Vladimir Putin anunció que se aplicó la segunda dosis de la vacuna contra el coronavirus, sin revelar qué fórmula utilizó

Tres semanas después de la primera inoculación, el mandatario confirmó que completó el proceso para la inmunización. “Sigan mi ejemplo”, expresó

Vladimir Putin (Reuters/Sputnik)
Vladimir Putin (Reuters/Sputnik)

El presidente ruso, Vladimir Putin, declaró este miércoles que ha recibido la segunda dosis de una vacuna contra el coronavirus y dijo que espera que los rusos sigan su ejemplo.

“Quiero informarles de que ahora mismo, antes de entrar en esta sala, también he recibido la segunda vacunación”, dijo en un encuentro televisado. “Supongo que ustedes, cuidando de sí mismos y de sus seres queridos, harán lo mismo y seguirán mi ejemplo”.

Al igual que con la primera dosis, aplicada hace tres semanas, el hecho no fue divulgado en imágenes. En ese entonces, el Kremlin explicó: “Deliberadamente no diremos qué inyección recibirá el presidente, y señalamos que las tres vacunas (fabricadas en Rusia) son absolutamente confiables y efectivas”.

El vocero presidencial dijo que Putin, de 68 años, ya había hecho mucho para promover las vacunas fabricadas en Rusia, la más famosa de las cuales es Sputnik V. Moscú también ha dado aprobación de emergencia a otras dos vacunas domésticas, EpiVacCorona y CoviVac. No obstante, se especuló que la fórmula utilizada fue Sputnik V, a raíz de un tuit de la cuenta oficial del fabricante.

El Centro Gamaleya y las autoridades sanitarias rusas sostienen que la Sputnik V es una vacuna absolutamente segura, sin efectos secundarios adversos y con una eficacia del 91,6%.

(EFE)
(EFE)

A inicios de abril, Putin se comunicó con el presidente argentino Alberto Fernández, luego de que este se contagie del virus semanas después de haber recibido ambas dosis, para conocer su estado de salud y ofrecerle asistencia.

A pesar del éxito de la vacuna Sputnik V, homologada por 56 países, la campaña de vacunación aún está luchando por despegar en Rusia, a causa sobre todo de la desconfianza de buena parte de su población. Hasta inicios de abril, solo cuatro millones habían recibido las dos dosis y otros dos millones la primera, o sea apenas 4% de los 145 millones de rusos.

“Si una persona quiere estar segura, no quiere enfermarse y sufrir los graves efectos tras una dolencia, entonces, claramente, lo mejor es vacunarse”, declaró Putin en una entrevista a fines de marzo, reiterando lo “necesario” de este acto.

De acuerdo a un sondeo publicado a comienzos de marzo por el Centro independiente Levada, prácticamente dos tercios de los rusos creen que el COVID-19 es un “arma biológica” desarrollada por el hombre, y el 62% de los preguntados no está dispuesto a vacunarse.

Muchos líderes mundiales se han vacunado contra el coronavirus, entre ellos el presidente de Estados Unidos, Joe Biden, el papa Francisco y la reina Isabel II. Algunos lo han hecho ante las cámaras para dar un mensaje de confianza en la ciencia para sus conciudadanos.

(Con información de AFP)

SEGUIR LEYENDO: