hassan Rohani, aseguró que Irán hará todo lo posible por proseguir las conversaciones hasta garantizar un acuerdo con las autoridades norteamericanas. “Estados Unidos ha declarado claramente su voluntad para levantar las sanciones que pesan sobre Irán en virtud del acuerdo nuclear y seguiremos las negociaciones hasta que alcancemos un acuerdo final”, ha hecho saber a través de un comunicado recogido en la web de la Presidencia.

El mandatario no ha hecho mención alguna a la declaración del Parlamento iraní.

Central nuclear de Natanz
Central nuclear de Natanz

El pasado jueves, Rohani aseguró que en las negociaciones se ha acordado la eliminación de las principales sanciones de EEUU contra Irán, incluidas las del sector petrolero y bancario, aunque señaló que quedan por discutir algunos asuntos importantes.

La cuarta ronda de conversaciones en Viena concluyó el pasado miércoles y está previsto que las negociaciones se reanuden la próxima semana, después de que las delegaciones realicen consultas en sus respectivas capitales.

En las negociaciones participan los países que siguen en el pacto -Irán, Alemania, Francia, el Reino Unido, Rusia y China- e incluyen contactos indirectos con EEUU, que abandonó el acuerdo en 2018.

(Con información de EFE, AP y Europa Press)

SEGUIR LEYENDO:

TE PUEDE INTERESAR