India superó los 250.000 muertos por covid-19 en medio de la inquietud por la variante detectada en el país

Al menos 4.205 personas murieron en las últimas 24 horas en el gigante asiático de 1.300 millones de habitantes, con lo que el balance total de muertos se eleva a 254.197, según el ministerio de Salud indio

Trabajadores de la salud llevan el cuerpo de una persona que murió por la enfermedad del coronavirus (COVID-19), dentro de las instalaciones de un hospital en Calcuta, India, el 12 de mayo de 2021. REUTERS / Rupak De Chowdhuri
Trabajadores de la salud llevan el cuerpo de una persona que murió por la enfermedad del coronavirus (COVID-19), dentro de las instalaciones de un hospital en Calcuta, India, el 12 de mayo de 2021. REUTERS / Rupak De Chowdhuri

India superó este miércoles los 250.000 muertos por covid-19, un mortal aumento provocado por una variante local que, según la Organización Mundial de la Salud (OMS), está presente en al menos 44 países de todo el mundo.

Y cuando la carrera por las vacunas se acelera y las campañas de inoculación masivas empiezan a dar sus frutos en Europa y Estados Unidos, la inquietud sobre el inyectable de AstraZeneca se extiende a Canadá y Brasil.

Desde su detección en diciembre de 2019 en China, el coronavirus ha matado a al menos 3,3 millones de personas en el mundo por más de 158 millones de contagios y actualmente golpea con fuerza a India.

Otras 4.205 personas murieron en las últimas 24 horas en el gigante asiático de 1.300 millones de habitantes, con lo que el balance total de muertos se eleva a 254.197, según el ministerio de Salud indio.

Ahmedabad (India) EFE/EPA/DIVYAKANT SOLANKI
Ahmedabad (India) EFE/EPA/DIVYAKANT SOLANKI

Muchos expertos estiman no obstante que los datos son superiores. “Incluso una cifra tres o cuatro veces superior sería una subestimación”, indicó a la AFP Anant Bhan, investigador en políticas de salud y bioética.

En India, país con uno los sistemas de salud peor financiados del mundo, sus abarrotados hospitales son incapaces de tratar a todos los pacientes y los crematorios no pueden hacer frente al volumen de cadáveres.

También se han visto cadáveres flotando en el río sagrado Ganges, lo que aviva la inquietud de que el virus esté causando estragos en el vasto interior rural de India, donde viven dos tercios de la población.

El miércoles, el número de cadáveres de presuntas víctimas del virus a orillas del Ganges en el estado de Bihar (norte) alcanzó los 71, según las autoridades.

Cuerpos tendidos a lo largo del río en el distrito de Ghazipur en el estado de Uttar Pradesh, India, el martes 11 de mayo de 2021. (KK PRODUCTIONS vía AP)
Cuerpos tendidos a lo largo del río en el distrito de Ghazipur en el estado de Uttar Pradesh, India, el martes 11 de mayo de 2021. (KK PRODUCTIONS vía AP)

El estallido del brote se atribuye a concurridos eventos políticos y religiosos en los meses pasados y a una variante del virus, llamada B.1.617, y detectada por primera vez en India en octubre.

Muchos países suspendieron o limitaron sus conexiones con India para impedir la propagación de la variante que, sin embargo, ya se encuentra en al menos 44 países, indicó el martes la OMS.

Fuera de India, el Reino Unido sería el país con más casos de esta variante, que la OMS calificó esta semana de “preocupante”, sumándose así a las otras tres detectadas en Gran Bretaña, Brasil y Sudáfrica.

Pedidos de ayuda

Para contener la pandemia, varios países pidieron vacunas a Estados Unidos, la nación más enlutada del mundo con más de medio millón de muertes y que, desde la llegada al poder de Joe Biden en enero, aceleró la vacunación.

“Prácticamente el 40 por ciento de los líderes mundiales llaman y preguntan si podemos ayudarlos. Lo vamos a intentar”, dijo Biden, cuyo país enfrenta una creciente presión para que comparta su enorme excedente de dosis.

El presidente de Estados Unidos, Joe Biden. REUTERS/Jonathan Ernst/Foto de archivo
El presidente de Estados Unidos, Joe Biden. REUTERS/Jonathan Ernst/Foto de archivo

El presidente estadounidense se comprometió el mes pasado a distribuir 60 millones de dosis de AstraZeneca, y se espera que India sea uno de los principales receptores. Estados Unidos ya prestó algunos millones a México y Canadá.

El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, pidió a la vicepresidenta de Estados Unidos, Kamala Harris, otro préstamo de dosis, indicó el martes el mandatario, para quien la respuesta fue “favorable” y “responsable”.

El Salvador anunció también que proporcionará 34.000 dosis de AstraZeneca a siete alcaldes de Honduras que solicitaron una donación al presidente salvadoreño, Nayib Bukele, que enfrenta nuevos pedidos del país vecino.

Aunque el inmunizante del laboratorio sueco-británico, desarrollado junto la Universidad de Oxford, es el más utilizado en el mundo, siguen apareciendo dudas sobre sus eventuales efectos secundarios.

Dudas sobre AstraZeneca

Brasil suspendió el martes la inmunización de mujeres embarazadas con la vacuna de AstraZeneca tras un “evento adverso grave”, que está siendo investigado por el Ministerio de Salud.

Imagen de archivo. Envases de la vacuna contra el COVID-19 de AstraZeneca se ven en la práctica general de un médico, mientras continúa la propagación de la enfermedad del coronavirus, en Viena, Austria. 30 de abril de 2021. REUTERS / Leonhard Foeger
Imagen de archivo. Envases de la vacuna contra el COVID-19 de AstraZeneca se ven en la práctica general de un médico, mientras continúa la propagación de la enfermedad del coronavirus, en Viena, Austria. 30 de abril de 2021. REUTERS / Leonhard Foeger

Ontario, la provincia más poblada de Canadá, y Eslovaquia también suspendieron el martes la administración de la primera dosis de este inyectable por datos que muestran un mayor riesgo de coagulación sanguínea.

Varios países europeos ya limitaron el uso de este inmunizante a determinados grupos de edad por la aparición rara de coágulos, aunque tanto la OMS como el regulador europeo estiman que los beneficios son mayores que los riesgos.

AstraZeneca enfrenta además un pulso por retrasos en sus entregas en la Unión Europea (UE). La Comisión Europea exige a la justicia belga que obligue a la empresa a entregar 90 millones de dosis pendientes antes de julio.

Pese a la incertidumbre, la vacunación aparece como prioritaria para pasar la página de la pandemia.

La pequeña nación de Nauru, en el océano Pacífico, anunció que se convirtió en el primer país en vacunar a toda su población adulta, unos 8.000 personas, usando AstraZeneca.

(Con información de AFP)

SEGUIR LEYENDO: